Aho­ra que es el Fa­cha Sand­le­ris

Perfil Cordoba - - Economia -

Es­te vier­nes a la ma­ña­na, el ex pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, Fe­de­ri­co Stur­ze­neg­ger, ha­cía la co­la en mi­gra­cio­nes en el Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de Ezei­za pa­ra in­gre­sar al país lue­go de un via­je. Na­die lo re­co­no­cía. Ha­bía te­ni­do su pi­co de po­pu­la­ri­dad (?) o éxi­to en la ges­tión en­tre la se­gun­da mi­tad del 2016 y el pri­mer tra­mo del 2017, cuan­do la in­fla­ción ba­jó fuer­te des­pués de la pri­me­ra de­va­lua­ción y era el pa­dre de los cré­di­tos UVA en ple­na ex­pan­sión. Eran los días don­de al­ter­na­ba Da­vos con Ba­si­lea y ha­bla­ba en fo­ros de có­mo las Le­bacs eran gi­la­da por­que tam­bién subía el ac­ti­vo, y de có­mo la in­fla­ción nú­cleo iba a ba­jar.

Ha­ce diez días, en la pri­me­ra semifinal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res en­tre Ri­ver y Gremio en el Mo­nu­men­tal, en uno de los pal­cos, tam­bién pa­só des­aper­ci­bi­do Luis Capu­to, que fue eyec­ta­do del BCRA en pu­ja con el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal a me­dia­dos de sep­tiem­bre, ape­nas tres me­ses des­pués de asu­mir. Atrás ha­bía que­da­do su ju­lio de pax, con el dó­lar cal­mo, el “mi­rá có­mo vuel­ven los dó­la­res” cuan­do el fon­do Tem­ple­ton pu­so gui­ta en las Le­tes, su plan pa­ra des­ar­mar Le­bacs y to­do un cli­ma que has­ta le ha­bi­li­tó un des­can­so en las pla­yas de Ipa­ne­ma. To­do an­tes de la es­pi­ra­li­za­ción de la co­rri­da y el fa­lli­do men­sa­je del Pre­si­den­te so­bre el “va­mos, pe­ro no va­mos” al FMI, y la pe­lea con los bu­ró­cra­tas de Was­hing­ton pa­ra ver si in­ter­ve­nía o no cuan­do el dó­lar co­que­tea­ba con los $ 40.

Con cin­co se­ma­nas en su car­go, Gui­do Sand­le­ris, el hoy pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, es­tá atra­ve­san­do “su” mo­men­to de mi­cro­éxi­to. El pe­so tu­vo su ma­yor apre­cia­ción des­de la sa­li­da de la con­ver­ti­bi­li­dad y en las redes so­cia­les otros eco­no­mis­tas has­ta lo lla­man “el Fa­cha”.

En la Ar­gen­ti­na no hay com­por­ta­mien­to más vi­ril o sexy, pa­re­ce, que ha­cer ba­jar el dó­lar. Te con­vier­te en rubio, al­to, muscu­loso y de ojos ce­les­tes, y si en­ci­ma se com­bi­na con el pri­mer in­ten­to de ba­jar cin­co pun­tos las ta­sas de in­te­rés, sos Mes­si. En las me­sas de di­ne­ro que apos­ta­ban a un dó­lar es­ca­lan­do rá­pi­da­men­te a $ 44 en el de­but de las ta­sas, ya pan­que­quea­ron: don­de veían so­lo aca­de­mia inex­per­ta, aho­ra ven la au­da­cia y la ca­lle. Re­sul­ta­dis­mo y carry tra­de.

Apren­dien­do la lec­ción de los éxi­tos efí­me­ros de sus an­te­ce­so­res, hay que de­cir que la ma­yor vir­tud de es­ta ges­tión es que nin­guno de los que to­man las de­ci­sio­nes pa­re­cie­ra creér­se­la: “¿Y si no pe­ga­mos una?”, le han es­cu­cha­do de­cir al nú­me­ro dos de Sand­le­ris, Gus­ta­vo Ca­ño­ne­ro, que en man­gas de ca­mi­sa se mues­tra co­mo el due­ño del men­sa­je es­lo-que-hay del en­te mo­ne­ta­rio. Sin em­bar­go, mien­tras se pre­pa­ran pa­ra sa­lir a com­prar dó­la­res y mos­trar que tie­nen la co­rri­da aba­jo de la sue­la, un gru­po de ana­lis­tas y bro­kers ago­re­ros ne­ce­sa­rios enumera los ries­gos de es­te plan:

Ca­da se­ma­na que se ex­tien­den las sú­per­ta­sas, cru­je más la ca­de­na de pa­gos.

El éxi­to del freno del dó­lar es in­ver­sa­men­te pro­por­cio­nal a la pro­fun­di­dad del fre­na­zo de la ac­ti­vi­dad, al­go que el FMI ad­vir­tió al ci­tar otros pla­nes si­mi­la­res con caí­das de has­ta el 21% del PBI.

Hay un ries­go cre­cien­te con la fla­man­te bo­la de Le­liqs, las le­tras de li­qui­dez que jue­gan co­mo le­tras de cor­to pla­zo pa­ra el mer­ca­do cam­bia­rio.

La re­no­va­da bi­ci­cle­ta fi­nan­cie­ra que sos­tie­ne la in­ver­sión de fon­dos ex­ter­nos en pe­sos se es­tá acei­tan­do a tra­vés del sis­te­ma ban­ca­rio. Y hay quie­nes di­cen “con los bancos no”, por­que creen que si hay una es­tam­pi­da de fon­dos en el me­diano pla­zo, una sa­li­da de de­pó­si­tos en pe­sos no po­dría ser des­car­ta­da.

Na­die sa­be có­mo va a im­pac­tar el es­ce­na­rio elec­to­ral en los ac­ti­vos fi­nan­cie­ros, el dó­lar o los de­pó­si­tos, y los que creen saberlo, ha­cen pro­yec­cio­nes ex­tra­ñas. En el acuer­do con el FMI al­gu­nos leen que el or­ga­nis­mo hi­zo los cálcu­los su­po­nien­do que el año que vie­ne so­lo se ven­de­rán dó­la­res pa­ra ate­so­ra­mien­to, por US$ 9 mil mi­llo­nes, me­nos de la mi­tad del pri­mer se­mes­tre de es­te año.

FOTOS: CEDOC PER­FIL

Stur­ze­neg­ger en Ezei­za, Capu­to en la pla­ya. Sand­le­ris, en “au­ge”.

MO­MEN­TOS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.