La co­mu­ni­ca­ción ofi­cial se adap­ta: ape­la al rea­lis­mo y de­ja el op­ti­mis­mo pa­ra 2019

Perfil Cordoba - - POLITICA -

In­ter­pre­tan que, co­mo las ex­pec­ta­ti­vas es­tán tan ba­jas, ya no hay lu­gar pa­ra el tra­di­cio­nal “Sí, se pue­de”. Creen que la sa­li­da de la cri­sis per­mi­ti­rá que­dar for­ta­le­ci­dos pa­ra la elec­ción.

Pro­duc­to de la nue­va si­tua­ción po­lí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y so­cial, el Go­bierno de­ci­dió guar­dar en un ca­jón has­ta 2019 el dis­cur­so op­ti­mis­ta y ape­lar a uno más rea­lis­ta que es­con­de un ob­je­ti­vo co­mu­ni­ca­cio­nal: que un 2019 con ma­gros re­sul­ta­dos eco­nó­mi­cos pue­da pre­sen­tar­se co­mo un lo­gro en la com­pa­ra­ción e in­clu­so se le pue­da in­cor­po­rar una piz­ca de épi­ca por la si­tua­ción su­pe­ra­da.

Es ló­gi­co que las cri­sis hay que afron­tar­las con po­lí­ti­cas pú­bli­cas de con­ten­ción, que ten­gan un im­pac­to en la eco­no­mía real, pe­ro tam­bién es cla­ve abor­dar­las des­de la co­mu­ni­ca­ción gu­ber­na­men­tal. Y en ese do­ble jue­go es­tá en­mar­ca­do el Go­bierno aho­ra que la co­rri­da cam­bia­ria pa­re­ce ha­ber que­da­do atrás y lo que se vie­ne es el im­pac­to en la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca.

Se­gún pu­do re­cons­truir PER­FIL, hay una va­ria­ble cla­ve que obli­ga al Go­bierno a cam­biar de es­tra­te­gia: las ex­pec­ta­ti­vas. La vi­sión del fu­tu­ro que se es­pe­ra es­tá en el pun­to más ba­jo de la ges­tión, con un presente que se mues­tra mu­cho más di­fi­cul­to­so. “Hoy que­dás des­en­gan­cha­do con el dis­cur­so del ‘Sí, se pue­de’”, es el ra­zo­na­mien­to de los ce­re­bros de­trás de la co­mu­ni­ca­ción. En las úl­ti­mas se­ma­nas, en­cues­ta­do­res cer­ca­nos al Go­bierno co­men­za­ban a aler­tar con la ne­ce­si­dad de cam­biar el relato, por­que los prin­ci­pa­les pi­la­res que sos­tie­nen el dis­cur­so de Cam­bie­mos es­tán en pro­ble­mas y en el cor­to pla­zo no se ven po­si­bi­li­da­des de es­tar me­jor. De “lo peor ya pa­só” a “lo peor es­tá pa­san­do”

Es­tra­te­gia. ¿Hay una so­bre­ac­tua­ción de la cri­sis por par­te del Go­bierno? Los fun­cio­na­rios lo nie­gan y re­pi­ten que se es­tá asu­mien­do la gra­ve­dad de la si­tua­ción. En los úl­ti­mos días las prin­ci­pa­les fi­gu­ras sa­lie­ron a ha­blar abier­ta­men­te de la cri­sis.

El pro­pio Mau­ri­cio Ma­cri, en la con­fe­ren­cia de pren­sa de la se­ma­na an­te­rior en Oli­vos dio el pun­ta­pié ini­cial y ha­bló de la “tor­men­ta”. Na­da de se­guir mi­ni­mi­zan­do y ha­blar de “tur­bu­len­cia”, co­mo se ha­cía has­ta po­cos días an­tes.

Es­ta se­ma­na, tan­to Dan­te Si­ca co­mo Jor­ge Tria­ca fue­ron con­tun­den­tes al ana­li­zar da­tos de sus car­te­ras. El ti­tu­lar de Pro­duc­ción, an­te em­pre­sa­rios py­mes, di­jo que “es­ta­mos en­tran­do en el peor tri­mes­tre del año” y va­ti­ci­nó que se va a dar “una fuer­te des­ace­le­ra­ción”. En Tra­ba­jo, en tan­to, pre­sen­ta­ron un in­for­me so­bre el mer­ca­do la­bo­ral en el que se con­clu­yó que “se ob­ser­va una im­por­tan­te dis­mi­nu­ción con re­la­ción al mes pa­sa­do (en las ex­pec­ta­ti­vas ne­tas de crea­ción de em­pleo)”.

Un fun­cio­na­rio con des­pa­cho en Ca­sa Ro­sa­da ha­ce su in­ter­pre­ta­ción. “Sí, es mo­men­to de ser rea­lis­tas. Yo es­toy con­ven­ci­do de que 2019 nos va a en­con­trar cre­cien­do de nue­vo, pe­ro na­die nos pi­de las me­tas de ‘lo peor ya pa­só’”, sos­tie­ne en re­fe­ren­cia a una mu­le­ti­lla que ya des­gas­tó el Go­bierno. Y agre­ga: “No nos sir­ve ir re­ga­lan­do op­ti­mis­mo por ahí”.

Otro fun­cio­na­rio re­co­no­ce que “des­de lo elec­to­ral pue­de ser­vir” la es­tra­te­gia de so­bre­ac­tuar la cri­sis. “Pe­ro es ries­go­so por­que tam­bién te­ne­mos que ne­go­ciar con gen­te que si ve que es­tás en una cri­sis ter­mi­nal des­pués no te aprue­ba na­da”, se­ña­ló. De to­das for­mas, de­jó so­bre la me­sa dos con­cep­tos que dan sus­ten­to a la es­tra­te­gia de cier­to “rea­lis­mo sub­es­ti­ma­dor”.

Pri­me­ro, “la com­pa­ra­ción en 2019 va a ser me­jor”, re­co­no­ce. Los nú­me­ros de ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de ma­yo, por ejem­plo, mos­tra­ron una con­trac­ción del 5,8%, ex­pli­ca­do so­bre to­do en el de­rrum­be del agro por la se­quía (y el res­to de la eco­no­mía que no ayu­dó a com­pen­sar). En ma­yo de 2019, en tan­to, con­fían en que los nú­me­ros pue­den ser opues­tos. Lo mis­mo pa­sa­ría con va­ria­bles co­mo em­pleo y sa­la­rio (es­te año los nú­me­ros van a ser ne­ga­ti­vos), in­fla­ción (ya re­co­no­cen que di­fí­cil­men­te es­té por de­ba­jo de 30%) y po­bre­za (los pró­xi­mos nú­me­ros van a mos­trar un au­men­to).

Y se­gun­do, con­si­de­ra que sa­lir bien pa­ra­dos de la cri­sis pue­de ayu­dar a mon­tar la ima­gen de Ma­cri co­mo un buen pi­lo­to de tor­men­ta.

En esa mis­ma ló­gi­ca coin­ci­de uno de los hom­bres que ana­li­za cons­tan­te­men­te las en­cues­tas. “Po­dés lo­grar que la gen­te di­ga que al fi­nal no fue pa­ra tan­to y que la pu­die­ron re­sol­ver bien”, sin­te­ti­za con la ló­gi­ca de dar­le cier­ta “épi­ca” a la sa­li­da de la cri­sis. Al­guno lle­gó a iro­ni­zar con la ne­ce­si­dad de pe­dir “san­gre, su­dor y lá­gri­mas”, pe­ro que al fi­nal no se ne­ce­si­ten tan­tas.

¿Pue­de fa­llar? Na­die vio ve­nir la co­rri­da cam­bia­ria, por lo que si al­go apren­die­ron en el Go­bierno a dar to­dos los pro­nós­ti­cos por cier­to. Y en ese sen­ti­do, la es­tra­te­gia de re­mar­car tan­to la si­tua­ción de cri­sis tam­bién fun­cio­na pa­ra el es­ce­na­rio ne­ga­ti­vo: “Si se po­ne muy mal, tam­bién se pue­de de­cir ‘te avi­sé’”. “Pe­ro no es lo que es­pe­ran en la Ro­sa­da”, acla­ra el hom­bre de las en­cues­tas.

Op­ti­mis­mo. Otro de los que sa­lió a de­jar en cla­ro la cri­sis fue el je­fe de Ga­bi­ne­te, Mar­cos Pe­ña. Di­jo que los pró­xi­mos me­ses van a ser más “re­ce­si­vos”, “un po­co más tor­men­to­sos y

“Va­mos a cre­cer en 2019, pe­ro no nos sir­ve de na­da ir re­ga­lan­do op­ti­mis­mo”, di­cen “Po­de­mos lo­grar que la gen­te di­ga que al fi­nal no fue pa­ra tan­to y que la pu­die­ron re­sol­ver”.

fríos”. Se en­tien­de que hoy el horno no es­tá pa­ra dis­cur­sos es­pe­ran­za­do­res: “Es­tá cla­ro que la ma­yor di­fi­cul­tad es la ad­mi­nis­tra­ción de la ex­pec­ta­ti­va. Uno de los erro­res que más mi­ra­mos es ha­ber ge­ne­ra­do la per­cep­ción de que el ca­mino iba a ser más fá­cil y sub­es­ti­mar las com­ple­ji­da­des”, des­cri­bió el fun­cio­na­rio que mar­ca los tiem­pos de las es­tra­te­gias co­mu­ni­ca­cio­na­les.

¿Pe­ro per­dió el op­ti­mis­mo el Go­bierno? Pa­ra na­da. To­dos los fun­cio­na­rios re­pi­ten co­mo un man­tra que los pró­xi­mos dos tri­mes­tres van a ser ne­ga­ti­vos, pe­ro que pa­ra 2019 la si­tua­ción se va a nor­ma­li­zar.

La ló­gi­ca que im­pe­ra es que po­ner én­fa­sis en el “ba­jón eco­nó­mi­co” es po­si­ble por­que es­pe­ran que la si­tua­ción se reaco­mo­de. Es­ta pos­tu­ra di­fie­re así con la pos­tu­ra to­ma­da en 2016, don­de ca­da nú­me­ro ne­ga­ti­vo que mos­tra­ban las es­ta­dís­ti­cas se bus­ca­ba mi­ni­mi­zar­lo y se ape­la­ba cons­tan­te­men­te al “se­gun­do se­mes­tre”.

“El 2016 fue mu­cho peor”, re­co­no­ce uno de los hom­bres que pla­nea la co­mu­ni­ca­ción. El men­sa­je, sin em­bar­go, mues­tra otra co­sa.

Lo que no cam­bió es la idea ma­cris­ta de mos­trar­se cer­ca de la gen­te. “El Go­bierno ne­ce­si­ta de­jar más cer­ca a sus vo­tan­tes”, ana­li­za uno de los

en­cues­ta­do­res que tra­ba­ja pa­ra el Go­bierno mien­tras re­ci­ta las di­fi­cul­ta­des que re­fle­jan los nú­me­ros.

“Te­ne­mos que te­ner mu­cha cer­ca­nía des­de lo dis­cur­si­vo”, ex­pre­san des­de la Ca­sa Ro­sa­da. ¿A quién le es­tá ha­blan­do el Go­bierno? “Al de­sen­can­ta­do, al que es­tá en el me­dio”, ex­pli­ca otro fun­cio­na­rio. A eso apun­tó la con­fe­ren­cia de pren­sa de Ma­cri (que ade­más de re­co­no­cer la cri­sis tu­vo el ob­je­ti­vo de trans­mi­tir cal­ma y evi­tar com­pa­ra­cio­nes con otros even­tos del pa­sa­do) y su en­tre­vis­ta por Ins­ta­gram.

Tam­bién por eso vol­vie­ron los tim­breos. Y el se­cre­ta­rio de Vo­lun­ta­ria­do del PRO, Fe­de­ri­co Mo­ra­les, de­jó en cla­ro el ob­je­ti­vo en re­des so­cia­les: “Re­cuer­den que la co­ne­xión con la gen­te es emo­cio­nal. Va­mos a pa­sar de la crí­ti­ca al en­ten­di­mien­to en po­co tiem­po. No bus­ca­mos te­ner ra­zón, bus­ca­mos es­cu­char y acom­pa­ñar”.

PREN­SA CAM­BIE­MOS

MAG­DA­LE­NA. Has­ta ahí via­jó la go­ber­na­do­ra Ma­ría Eu­ge­nia Vidal pa­ra par­ti­ci­par del tim­breo.

GA­BRIEL ZIBLAT

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.