HOM­BRES DE AU­TO

Parabrisas - - SUMARIO -

Ed­mund Rum­pler

Es­te in­ge­nie­ro pro­yec­tis­ta y gran es­tu­dio­so na­ció en Vie­na, Aus­tria, el 4 de enero de 1872. Se re­ci­bió en la Uni­ver­si­dad Téc­ni­ca de di­cha ciu­dad en 1895 y dos años des­pués co­la­bo­ró con Hans Led­win­ka en el pri­mer au­to­mó­vil Ta­tra, el Prë­si­dent, con mo­tor Benz y una ca­rro­ce­ría de­ri­va­da de un ca­rrua­je de ca­ba­llos de lu­jo. Pu­do al­can­zar has­ta 30 km/h. En­tre 1903 y 1907 tra­ba­jó co­mo di­rec­tor téc­ni­co de la Adler de Frank­furt, don­de, en 1904, cons­tru­yó un au­to­mó­vil con sus­pen­sio­nes in­de­pen­dien­tes. Lue­go, se de­di­có al pro­yec­to de ae­ro­na­ves y de sus mo­to­res.

Re­tor­nan­do a los au­to­mó­vi­les, en 1920 pro­yec­tó un mo­de­lo cu­ya for­ma ex­te­rior re­cor­da­ba una go­ta de agua en el mo­men­to de caer (Trop­fen­wa­gen, au­to­mó­vil en for­ma de go­ta, ex­hi­bi­do en el Sa­lón de Ber­lín de 1921). Pre­sen­ta­ba una re­sis­ten­cia ae­ro­di­ná­mi­ca re­la­ti­va­men­te re­du­ci­da, con con­se­cuen­cias fa­vo­ra­bles pa­ra el con­su­mo y la ve­lo­ci­dad má­xi­ma. Aún se es­ta­ba le­jos de la lí­nea ae­ro­di­ná­mi­ca ideal, pe­ro a Rum­pler se de­be el mé­ri­to de ha­ber si­do uno de los pri­me­ros en su­ge­rir una for­ma ra­cio­nal y pro­yec­ta­da pa­ra trans­por­tar có­mo­da­men­te a los pa­sa­je­ros. Es­te cu­rio­so mo­de­lo cau­só sen­sa­ción en Ber­lín: al­can­za­ba los 110 km/h y su re­vo­lu­cio­na­rio di­se­ño en­can­di­ló al público. No obs­tan­te, el Trop­fen­wa­gen no re­sul­tó un éxi­to co­mer­cial, y so­lo se cons­tru­ye­ron cien uni­da­des, de las cua­les so­lo dos so­bre­vi­vie­ron.

El cha­sis de es­te mo­de­lo con­sis­tía en una viga de ace­ro en for­ma de U con nu­me­ro­sos re­fuer­zos trans­ver­sa­les. La par­te in­fe­rior es­ta­ba re­cu­bier­ta por una cha­pa pla­na que só­lo de­ja­ba al des­cu­bier­to las rue­das. Lo más sor­pren­den­te de to­do es que te­nía un coe­fi­cien­te Cx de so­lo 0,28, con el que se­ría com­pe­ti­ti­vo in­clu­so hoy en día.

Con re­la­ción a su mo­tor, fa­bri­ca­do por Sie­mens a pe- di­do de Rum­pler, era de con­cep­ción tam­bién muy avan­za­da: era un seis cilindros muy com­pac­to, de­no­mi­na­do mo­tor en W, for­ma­do por tres fi­las de dos cilindros. Po­seía una ci­lin­dra­da de 2.600 cm3 (36 CV) e iba ins­ta­la­do en la par­te tra­se­ra y for­ma­ba un blo­que com­pac­to con la ca­ja de tres velocidades y el di­fe­ren­cial. Las rue­das tra­se­ras eran im­pul­sa­das por se­mi­ejes os­ci­lan­tes.

Es­te in­só­li­to au­to­mó­vil pa­ra la épo­ca, ade­lan­ta­do en sus for­mas y en su téc­ni­ca va­rias dé­ca­das, no sus­ci­tó es­pe­cial in­te­rés. Las pa­ten­tes Rum­pler fue­ron ad­qui­ri­das en 1922 por la Benz, que vol­vió a pro­po­ner la lí­nea de go­ta en al­gu­nos de sus mo­de­los.

Rum­pler era de ori­gen ju­dío, y fue de­te­ni­do cuan­do los na­zis al­can­za­ron el po­der en 1933. Her­mann Gö­ring, miem­bro pro­mi­nen­te de par­ti­do na­zi y as de la avia­ción du­ran­te la pri­me­ra gue­rra mun­dial, ac­tuó en de­fen­sa de Rum­pler al re­co­no­cer sus lo­gros en el mun­do de la avia­ción, jun­to al Mi­nis­te­rio del Ai­re del Reich.

En vez de ser en­via­do a un cam­po de con­cen­tra­ción, Rum­pler fue li­be­ra­do de pre­sión, pe­ro a pe­sar de man­te­ner una pe­que­ña ofi­ci­na téc­ni­ca, su ca­rre­ra aca­bó hun­dién­do­se y fa­lle­ció el 7 de sep­tiem­bre de 1942 en Ber­lín, víc­ti­ma de un ata­que al co­ra­zón. Ac­to se­gui­do la po­li­cía alla­nó su de­par­ta­men­to pa­ra des­truir sus ar­chi­vos.

Ca­be des­ta­car que Rum­pler fun­dó la pri­me­ra fá­bri­ca de avio­nes ale­ma­na. Allí di­se­ñó el avión mi­li­tar Tau­be, el ae­ro­plano más co­mún en los cie­los du­ran­te la pre­gue­rra en Ale­ma­nia y Aus­tria.

El le­ga­do de Rum­pler ha per­du­ra­do en for­ma de mo­to­res y di­se­ños re­vo­lu­cio­na­rios y 23 pa­ten­tes fun­da­men­ta­les.

”En 1920 pro­yec­tó un mo­de­lo cu­ya for­ma ex­te­rior re­cor­da­ba una go­ta de agua en el mo­men­to de caer, el Trop­fen­wa­gen, que fue ex­hi­bi­do en el Sa­lón de Ber­lín de 1921”.

El ori­gi­nal au­to­mó­vil de Rum­pler con for­ma de go­ta de agua, pre­sen­ta­do en el Sa­lón del Au­to­mó­vil de Ber­lín de 1921.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.