Un diá­lo­go a ca­ra de pe­rro con el po­bre 2019

Perfil Cordoba - - Politica - HU­GO ASCH*

ne­ne. El plan FMI cal­cu­la una fu­ga de ca­pi­ta­les to­tal de 8 mil para tus 12 me­ses, pe­ro hoy, cuan­do to­da­vía ni lle­gas­te, se fu­gan mil por se­ma­na.

—To­do no pue­de ser tan ma­lo. Al­guien tie­ne que con­fiar…

—Difícil, con un ries­go país de ca­si 850. Los bo­nos tie­nen pre­cio de país en re­ma­te, y to­dos se los quie­ren sa­car de en­ci­ma. Los due­ños del ca­pi­tal, los ex ami­gos de Cham­pions Ka­put y es­te, di­ga­mos, go­bierno, no creen que Ar­gen­ti­na pue­da za­far del de­fault. In­clu­so an­tes que te va­yas vos...

—¡Pe­ro yo ven­go con un mon­tón de gui­ta del FMI, Asch! ¡Le­rú, le­rú…!

—Esos bi­lle­tes no van a co­no­cer las ve­re­di­tas de Bue­nos Ai­res, Pi­pi. Es so­lo para pa­gar los in­tere­ses de la deu­da. Y co­mo no al­can­za, es­tos mu­cha­chos to­ma­ron “pres­ta­dos” 86 mil mi­llo­nes del Fon­do de Sus­ten­ta­ción de la An­ses. Les me­tie­ron la mano en el mo­ne­de­ro de los vie­ji­tos, to­tal la es­tán pa­san­do bom­ba ellos. ¿No es dul­ce?

—¿No te­nés a na­die para vi­si­tar y brin­dar, viejo? Da­le, an­dá, an­dá...

—No, soy so­li­to yo. Si­go: es­te año los sa­la­rios per­die­ron 17% y las ju­bi­la­cio­nes un 20%. El Go­bierno quie­re pa­ri­ta­rias por un 23% cuan­do los pro­nós­ti­cos de in­fla­ción más op­ti­mis­tas ro­zan el 30%. Lin­do, ¿no?

—No hay ca­so, vos me te­nés bron­ca, ma­cho…

—Es­te año hu­bo cua­tro tsu­na­mis del mer­ca­do cam­bia­rio que le cos­ta­ron al Ban­co Cen­tral unos 40 mil mi­llo­nes de dó­la­res de re­ser­vas. Lo más pro­ba­ble es que cuan­do lle­gues vos, con to­da la in­cer­ti­dum­bre de un go­bierno que hi­zo to­do mal y una opo­si­ción que to­da­vía no se unió, vuel­va la pre­sión cam­bia­ria. Aun­que es­ta vez, el Cen­tral tie­ne or­den del FMI de no in­ter­ve­nir. Si hay co­rri­das, se­rán li­bres co­mo el te­ma de Nino Bra­vo. Con una in­fla­ción dis­pa­ra­da, sa­la­rios de­pri­mi­dos y una si­tua­ción so­cial ca­da vez más ten­sa. Un lu­jo de in­fierno.

-¿Y en­ton­ces que ha­go? ¿No ven­go?

—Te­nés que ve­nir igual, bo­lu­do. Sos un año. Ha­brá que aguan­tar­te (no se có­mo) has­ta di­ciem­bre y ahí ver quién ga­na. Ten­go que apren­der a re­zar… Eso sí: el que gane se va a lle­var la he­ren­cia más pe­sa­da de la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad. Una deu­da en di­vi­sas de 150 mil mi­llo­nes que no se usa­ron para na­da pro­duc­ti­vo, ex­cep­to fu­ga, fu­ga, fu­ga y bi­ci­cle­ta.

—¿Vas a ce­le­brar mi lle­ga­da el 31 a la no­che, Asch?

—¡Qué! So­lo con una pis­to­la en la ca­be­za.

—Ves có­mo sos... Pu­ta ma­dre, soy so­lo un año. Má sí: ¡yo tam­po­co lo vo­té!

CEDOC PER­FIL

YA LLE­GA. Las co­sas no pin­tan bien para el año que se nos vie­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.