“LAS GAM­BAS ERAMOS FEMINISTAS SIN SA­BER­LO”

Perfil Cordoba - - Teatro / Danza / Critica - A.M.

—¿Por qué creés que, pe­se a te­ner una tra­yec­to­ria muy am­plia, se te si­gue re­cor­dan­do por tu par­ti­ci­pa­ción en las Gam­bas al Aji­llo?

—Es muy ex­tra­ño. En el mo­men­to de ha­cer­lo, uno no es­tá pen­san­do en eso. El Pa­ra­kul­tu­ral y las Gam­bas se ins­cri­ben den­tro del con­tex­to de don­de sa­lie­ron: la vuel­ta a la de­mo­cra­cia des­pués de los años de plo­mo. Eramos unas mu­je­res muy ra­ras, feministas sin sa­ber que lo éra­mos. Pe­leán­do­le al mun­do nues­tro de­re­cho, ha­cía­mos un nu­me­ri­to que tam­bién era de unas feministas re­cal­ci­tran­tes y ri­dí­cu­las. Yo me con­si­de­ro re-con­tra fe­mi­nis­ta y voy a la mar­cha a fa­vor del abor­to le­gal. Des­pués es des­pués. La co­sa em­pie­za a ser una mer­can­cía, [pe­se a lo cual] se­gui­ré dan­do las ba­ta­llas jun­to a las mu­je­res, tra­ves­tis, trans, mi­no­rías opri­mi­das. El ca­pi­ta­lis­mo es­tá ar­ma­do so­bre un hom­bre que sa­le a tra­ba­jar y una mu­jer que, pa­ra sos­te­ner ese sis­te­ma de pro­duc­ción, tra­ba­ja gra­tis en la ca­sa. Me in­tere­sa pe­lear con­tra eso.

—¿Sen­tís al­gu­na con­ti­nui­dad en­tre aque­lla Ale­jan­dra y la de hoy?

—Si­go sien­do aque­lla per­so­na, te­nien­do un mis­mo mo­tor. Me en­can­ta tra­ba­jar con mu­je­res y ha­cer­lo de una ma­ne­ra muy ho­ri­zon­tal. [Pe­ro] he he­cho mu­chas co­sas di­fe­ren­tes; sien­to que pue­do que­dar atra­pa­da en un lu­gar, pe­ro siem­pre ten­go una ne­ce­si­dad de ex­pe­ri­men­tar otras co­sas… Pue­do es­tar en un tea­tro co­mer­cial o en un tra­ba­jo ex­pe­ri­men­tal, to­do en el mis­mo día. Le pe­leo a esas je­rar­quías, co­mo a la de que el dra­ma tie­ne más je­rar­quía que el humor. Ten­go de­bi­li­dad por lo que no es­tá tan pres­ti­gia­do. Hay una ho­nes­ti­dad muy gran­de en los es­pa­cios que no tie­nen oro­pe­les.

—Ade­más de Ta­ras­co­nes, ¿qué otros pro­yec­tos pró­xi­mos te­nés?

—Na­da, na­da, na­da. La te­le, no sé. Es­tá el cam­bio del pa­ra­dig­ma. An­tes exis­tía en un ca­nal, ha­bía tres fic­cio­nes dia­rias. Eso no exis­te. An­tes se fil­ma­ban cien pe­lí­cu­las y aho­ra se van a fil­mar 12, por año. No creo que ten­ga­mos go­ber­nan­tes in­tere­sa­dos par­ti­cu­lar­men­te en la cul­tu­ra, pa­re­ce que no hay nin­gún ti­po de po­lí­ti­ca pú­bli­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.