Di­rec­ción ac­ti­va y a las cua­tro rue­das

Es­tos dis­po­si­ti­vos in­cre­men­tan las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad, tan­to cuan­do se cir­cu­la a al­tas velocidades co­mo en los mo­men­tos de es­ta­cio­nar len­ta­men­te.

Parabrisas - - SUMARIO -

El sis­te­ma Ac­ti­ve Stee­ring de BMW, cam­bia in­ten­cio­na­da­men­te el án­gu­lo de las rue­das en fun­ción del án­gu­lo de gi­ro del vo­lan­te de­ter­mi­na­do por el con­duc­tor. El 4 con­trol de Re­nault ac­túa so­bre las cua­tro rue­das, por ejem­plo en mo­de­los Es­pa­ce. Las cua­tro rue­das di­rec­tri­ces me­jo­ran la es­ta­bi­li­dad y el con­trol del au­to­mó­vil, así co­mo su es­ta­cio­na­mien­to. A di­fe­ren­cia de los pro­yec­tos lle­va­dos a ca­bo por otros fa­bri­can­tes, en los que se in­ves­ti­ga la uti­li­za­ción de un sis­te­ma “steer-by-wi­re” pu­ro (di­rec­ción sin co­lum­na, que fun­cio­na en ba­se a im­pul­sos eléc­tri­cos trans­mi­ti­dos por ca­bles), es de­cir, sin in­ter­ven­ción de com­po­nen­tes me­cá­ni­cos en­tre el vo­lan­te y las rue­das de­lan­te­ras, Ac­ti­ve Stee­ring im­pli­ca la pre­sen­cia de una co­lum­na de di­rec­ción pa­ra es­ta­ble­cer una unión per­ma­nen­te en­tre el vo­lan­te y las rue­das. De es­te mo­do no so­la­men­te se ga­ran­ti­za el buen fun­cio­na­mien­to de la di­rec­ción, in­clu­so si fa­lla o se des­co­nec­ta com­ple­ta­men­te el sis­te­ma de asis­ten­cia, sino que só­lo así es po­si­ble que el con­duc­tor si­ga te­nien­do una sen­sa­ción au­tén­ti­ca al ma­nio­brar. Los sis­te­mas “steerby-wi­re” pu­ros no son ca­pa­ces de si­mu­lar tal sen­sa­ción de mo­do rea­lis­ta por­que lo im­pi­de su pro­pia con­fi­gu­ra­ción. El ele­men­to cen­tral del guia­do de las rue­das es la así lla­ma­da di­rec­ción su­per­pues­ta. Se tra­ta de un en­gra­na­je pla­ne­ta­rio, in­te­gra­do en la co­lum­na de la di­rec­ción di­vi­di­da. Un mo­tor eléc­tri­co in­ter­vie­ne en los mo­vi­mien­tos del en­gra­na­je pla­ne­ta­rio me­dian­te un en­gra­na­je hi­poi­de de au­to blo­queo pa­ra au­men­tar o re­du­cir el án­gu­lo de la di­rec­ción en fun­ción de ca­da si­tua­ción con­cre­ta. Adi­cio­nal­men­te, el sis­te­ma de di­rec­ción asis­ti­da re­gu­la­ble (si­mi­lar al sis­te­ma Ser­vo­tro­nic) se ocu­pa de con­tro­lar el mo­men­to­de­la­fuer­za­que­sea­pli­ca en el vo­lan­te. Es­tos dos com­po- nen­tes uni­dos per­mi­ten adap­tar el án­gu­lo de las rue­das de­lan­te­ras y el mo­men­to de la fuer­za en el vo­lan­te en fun­ción de cual­quier si­tua­ción de con­duc­ción. En con­di­cio­nes de ma­ne­jo nor­ma­les, es de­cir, a velocidades ba­jas o me­dia­nas, el sis­te­ma Ac­ti­ve Stee­ring in­ter­vie­ne mo­di­fi­can­do la re­la­ción de la di­rec­ción, con lo que se pue­de ma­nio­brar más fá­cil­men­te. En si­tua­cio­nes crí­ti­cas, es ca­paz de cam­biar el án­gu­lo de gi­ro de las rue­das de­ter­mi­na­do por el con­duc­tor, con­si­guien­do es­ta­bi­li­zar el au­to más rá­pi­da­men­te que él. De esa ma­ne­ra se ob­tie­nen ven­ta­jas di­ná­mi­cas al con­du­cir.

El sis­te­ma de cua­tro rue­das di­rec­tri­ces “4 con­trol” de Re­nault en ac­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.