El es­pe­jo de Bol­so­na­ro

Perfil Cordoba - - Turismo - JOR­GE FON­TE­VEC­CHIA

ha­bía ma­ni­fes­ta­do en gra­do am­plia­do con la mez­co­lan­za eso­té­ri­ca del um­ban­dis­mo.

Con­tras­tes que igual­men­te se dan en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción don­de, ade­más de los pro­gra­mas men­cio­na­dos, hay es­pa­cio pa­ra la ri­gu­ro­si­dad más cal­vi­nis­ta. El ar­gen­tino que asis­ta al Jor­nal Na­cio­nal de TV Glo­bo (el Te­le­no­che de Bra­sil) y a su ca­nal de no­ti­cias, Glo­bo News (el TN de Bra­sil), per­ci­bi­rá un as­ce­tis­mo es­par­tano digno de la BCC o de la Deuts­che We­lle,

el ser­vi­cio in­ter­na­cio­nal de ra­dio­di­fu­sión de Ale­ma­nia, que en la Ar­gen­ti­na se­ría im­po­si­ble.

Pa­ra­le­la­men­te, la ame­na­za de de­jar sin pu­bli­ci­dad ofi­cial al dia­rio Fol­ha de São Pau­lo qui­zá se pa­rez­ca más al ca­so de New York Ti­mes con Trump que al de los Kirch­ner con PER­FIL o des­pués con Cla­rín por­que el dia­rio bra­si­le­ño in­for­mó que sus sus­crip­cio­nes cre­cie­ron ver­ti­gi­no­sa­men­te a par­tir de que Bol­so­na­ro lo ame­na­za­ra (ver https://you­tu.be/ PfIDw3j­mQ­jQ).

En el con­ti­nen­te que es Bra­sil ha­bi­tan va­rios paí­ses y las tra­duc­cio­nes ab­so­lu­tas son siem­pre par­cia­les. Es cier­to, por ejem­plo, que Bol­so­na­ro tie­ne si­mi­li­tu­des con Trump y que el ma­pa elec­to­ral de Bra­sil tam­bién es­tá di­vi­di­do cla­ra­men­te en dos zo­nas, co­mo el de Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro a Trump lo vo­tó la ma­yo­ría de cla­se me­dia ba­ja y ba­ja de su país mien­tras que en Bra­sil fue lo in­ver­so, por­que esa cla­se so­cial vo­tó ma­yo­ri­ta­ria­men­te por el PT y con­tra Bol­so­na­ro.

La es­te­la del triun­fo de Bol­so­na­ro hi­zo que en la Ar­gen­ti­na per­so­nas pú­bli­cas que an­tes di­si­mu­la­ban ser de de­re­cha aho­ra lo hi­cie­ran pú­bli­co sin te­mor y quie­nes eran me­nos pu­do­ro­sos y siem­pre ex­hi­bie­ron po­si­cio­nes más du­ras aho­ra las hu­bie­ran ex­tre­ma­do cre­yen­do que vie­ne una ola de de­re­cha que ha­rá emer­ger un Bol­so­na­ro ar­gen­tino, al­go que es po­co pro­ba­ble en el con­tex­to de nues­tro país.

Bra­sil siem­pre fue un país más des­pla­za­do a la de­re­cha que Ar­gen­ti­na. Así co­mo siem­pre tu­vo eclec­ti­cis­mo re­li­gio­so, tam­bién siem­pre tu­vo sec­to­res reac­cio­na­rios co­mo el Es­cua­drón de la Muer­te, ci­vi­les que sa­lían a ca­zar de­lin­cuen­tes por mano pro­pia. Se cum­plie­ron 25 años de la ma­tan­za de la Can­de­la­ria, don­de ase­si­na­ron, mien­tras dor­mían en la es­ca­li­na­tas de la Ca­te­dral de Río de Ja­nei­ro, a los va­ga­bun­dos del cen­tro de la ciu­dad, la ma­yo­ría menores, un ac­to in­tra­du­ci­ble en la Ar­gen­ti­na.

Otra par­te de las con­fu­sio­nes al ver­nos re­fle­ja­dos

MAR­CHA ATRAS. Uno fre­nó con los vi­si­tan­tes en el clá­si­co. El otro, con desafiar a la Con­me­bol.

TV: pro­gra­ma don­de Bol­so­na­ro au­men­tó su fa­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.