Gus­ta­vo Tre­bucq con­ti­núa re­cla­man­do su li­be­ra­ción

Perfil Cordoba - - Judiciales - M.E.R.

En los pró­xi­mos días se ven­ce la pró­rro­ga de la pri­sión pre­ven­ti­va del em­pre­sa­rio. Pi­den in­ter­ven­ción del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia de Cór­do­ba.

El vier­nes pa­sa­do alle­ga­dos al em­pre­sa­rio Gus­ta­vo Os­car Tre­bucq, impu­tado por usur­pa­ción, fal­se­dad ideo­ló­gi­ca y es­ta­fa por la jus­ti­cia pro­vin­cial, pre­sen­ta­ron una no­ta al Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia y De­re­chos Hu­ma­nos en­ca­be­za­do por Luis An­gu­lo. La mi­si­va lle­va la fir­ma de Cin­tia Mó­na­co, di­rec­to­ra de la Coor­di­na­do­ra Ar­gen­ti­na por los De­re­chos Hu­ma­nos (CADH) y Emiliano Mon­ti­ni, res­pon­sa­ble del de­par­ta­men­to de De­re­cho Pe­nal del or­ga­nis­mo.

Allí ex­pre­san su preo­cu­pa­ción por el ex­ten­so pla­zo en que Tre­bucq se en­cuen­tra de­te­ni­do, lo que “po­dría aca­rrear no so­lo una afec­ta­ción a las ga­ran­tías cons­ti­tu­cio­na­les de las cua­les go­za to­do ciu­da­dano sino, ade­más, res­pon­sa­bi­li­dad in­ter­na­cio­nal por par­te de nues­tro país”. En es­te sen­ti­do, la mi­si­va ha­ce re­fe­ren­cia a la pre­sen­ta­ción que efec­tuó Car­los Buo­na­cu­ci­na, ami­go de Tre­bucq, en la se­de de Was­hing­ton de la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos (CIDH) don­de so­li­ci­tó una me­di­da cau­te­lar pa­ra que ce­se la de­ten­ción.

To­dos es­tos mo­vi­mien­tos se pro­du­cen a días de que ven­za la pró­rro­ga por seis me­ses de la pri­sión pre­ven­ti­va dic­ta­da por el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Cór­do­ba a fi­nes del año pa­sa­do, cuan­do se ha­bían cum­pli­do ya dos años des­de que fue de­te­ni­do, con in­ter­va­los ya que el em­pre­sa­rio re­cu­pe­ró la li­ber­tad en dos oca­sio­nes por de­ci­sión del ex­juez de Con­trol, Es­te­ban Díaz.

Las ex­ten­sio­nes más allá de los dos años son ex­tra­or­di­na­rias y pa­ra ser apro­ba­das re­quie­ren fun­da­men­tos fue­ra de las con­di­cio­nes co­mu­nes. De he­cho, cuan­do el TSJ a fi­nes de 2017 la con­ce­dió, alu­dió a la com­ple­ji­dad de la cau­sa por el nú­me­ro de su­ce­sos in­ves­ti­ga­dos, el ti­po de de­li­tos, la can­ti­dad de per­so­nas impu­tadas, la ca­li­dad de los mis­mos y la “nu­me­ro­sa ac­ti­vi­dad re­cur­si­va”. Es­te úl­ti­mo pun­to ad­vier­te que la de­mo­ra en lle­gar al jui­cio se de­be a las pre­sen­ta­cio­nes de las de­fen­sas, y no son atri­bui­bles a mora de la fis­ca­lía.

En efec­to, la cau­sa ha si­do ele­va­da a jui­cio ha­ce un año y me­dio. Por opo­si­ción de las de­fen­sas fue al Juz­ga­do de Con­trol que que­dó va­can­te. Allí es­tu­vo ocho me­ses has­ta que que­dó va­can­te y pa­só a otro tri­bu­nal que en un mes y me­dio la con­fir­mó. En di­ciem­bre úl­ti­mo la Cá­ma­ra de Acu­sa­ción tam­bién sen­ten­ció que la cau­sa es­ta­ba ce­rra­da pa­ra ser juz­ga­da Por un re­cur­so ex­tra­or­di­na­rio, aho­ra se es­pe­ra la de­ci­sión del TSJ.

En­tre los impu­tados, ade­más de Tre­bucq -es el úni­co de­te­ni­do- hay 15 per­so­nas (abo­ga­dos, es­cri­ba­nos, em­pre­sa­rios y un em­plea­do de la Di­rec­ción de Ca­tas­tro).

La cau­sa tra­ta de te­rre­nos ubi­ca­dos en la vera del Río Su­quía, a la al­tu­ra del puen­te 24 de Sep­tiem­bre, ex­pro­pia­dos por la Pro­vin­cia en la dé­ca­da del 60 pe­ro que lue­go fue­ron ob­je­to de va­rias transac­cio­nes in­mo­bi­lia­rias por las cua­les se tras­la­da­ron los do­mi­nios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.