Oja­lá que sí. Oja­lá que #EleNão

Perfil Cordoba - - Ideas - SIL­VIA RA­MI­REZ GELBES*

error de la dic­ta­du­ra fue tor­tu­rar y no ma­tar”. Fra­ses ho­mo­fó­bi­cas: “A los ho­mo­se­xua­les no se los quie­re, se los aguan­ta”. Y fra­ses ma­chis­tas, co­mo la fra­se abe­rran­te que ini­cia es­ta co­lum­na.

Si se ob­ser­va con de­te­ni­mien­to, to­das es­tas fra­ses in­clu­yen una ne­ga­ción y po­drían ser ca­ta­lo­ga­das den­tro de al­gu­na de las tres cla­ses que pro­pu­se más arri­ba. Es más, tam­bién de­be­rán ser con­si­de­ra­das ne­ga­ti­vas aque­llas fra­ses que con­tie­nen una ne­ga­ción lé­xi­ca, co­mo es­ta otra del mis­mo can­di­da­to, “Se­ría in­ca­paz de amar a un hi­jo ho­mo­se­xual”, en la que “in­ca­paz” es, a to­das vis­tas, una for­ma de la ne­ga­ción.

Con to­do, la sor­pre­sa ma­yor que de­pa­ra la no­ve­dad de es­te ti­po de dis­cur­so “per­sua­si­vo” es la res­pues­ta que ha re­ci­bi­do de par­te de par­te de la po­bla­ción. El úl­ti­mo sá­ba­do de sep­tiem­bre, ape­nas ocho días an­tes de la ce­le­bra­ción de los co­mi­cios ge­ne­ra­les, se lle­va­ron a ca­bo di­ver­sas mo­vi­li­za­cio­nes en Bra­sil que, en lu­gar de de­fen­der a un es­pa­cio po­lí­ti­co de­ter­mi­na­do, de­fen­die­ron la opo­si­ción a un can­di­da­to.

El le­ma “#EleNão” (que sig­ni­fi­ca “él no”) fue enar­bo­la­do en dis­tin­tos pun­tos del país pa­ra con­tra­rres­tar el mo­vi­mien­to que pu­die­ra lle­var a Jair Bol­so­na­ro –de él se tra­ta– a la Pre­si­den­cia. Y pues­to que de­trás de es­ta ex­pre­sión re­sue­nan en sor­di­na otros dis­cur­sos que sí pos­tu­lan y sí eli­gen a Bol­so­na­ro, es cla­ro que de­be cla­si­fi­cár­se­la co­mo una ne­ga­ción que se opo­ne a un dis­cur­so afir­ma­ti­vo.

Más aún: la or­to­do­xia psi­coa­na­lí­ti­ca –es­to es, Sig­mund Freud– pos­tu­la que la ne­ga­ción es una for­ma ini­cial de acep­ta­ción de lo que es­tá re­pri­mi­do, una es­pe­cie de re­co­no­ci­mien­to de eso que no se quie­re ad­mi­tir, pe­ro es­tá ahí. “#EleNão” ha­bla de eso que me­jor que no.

En es­te cos­ta­do del mun­do que sa­be de dic­ta­du­ras y de tiem­pos os­cu­ros, con to­dos los de­fec­tos que les co­no­ce­mos a nues­tras de­mo­cra­cias, se­ría pre­fe­ri­ble que se es­cu­cha­ra a los to­le­ran­tes. Pe­ro el de­ve­nir de la his­to­ria es siem­pre in­cier­to.

Oja­lá que Bra­sil se acuer­de de su pro­pio pa­sa­do. Oja­lá que se de­can­te por lo po­si­ti­vo. Oja­lá que sí. Oja­lá que #EleNão.

LU­LA MAR­QUES FO­TOS PU­BLI­CAS

BRA­SIL. La mul­ti­tud re­pu­dia el dis­cur­so ne­ga­ti­vo de Bol­so­na­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.