Una re­for­ma que no ayu­da a me­jo­rar la com­pe­ti­ti­vi­dad

Perfil Cordoba - - Economia Y Negocios - MAR­CE­LO CAPELLO (*)

Ar­gen­ti­na ne­ce­si­ta ex­por­tar pa­ra ge­ne­rar di­vi­sas en for­ma ge­nui­na y pa­ra am­pliar sus mer­ca­dos, y con ello la es­ca­la y la pro­duc­ti­vi­dad de la eco­no­mía.

Un mo­de­lo ex­por­ta­dor es la úni­ca po­si­bi­li­dad pa­ra que la eco­no­mía del país crez­ca en for­ma sos­te­ni­da y do­ble­gue a la po­bre­za, a lar­go pla­zo.

Pe­ro pa­ra ex­por­tar hay que ser, en­tre otras co­sas, com­pe­ti­ti­vos.

Y en­tre los ma­yo­res pro­ble­mas de com­pe­ti­ti­vi­dad de la eco­no­mía ar­gen­ti­na, siem­pre apa­re­ce el te­ma de los cos­tos la­bo­ra­les.

Por ese mo­ti­vo, ba­jar el pe­so de las con­tri­bu­cio­nes pa­tro­na­les es una po­lí­ti­ca que va en la di­rec­ción co­rrec­ta pa­ra me­jo­rar la com­pe­ti­ti­vi­dad de la eco­no­mía.

En es­te sen­ti­do, pue­de de­cir­se que eva­luar los efec­tos de la re­for­ma en con­tri­bu­cio­nes pa­tro­na­les que se pro­du­ci­rá pro­gre­si­va­men­te en­tre 2018 y 2022 im­pli­ca ana­li­zar el efec­to ne­to de tres cam­bios cru­za­dos: la in­tro­duc­ción de un mí­ni­mo no im­po­ni­ble (MNI) exen­to del pa­go de con­tri­bu­cio­nes pa­tro­na­les, la con­ver­gen­cia en­tre los dos ti­pos de alí­cuo­tas mar­gi­na­les exis­ten­tes y la ex­tin­ción de la po­si­bi­li­dad de compu­tar una por­ción del pa­go de con­tri­bu­cio­nes pa­tro­na­les a cuen­ta de IVA, es­que­ma que brin­da­ba ma­yo­res be­ne­fi­cios pa­ra pro­vin­cias ale­ja­das de Caba y con ma­yo­res Ne­ce­si­da­des Bá­si­cas In­sas­ti­fe­chas (NBI).

Tam­bién in­flu­ye el sa­la­rio pro­me­dio de ca­da pro­vin­cia, da­do que el MNI es un mon­to fi­jo, be­ne­fi­cian­do así en ma­yor me­di­da a ju­ris­dic­cio­nes con me­no­res sa­la­rios.

Al con­si­de­rar el efec­to ne­to y pa­ra 2022, pa­ra los sa­la­rios me­dios de ca­da ju­ris­dic­ción, las em­pre­sas lo­ca­li­za­das en Caba y Gran Bue­nos Ai­res se­rán las más be­ne­fi­cia­das con la re­for­ma.

El be­ne­fi­cio se­rá ma­yor en­tre las em­pre­sas gran­des del sec­tor ser­vi­cios, mien­tras que las Py­MEs se­rán per­ju­di­ca­das o me­nos be­ne­fi­cia­das.

Al­go pa­re­ci­do pue­de de­cir­se del sec­tor in­dus­trial.

Ha­cia 2022, las em­pre­sas si­tua­das en pro­vin­cias más ale­ja­das de Caba y/o con ma­yo­res ni­ve­les de NBI, en­fren­ta­rán un in­cre­men­to en la car­ga tri­bu­ta­ria la­bo­ral.

Ade­más, ten­drán un au­men­to de car­ga im­po­si­ti­va las em­pre­sas de me­nor en­ver­ga­du­ra (Py­MEs) en la ma­yo­ría de las ju­ris­dic­cio­nes pro­vin­cia­les.

Por caso, pa­ra in­dus­tria, en 2022 las em­pre­sas de so­lo cua­tro pro­vin­cias pa­ga­rán me­nos con­tri­bu­cio­nes pa­tro­na­les (La Pam­pa, Men­do­za, Bue­nos Ai­res y Caba), con ma­yo­res be­ne­fi­cios pa­ra las dos úl­ti­mas (pa­ga­rán apro­xi­ma­da­men­te tres pun­tos por­cen­tua­les me­nos de con­tri­bu­cio­nes).

En cambio, en pro­vin­cias co­mo For­mo­sa o Ju­juy se pa­ga­rán cer­ca de seis pun­tos por­cen­tua­les (pp) adi­cio­na­les a la si­tua­ción que exis­tía en 2017. En Tie­rra del Fue­go, ocho pp adi­cio­na­les.

So­lo en el sec­tor ser­vi­cios y pa­ra gran­des em­pre­sas, ha­brá una ma­yo­ría de ju­ris­dic­cio­nes be­ne­fi­cia­das en 2022, con be­ne­fi­cios ne­tos de al­go más de seis pp en Caba y BA.

Una re­for­ma ne­ce­sa­ria, sí, pe­ro que de­be­ría ha­ber evi­ta­do los efec­tos ne­ga­ti­vos so­bre al­gu­nas eco­no­mías re­gio­na­les y las em­pre­sas de me­nor fac­tu­ra­ción.

No ayu­da­rá, en gran me­di­da, a me­jo­rar la com­pe­ti­ti­vi­dad de la eco­no­mía ar­gen­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.