Schia­ret­ti se mues­tra con Llar­yo­ra en la ciu­dad y sube la apues­ta en el PJ Fe­de­ral

Perfil Cordoba - - Politica - DIE­GO CANIGLIA

El man­da­ta­rio co­men­zó las re­co­rri­das con el ac­tual dipu­tado. Con­cen­tra­do en la aper­tu­ra de las se­sio­nes le­gis­la­ti­vas, acen­tua­rá su par­ti­ci­pa­ción en el ar­ma­do de Al­ter­na­ti­va Fe­de­ral.

Le­jos del rui­do que se es­cu­cha des­de el la­do de Cam­bie­mos, en Unión por Cór­do­ba la ho­ja de ru­ta has­ta las elec­cio­nes del 12 de ma­yo ya es­tá dia­gra­ma­da. En ese con­tex­to, el go­ber­na­dor Juan Schia­ret­ti ya de­fi­nió con su me­sa chi­ca los pa­sos a se­guir.

Esa es­tra­te­gia in­clu­ye co­man­dar el ope­ra­ti­vo “elec­cio­nes pro­vin­cia­les” y pro­fun­di­zar su par­ti­ci­pa­ción en Al­ter­na­ti­va Fe­de­ral, el es­pa­cio que pre­ten­de con­so­li­dar­se co­mo una op­ción a Mau­ri­cio Ma­cri y a Cris­ti­na Fer­nán­dez, si es que fi­nal­men­te la ex­pre­si­den­ta se pre­sen­ta en las elec­cio­nes pre­vis­tas pa­ra oc­tu­bre.

Por lo pron­to, en los pró­xi­mos días, el man­da­ta­rio se to­ma­rá unos días de des­can­so, aun­que a di­fe­ren­cia del año pa­sa­do, ya es­ta­rá de re­gre­so Os­car Gon­zá­lez, pre­si­den­te pro­vi­so­rio de la Uni­ca­me­ral.

Co­mo se re­cor­da­rá, en 2018 an­te la au­sen­cia de Schia­ret­ti y de Gon­zá­lez du­ran­te 24 ho­ras que­dó a car­go de la Pro­vin­cia Se­bas­tián Ló­pez Pe­ña, in­te­gran­te del Tribunal Su­pe­rior de Jus­ti­cia (TSJ), lo que des­per­tó crí­ti­cas en la opo­si­ción y tu­vo una fuer­te re­per­cu­sión en los me­dios.

A su re­gre­so, Schia­ret­ti se cen­tra­rá en el dis­cur­so que brin­da­rá el 1 de fe­bre­ro con mo­ti­vo de la aper­tu­ra de se­sio­nes or­di­na­rias en la Le­gis­la­tu­ra.

Des­de el en­torno del man­da­ta­rio ya hi­cie­ron sa­ber que es­ta­rá cen­tra­do en un re­pa­so de la ges­tión y con mi­ras a la cam­pa­ña, don­de in­clui­rá pla­nes so­cia­les, po­lí­ti­ca de se­gu­ri­dad y obra pú­bli­ca, po­nien­do es­pe­cial én­fa­sis en el cie­rre de la ave­ni­da Cir­cun­va­la­ción y los ga­so­duc­tos tron­ca­les.

Si bien la es­tra­te­gia ya es­ta­ba de­fi­ni­da, ter­mi­nó de con­so­li­dar­se en los úl­ti­mos días lue­go de que se co­no­cie­ran di­ver­sas en­cues­tas en las que se des­ta­ca la ima­gen co­mo ges­tor del go­ber­na­dor y las re­fe­ren­cias po­si­ti­vas que re­ci­be a par­tir de las obras que lle­va ade­lan­te el go­bierno de la Pro­vin­cia.

El vi­ce y ope­ra­ti­vo Llar­yo­ra. La se­gun­da eta­pa del plan se­rá co­mu­ni­car quién se­rá el can­di­da­to a vi­ce­go­ber­na­dor. Aun­que son va­rios los nom­bres que dan vuel­tas, la fi­gu­ra del in­ten­den­te de Al­ta Gra­cia, Fa­cun­do To­rres co­bra fuer­za en la consideración de Schia­ret­ti.

¿Por qué po­dría in­cli­nar­se la ba­lan­za ha­cia To­rres? La ju­ven­tud es uno de los as­pec­tos que se ana­li­za­ron en la me­sa chi­ca del go­ber­na­dor, es un hom­bre del in­te­rior y de los in­ten­den­tes sub-50 con que cuen­ta el pe­ro­nis­mo, es el úni­co que no pue­de as­pi­rar a la re­elec­ción por­que va por su se­gun­do man­da­to.

“Pro­ba­ble­men­te en la pri­me­ra quin­ce­na de fe­bre­ro ya es­té to­do de­fi­ni­do y co­mu­ni­ca­do”, di­cen cer­ca de Schia­ret­ti, aun­que re­co­no­cen que no hay apu­ro. ¿Por qué? Si bien la de­ci­sión se­rá ex­clu­si­va del go­ber­na­dor (y de su me­sa chi­ca), es po­si­ble que la opinión de Llar­yo­ra sea es­cu­cha­da.

Jus­ta­men­te, la de­fi­ni­ción del can­di­da­to pa­ra dispu­tar la elec­ción a in­ten­den­te en la Ca­pi­tal es el otro ítem que lo man­ten­drá ocu­pa­do du­ran­te fe­bre­ro. Con to­das las fi­chas pues­tas en Mar­tín Llar­yo­ra, so­lo res­ta que el san­fran­sis­que­ño de el sí de­fi­ni­ti­vo y se anun­cie su nom­bre.

La no­ve­dad es que des­pués de rea­li­zar va­rias apa­ri­cio­nes en el in­te­rior, Schia­ret­ti co­men­zó a mos­trar­se con Llar­yo­ra en la ciu­dad.

Una de las pri­me­ras apa­ri­cio­nes con­jun­tas se pro­du­jo ayer, cuan­do am­bos en­tre­ga­ron la po­se­sión de te­rre­nos en 108 fa­mi­lias en ba­rrio Fra­guei­ro.

¿Dón­de es­tá la du­da? Las fuen­tes con­sul­ta­das en el PJ ase­gu­ran que a es­ta al­tu­ra es di­fí­cil que se pro­duz­ca al­gún cam­bio y se ba­san en que la de­ci­sión de Ra­món Mes­tre de pe­gar las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les a las pro­vin­cia­les ade­lan­tó los tiem­pos “y prác­ti­ca­men­te lo obli­ga a Mar­tín a ju­gar por la in­ten­den­cia”.

A eso hay que su­mar el pe­di­do que los pro­pios in­ten­den­tes sub-50 le hi­cie­ron a Llar­yo­ra: “Te­nés que ju­gar”, le plan­tea­ron en un asa­do ha­ce po­co más de un mes. Aho­ra, el ob­je­ti­vo es bus­car el com­pa­ñe­ro de fór­mu­la.

FO­TOS CEDOC PER­FIL

DE RE­CO­RRI­DA. Schia­ret­ti en­ca­be­zó un ac­to en ba­rrio Ma­riano Fra­guei­ro jun­to a Mar­tín Llar­yo­ra, “es­tra­te­gia que se pro­fun­di­za­rá”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.