Go­bierno y opo­si­to­res se des­pe­gan de los em­pre­sa­rios que caen pre­sos

Perfil Cordoba - - Politica -

De lá­za­ro al ex due­ño de “lo Jack”, los víncu­los con la po­lí­ti­ca ya no de­ter­mi­nan sus chan­ces de sal­var­se. eje­cu­ti­vos preo­cu­pa­dos.

Em­pre­sa­rios vin­cu­la­dos al kirch­ne­ris­mo, re­yes de La Sa­la­da con agen­da po­lí­ti­ca am­plia, un sin­di­ca­lis­ta de­ve­ni­do due­ño de me­dios y per­so­na­jes in­vo­lu­cra­dos en tur­bias tra­mas adua­ne­ras. Una de esas de­ten­cio­nes de­ri­vó en un mi­ni­es­cán­da­lo den­tro del Go­bierno: la sus­pen­sión del je­fe de la Adua­na, Juan Jo­sé Gó­mez Cen­tu­rión.

La re­cien­te en­car­ce­la­ción del ex pre­si­den­te de la Unión Industrial Ar­gen­ti­na, Juan Car­los Lascurain (pos­te­rior- men­te li­be­ra­do ba­jo fian­za), su­ma una fi­gu­ra de pe­so al club de los em­pre­sa­rios de­te­ni­dos en la era ma­cris­ta.

Si bien Lascurain le dio un apo­yo ex­plí­ci­to al kirch­ne­ris­mo, su tra­yec­to­ria ex­ce­de ese ci­clo, y lo ale­ja de otros dos em­pre­sa­rios de­te­ni­dos en los úl­ti­mos dos años: Lá­za­ro Báez y Cris­tó­bal Ló­pez, fi­gu­ras con un as­cen­so di­rec­ta­men­te li­ga­do a los años K.

Ese per­fil más neu­tro ge­ne­ró cier­ta preo­cu­pa­ción en el es­ta­blish­ment de in­dus­tria­les y eje­cu­ti­vos. Pe­ro la lis­ta de em­pre­sa­rios en­car­ce­la­dos ba­jo ges­tión cam­bie­mis­ta es am­plia y di­ver­sa. Al­gu­nos ca­sos in­clu­so ge­ne­ra­ron ti­ro­neos me­diá­ti­cos en­tre ofi­cia­lis­mo y opo­si­ción, en una ca­rre­ra por des­pe­gar­se del pro­ce­sa­do.

La de­ten­ción de los lla­ma­dos re­yes de La Sa­la­da fue el me­jor ejem­plo de ese efec­to man­cha venenosa. En ju­nio del año pa­sa­do, des­de su man­sión de Lu­ján, Jor­ge Cas­ti­llo se re­sis­tió a los ti­ros con­tra la Po­li­cía Bo­nae­ren­se. Cas­ti­llo y otras 22 per­so­nas es­tán acu­sa­das de in­te­grar una ban­da que ex­tor­sio­na­ba pues­te­ros. Dos me­ses más tar­de le to­có al otro rey, En­ri­que “Qui­que” An­te­que­ra, quien arras­tra tan­to una afi­ni­dad con el pe­ro­nis­mo co­mo una can­di­da­tu­ra en 2009 por el es­pa­cio de Eli­sa Ca­rrió.

Pe­ro el de­te­ni­do que más com­pli­có la calma ofi­cia­lis­ta fue el ex due­ño de Lo Jack, Ol­de­mar Car­los “Cu­qui” Ba­rrei­ro La­bor­da, suer­te de in­for­man­te os­cu­ro de Gó­mez Cen­tu­rión en la Adua­na. La di­fu­sión de unas es­cu­chas com­pro­me­tie­ron al ma­cris­ta, al pun­to de vol­ver­lo el pri­mer fun­cio­na­rio sus­pen­di­do (lue­go re­in­cor­po­ra­do) por sos­pe­chas de co­rrup­ción.

En enero pa­sa­do fue el turno de Ma­riano Mar­tí­nez Ro­jas, fu­gaz due­ño del dia­rio Tiem­po Ar­gen­tino, tras la ven­ta por par­te de Ser­gio Sz­pols­ki y Ma­tías Gar­fun­kel. Si bien lo apre­só el FBI en Mia­mi, te­nía dos ór­de­nes de cap­tu­ra en la Jus­ti­cia ar­gen­ti­na. Se­gún esa in­ves­ti­ga­ción, Mar­tí­nez Ro­jas in­te­gra­ba un gru­po orien­ta­do al la­va­do y el con­tra­ban­do. Por esa mis­ma tra­ma an­tes ha­bía caí­do Sung Ku Hwang, alias Mr. Ko­rea. La cau­sa man­tie­ne un pró­fu­go ilus­tre: Clau­dio “El Mono” Min­ni­ce­lli, cu­ña­do del ex mi­nis­tro de Pla­ni­fi­ca­ción, Ju­lio De Vi­do.

Sin­di­ca­lis­ta y em­pre­sa­rio ex­cén­tri­co, a Mar­ce­lo Bal­ce­do el lla­ma­do de la Jus­ti­cia le lle­gó en Uru­guy. Se tra­ta del se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Sin­di­ca­to de Obre­ros y Em­plea­dos de Mi­no­ri­dad y Edu­ca­ción (Soe­me) y due­ño del dia­rio Hoy, de La Pla­ta. Es­tá pre­so por pre­sun­to des­vío de fon­dos y la­va­do.

BAEZ. Irá a jui­cio por el di­ne­ro de la obra pú­bli­ca en la era K.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.