Am­plia­rán de­nun­cia con­tra Ga­ra­vano por pre­sio­nes a la Jus­ti­cia

Perfil Cordoba - - Politica - DA­NIE­LA MOZETIC

Ma­rio Ci­ma­de­vi­lla co­men­za­rá ma­ña­na a tran­si­tar sus úl­ti­mos días al fren­te de la Uni­dad Es­pe­cial AMIA, por­que el mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Ger­mán Ga­ra­vano, fir­ma­rá es­ta se­ma­na la “re­so­lu­ción ad­mi­nis­tra­ti­va” que lo de­ja­rá afue­ra de su car­go, con­fir­ma­ron a PER­FIL fuen­tes ofi­cia­les. “A mí no me van a tor­cer el brazo”, fue la fra­se que le di­jo a sus co­la­bo­ra­do­res, quie­nes tam­bién an­ti­ci­pa­ron que el chu­bu­ten­se am­plia­rá sus de­nun­cias por su­pues­tas “pre­sio­nes” del Go­bierno a la Jus­ti­cia. Se­gún di­jo Ci­ma­de­vi­lla a sus cer­ca­nos, la de­ci­sión de Ga­ra­vano es­tu­vo fun­da­da en el “ami­guis­mo” con los fis­ca­les in­vo­lu­cra­dos en el ca­so. De es­ta for­ma, con su desplazamiento, Ga­ra­vano bus­ca­rá re­sol­ver la grie­ta in­ter­na que se ge­ne­ró lue­go de la di­fe­ren­cia de cri­te­rios que man­tu­vo con el ra­di­cal en torno al pe­di­do de con­de­na por su­pues­to en­cu­bri­mien­to de los ex fis­ca­les Ea­mon Mu­llen y Jo­sé Bar­bac­cia, que fue des­es­ti­ma­do por el mi­nis­te­rio.

A tra­vés de un de­cre­to, el pre­si­den­te Mau­ri­cio Ma­cri dis­pu­so un re­cor­te de car­gos po­lí­ti­cos, que in­clu­ye la eli­mi­na­ción de se­cre­ta­rías. Los de­fen­so­res de la con­ti­nui­dad del fun­cio­na­rio alu­den que no es su­fi­cien­te el de­cre­to por­que la Uni­dad Es­pe­cial no es una se­cre­ta­ría, pe­se que su ti­tu­lar os­ten­ta ese ran­go. Pa­ra re­sol­ver ese di­le­ma, Ga­ra­vano fir­ma­rá una “re­so­lu­ción ad­mi­nis­tra­ti­va” que di­si­pa­rá to­das las du­das res­pec­to al ra­di­cal, con quien no se ha­bla des­de oc­tu­bre del año pa­sa­do.

Aho­ra, la Uni­dad AMIA que­da­rá ba­jo la ór­bi­ta de la se­cre­ta­ría de De­re­chos Hu­ma­nos, de­pen­dien­te de la sub­se­cre­ta­ría de Memoria, Ver­dad y Jus­ti­cia que con­du­ce Ma­riano Frid­man. Es­ta mo­vi­da no cuen­ta con el apo­yo de los fa­mi­lia­res de las víc­ti­mas del aten­ta­do a la AMIA que an­ti­ci­pa­ron que rea­li­za­rán una ac­ción con­jun­ta pa­ra ma­ni­fes­tar su re­cha­zo. Par­ti­cu­lar­men­te, cues­tio­nan que el te­ma que­de en ma­nos de Frid­man, vin­cu­la­do a la DAIA.

Ma­ña­na co­men­za­rá el ale­ga­to de la que­re­lla de Memoria Ac­ti­va en el jui­cio por los de­li­tos co­me­ti­dos en la in­ves­ti­ga­ción del aten­ta­do a la AMIA, que se lle­va a ca­bo an­te el Tri­bu­nal Oral Fe­de­ral 2. Allí se­gu­ra­men­te habrá al­gu­na men­ción al ca­so de Ci­ma­de­vi­lla, a quien de­fien­den por con­si­de­rar que “lo echan por lo úni­co bueno que hi­zo, que es opo­ner­se a la ab­so­lu­ción”.

En el mar­co del mis­mo jui­cio, el Tri­bu­nal Fe­de­ral 2 or­de­nó apar­tar en fe­bre­ro a Jo­sé Con­so­le, uno de los abo­ga­dos del Go­bierno por su­pues­ta in­com­pa­ti­bi­li­dad en sus fun­cio­nes ya que tam­bién se desem­pe­ña­ba en el Con­se­jo de la Ma­gis­tra­tu­ra por­te­ño. El fo­co es­tá pues­to aho­ra en su re­em­pla­zan­te Luis Or­tea quien, se­gún ad­vier­ten des­de la Uni­dad AMIA, tam­bién ten­dría una in­com­pa­ti­bi­li­dad si­mi­lar por­que se desem­pe­ña en la Se­dro­nar, co­mo ase­sor le­tra­do en cau­sas pe­na­les y que­re­llas pro­mo­vi­das por el Es­ta­do.

es­ta se­ma­na se fir­ma­ría la re­so­lu­ción pa­ra des­pla­zar a Ci­ma­de­vi­lla

AP

CI­MA­DE­VI­LLA. Se­ña­la al mi­nis­tro Ga­ra­vano por “ami­guis­mo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.