En Cór­do­ba cre­ce el víncu­lo en­tre la di­ri­gen­cia po­lí­ti­ca y los evan­gé­li­cos

Perfil Cordoba - - Politica - GA­BRIEL SIL­VA

Des­de el PRO al PJ, pa­san­do por el ra­di­ca­lis­mo y el Ve­ci­na­lis­mo, to­dos tie­nen con­tac­tos se­ma­na­les. Abor­to y edu­ca­ción se­xual in­te­gral (ESI) son los prin­ci­pa­les ejes del de­ba­te.

Es abril del 2009 y en su pri­mer man­da­to co­mo go­ber­na­dor, Juan Schia­ret­ti le otor­ga a la Igle­sia Evan­gé­li­ca un sub­si­dio por 50 mil pe­sos en una mul­ti­tu­di­na­ria ce­re­mo­nia de “Ci­ta con la Vi­da” en el Or­feo. La pre­sen­cia es de las pocas que la co­mu­ni­dad per­mi­te: úni­ca­men­te son in­vi­ta­dos, por fue­ra de la igle­sia, la pri­me­ra au­to­ri­dad de ca­da Eje­cu­ti­vo, ya sea mu­ni­ci­pal o pro­vin­cial. No más.

Ca­si 10 años más tar­de, la in­ser­ción de la Igle­sia evan­gé­li­ca cre­ció mien­tras que el ca­to­li­cis­mo fue per­dien­do fie­les al pun­to que en La­ti­noa­mé­ri­ca hay más evan­gé­li­cos que ca­tó­li­cos.

Con­tex­to en el que Ar­gen­ti­na, y Cór­do­ba, no son aje­nos. En la pro­vin­cia hay 350 igle­sias evan­gé­li­cas nu­clea­das en el Con­se­jo Pas­to­ral y des­de allí na­cen los víncu­los con la cla­se po­lí­ti­ca y prác­ti­ca­men­te no hay dis­tin­ción de fuer­za. Sal­vo la iz­quier­da, en Cór­do­ba to­dos los par­ti­dos tie­nen di­ri­gen­tes que se re­la­cio­nan con es­ta co­mu­ni­dad.

Des­de el PRO al pe­ro­nis­mo, pa­san­do por el ra­di­ca­lis­mo y el ve­ci­na­lis­mo man­tie­nen con­tac­tos se­ma­na­les que se pro­du­cen en ca­da re­co­rri­da por los ba­rrios. Ahí, don­de di­cen, la Igle­sia evan­gé­li­ca ga­nó un te­rreno que an­tes ocu­pa­ba el Es­ta­do, y más atrás en el tiem­po, los cu- ras ca­tó­li­cos.

En los ba­rrios don­de el nar­co­trá­fi­co hi­zo ba­se exis­te una es­pe­cie de có­di­go no es­cri­to: “sol­da­di­to” que los evan­gé­li­cos re­cu­pe­ran, “sol­da­di­to” que es con­si­de­ra­do ba­ja por el nar­co y de­sis­ten de re­in­cor­po­rar­lo al de­li­to. Si­tua­ción que gra­fi­ca la con­vi­ven­cia te­rri­to­rial.

En­tre la mi­li­tan­cia y la re­li­gión.

To­dos los po­lí­ti­cos que ha­blan asi­dua­men­te con los pas­to­res y sus fie­les re­cha­zan que la ex­pan­sión o el víncu­lo ten­ga que ver con un “efec­to Bol­so­na­ro”. Aun­que sí coin­ci­den que los re­cien­tes de­ba­tes co­mo el que se pro­du­jo en el Con­gre­so por el abor­to o la ley de edu­ca­ción se­xual in­te­gra­da (ESI) mar­ca­ron po­si­cio­nes que los re­li­gio­sos ob­ser­van.

Con una so­cie­dad que es “más con­ser­va­do­ra que Sal­ta pe­ro me­nos que San­ta Fe y Ro­sa­rio”, co­mo gra­fi­có una fuen­te, en Cór­do­ba los evan­gé­li­cos se mo­vi­li­za­ron con­tra el abor­to y la ESI, don­de ade­más se di­fun­dió un au­dio del pastor Carlos Be­lart ba­jo la con­sig­na “Con mis hi­jos no te me­tas” que du­ró unos días en la vía pú­bli­ca.

El año pa­sa­do en la Uni­ca­me­ral se san­cio­nó el Día de las Igle­sias Evan­gé­li­cas, pro­yec­to que im­pul­só la le­gis­la­do­ra ma­cris­ta Soher El Su­ka­ría. “Mu­cho de lo que soy se lo de­bo a los pas­to­res, cu­ras, ra­bi­nos e ima­nes de Ar­gen­ti­na y La­ti­noa­mé­ri­ca que se reunían con mi pa­dre en ca­sa”, le di­ce a PER­FIL COR­DO­BA y agre­ga: “Mi tra­ba­jo en el mun­do evan­gé­li­co no co­men­zó con la po­lí­ti­ca, sino an­tes”.

En el pe­ro­nis­mo, por su par­te, una de las fo­tos más re­cien­tes fue la que se re­gis­tró el año pa­sa­do po­co an­tes de las Le­gis­la­ti­vas de oc­tu­bre cuan­do Martín Llar­yo­ra, el ca­be­za de lis­ta de Unión por Cór­do­ba, asis­tió a una mul­ti­tu­di­na­ria ce­re­mo­nia de la igle­sia Vi­sión de Fu­tu­ro y se fo­to­gra­fió con el pastor Omar Ca­bre­ra Jr, que en la web de su con­gre­ga­ción se de­fi­ne co­mo “sem­bra­dor y guerrero, maes­tro y evan­ge­lis­ta, pio­ne­ro de un nue­vo rum­bo del evan­ge­lis­mo”. Mis­ma pá­gi­na que tie­ne una pes­ta­ña que di­ce “do­ne hoy” y don­de se ofre­cen to­dos los me­dios de pa­go.

Llar­yo­ra fue uno de los dipu­tados cor­do­be­ses que vo­tó en con­tra del abor­to en ju­nio pa­sa­do cuan­do se dis­cu­tió el pro­yec­to en la Cá­ma­ra ba­ja del Con­gre­so. Den­tro del PJ, otro de los di­ri­gen­tes que tie­ne re­la­ción con los evan­ge­lis­tas es Miguel Si­ci­liano, pre­can­di­da­to a in­ten­den­te y Se­cre­ta­rio de Asun­tos Ins­ti­tu­cio­na­les de la Pro­vin­cia.

Des­de su en­torno afir­man que es una bue­na re­la­ción por te­ner den­tro de su ór­bi­ta la Di­rec­ción de Cul­to y que ha­bi­tual­men­te lo que se ha­ce es fa­ci­li­tar al­gu­nas co­sas. “Cuan­do pi­den un equi­po de so­ni­do se con­si­gue, pe­ro no de­ri­va­mos fon­dos”, se­ña­lan.

En el ra­di­ca­lis­mo, el in­ten­den­te Ra­món Mes­tre asis­tió en no­viem­bre pa­sa­do a una ce­re­mo­nia del pastor Nor­ber­to Ruf­fa, otro de los evan­gé­li­cos miem­bros del Co­mi­paz .

Por úl­ti­mo, es­ta se­ma­na pa­só por Cór­do­ba y se reunió en Carlos Paz con pas­to­res evan­gé­li­cos el dipu­tado Al­fre­do Ol­me­do.

En una en­cues­ta re­cien­te en pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, el sal­te­ño de dis­cur­so con­ser­va­dor es­tá cuar­to de­trás de CFK, Mau­ri­cio Ma­cri y Ser­gio Mas­sa. Ol­me­do tie­ne co­mo in­ter­me­dia­rio con Jair Bol­so­na­ro a un pastor evan­gé­li­co e in­sis­te en re­pe­tir que tie­ne mu­chas co­sas en co­mún con el pre­si­den­te elec­to de Bra­sil.

UN VINCU­LO SA­GRA­DO. Llar­yo­ra el año pa­sa­do con el pastor Omar Ca­bre­ra Jr. en un mul­ti­tu­di­na­rio ac­to. Soher El Su­ka­ría con la Igle­sia Evan­gé­li­ca

FO­TOS CEDOC PER­FIL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.