Li­bros que de­be leer un jo­ven po­lí­ti­co

Perfil Cordoba - - Ideas -

La re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca pro­vo­ca una bre­cha que cre­ce a pa­sos agi­gan­ta­dos en­tre paí­ses que pro­gre­san ace­le­ra­da­men­te y otros que se es­tan­can, de­pen­dien­do de la edu­ca­ción de su po­bla­ción y de la ca­pa­ci­dad de sus eli­tes pa­ra desafiar los nue­vos tiem­pos. Es in­dis­pen­sa­ble for­mar di­ri­gen­tes con la men­te abier­ta, ca­pa­ces de es­tu­diar y su­pe­rar su­pers­ti­cio­nes del pa­sa­do. No es un te­ma de edad. Ber­trand Rus­sell es­cri­bió una de las in­ter­pre­ta­cio­nes más jó­ve­nes so­bre el fes­ti­val de Woods­tock cuan­do te­nía más de 90 años. A una edad se­me­jan­te, Zyg­munt Bau­man con­mo­vió al mun­do aca­dé­mi­co con sus tex­tos so­bre la so­cie­dad lí­qui­da, y Stép­ha­ne Hes­sel ins­pi­ró la ola de re­vuel­tas ju­ve­ni­les cuan­do pu­bli­có

Fue­ron jó­ve­nes con bas­tan­tes años. En con­tras­te, en en­tre­vis­tas rea­li­za­das por Eduar­do Fein­mann he­mos vis­to a es­tu­dian­tes con cuer­pos jó­ve­nes que alo­ja­ban ideas tan apo­li­lla­das co­mo las de los peores reac­cio­na­rios del con­ti­nen­te. Vi­vi­mos un mo­men­to de cam­bio ra­di­cal y si que­re­mos ha­cer po­lí­ti­ca pa­ra ser­vir a la gen­te ne­ce­si­ta­mos leer.

Ray­mond Kurz­weil es un au­tor in­dis­pen­sa­ble. In­ven­tor, mú­si­co, em­pre­sa­rio, es­cri­tor, cien­tí­fi­co es­pe­cia­li­za­do en cien­cias de la compu­tación e in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, es di­rec­tor de In­ge­nie­ría de Goo­gle des­de 2012. En 2009 anun­ció la crea­ción de la Uni­ver­si­dad de la Sin­gu­la­ri­dad en co­la­bo­ra­ción con Goo­gle y la NASA, pa­ra for­mar lí­de­res que com­pren­dan el de­sa­rro­llo de las tec­no­lo­gías pa­ra usar­las con el fin de en­fren­tar los gran­des pro­ble­mas de la hu­ma­ni­dad.

Se­gún Kurz­weil, las compu­tado­ras pro­gre­san a una ve­lo­ci­dad ex­po­nen­cial y trans­for­man nues­tros co­no­ci­mien­tos en to­das las áreas, in­clui­das las que no tie­nen re­la­ción con la compu­tación, co­mo la na­no­tec­no­lo­gía, la bio­tec­no­lo­gía, la cien­cia de los ma­te­ria­les y las cien­cias que es­tu­dian el com­por­ta­mien­to hu­mano. Has­ta 2050 se in­cre­men­ta­rán la ex­pec­ta­ti­va de vi­da y su ca­li­dad, los pro­ce­sos de en­ve­je­ci­mien­to se ha­rán pri­me­ro más len­tos, lue­go se de­ten­drán y fi­nal­men­te se re­ver­ti­rán. En po­co tiem­po se lo­gra­rá la in­mor­ta­li­dad. Ha­brá má­qui­nas ca­da vez más po­ten­tes, nu­me­ro­sas y ba­ra­tas. Ha­cia 2029 lle­ga­re­mos a la sin­gu­la­ri­dad: los or­de­na­do­res pa­sa­rán el test de Tu­ring de­mos­tran­do te­ner una ca­pa­ci­dad men­tal igual a la de un ser hu­mano. La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial se­rá más po­de­ro­sa que la nues­tra y nos con­ver­ti­re­mos pro­gre­si­va­men­te en cy­borgs usan­do má­qui­nas pa­ra ex­pan­dir nues­tras ca­pa­ci­da­des. No es cien­cia fic­ción. La épo­ca de la sin­gu­la­ri­dad es­tá en­tre no­so­tros. Mu­chos ya no po­de­mos mo­ver­nos sin nues­tro ce­lu­lar, nues­tra compu­tado­ra, ni ma­ne­jar el co­che sin el goo­gle maps.

Co­no­cí a Kurz­weil en la ca­sa de Mau­ri­cio Ma­cri ha­ce diez años. La reunión, a la que asis­tió Es­te­ban Bullrich, fue apa­sio­nan­te, se plan­tea­ron ideas pa­ra que los ni­ños de las es­cue­las pú­bli­cas en­fren­ten la sin­gu­la­ri­dad. Nos que­dó la in­quie­tud de es­tu­diar el te­ma, apo­yé a Ig­na­cio Pe­ña en la or­ga­ni­za­ción de se­mi­na­rios de Sin­gu­la­rity Uni­ver­sity.

Kurz­weil ha es­cri­to va­rios li­bros, el in­dis­pen­sa­ble se­ría

edi­ta­do en cas­te­llano por Lo­la Books de Ale­ma­nia. Pue­den tam­bién con­sul­tar­se al­gu­nos links.

ly/hom­bre-tras­cen­den­te.

http://bit.

(Ray Kurz­weil): http://bit.ly/sin­gu­la­ri­dad­pro­xi­ma.

(Ray Kurz­weil): http://bit.ly/20año­sex­pec­ta­ti­va-vi­da.

Tho­mas Fried­man es otro au­tor que nos orien­ta en el mun­do en el que que­re­mos ha­cer po­lí­ti­ca.

Pe­rio­dis­ta del ha ga­na­do tres ve­ces el premio Pu­lit­zer. Pa­ra en­ten­der me­jor el mun­do glo­ba­li­za­do es im­por­tan­te via­jar, y Fried­man tie­ne la ven­ta­ja de ha­ber es­tu­dia­do en El Cai­ro, Ox­ford, Bos­ton y Bei­rut. Tras una es­ta­día en Ban­ga­lo­re pu­bli­có un li­bro vi­tal pa­ra com­pren­der las con­se­cuen­cias de la glo­ba­li­za­ción. En con­ver­sa­cio­nes con va­rios pre­si­den­tes y can­di­da­tos pre­si­den­cia­les de la re­gión du­ran­te es­te año, pu­de sa­ber que ca­si nu­guno ma­ne­ja­ba es­ta bi­blio­gra­fía y ni si­quie­ra sa­bía que exis­tía Ban­ga­lo­re, el Si­li­con Va­lley de la In­dia, que al­ber­ga a un buen nú­me­ro de las es­cue­las y cen­tros de in­ves­ti­ga­ción más pres­ti­gio­sos del país.

En es­ta ciu­dad se han ins­ta­la­do mu­chas em­pre­sas mul­ti­na­cio­na­les, es­pe­cial­men­te en Electronics City, un par­que industrial di­ri­gi­do a la tec­no­lo­gía de pun­ta. La In­dia es en es­tos mo­men­tos el ma­yor ex­por­ta­dor de soft­wa­re del mun­do, ven­de ser­vi­cios co­mo lle­var la con­ta­bi­li­dad de em­pre­sas oc­ci­den­ta­les y ha en­con­tra­do ni­chos de mer­ca­do en los que su pro­duc­ción in­te­li­gen­te se ha he­cho com­ple­men­ta­ria a Es­ta­dos Uni­dos. Con abun­dan­cia de in­ge­nie­ros cua­li­fi­ca­dos, el sec­tor tec­no­ló­gi­co apor­ta el 8% del PIB y el 20% de las ex­por­ta­cio­nes. Más del 60% de la po­bla­ción la­bo­ral son per­so­nas me­no­res de 25 años.

Fried­man no es un de­fen­sor a muer­te de la glo­ba­li­za­ción, en el li­bro

de­fien­de la ne­ce­si­dad de que se pre­ser­ven las tra­di­cio­nes lo­ca­les, un pro­ce­so que de­no­mi­nó “glo­ca­li­za­ción”. Sin em­bar­go, des­cri­be lo que lla­ma un acha­ta­mien­to del pla­ne­ta pro­du­ci­do por el pro­gre­so de los or­de­na­do­res, la fi­bra óp­ti­ca y el soft­wa­re.

Se­ña­la que exis­te una mul­ti­tud de em­pre­sas chi­nas e in­dias que pro­por­cio­nan mano de obra de te­le­ope­ra­do­res, con­ta­bles o pro­gra­ma­do­res in­for­má­ti­cos, for­man­do par­te de ca­de­nas de su­mi­nis­tro glo­ba­les y com­ple­jas pa­ra cor­po­ra­cio­nes co­mo Dell, AOL o Mi­cro­soft.

Exis­ten tres fuer­zas ace­le­ra­do­ras que es­tán cam­bian­do nues­tro pla­ne­ta: la ley de Moo­re en tec­no­lo­gía, el mer­ca­do glo­ba­li­za­do y el cam­po cli­má­ti­co y la bio­di­ver­si­dad, que es­tán trans­for­man­do el tra­ba­jo, la po­lí­ti­ca, la geo­po­lí­ti­ca, la éti­ca y la co­mu­ni­dad.

Sus dos li­bros más fa­mo­sos son

y Va­le la pe­na ver las en­tre­vis­tas: Luis No­va­re­sio en­tre­vis­ta a Tho­mas Fried­man: http://bit.ly/no­va­re­sio-fried­man.

En­tre­vis­ta de Mar­ce­lo Lon­go­bar­di: http://bit.ly/lon­go­bar­di-fried­man.

Da­ron Ace­mo­glu, pro­fe­sor del MIT, di­ce en su li­bro

FO­TOS: SHUTTERSTOCK Y CEDOC PER­FIL

RE­FE­REN­TES.

Ray­mond Kurz­weil, cien­tí­fi­co es­pe­cia­li­za­do en IA, el pe­rio­dis­ta Tho­mas Fried­man, y el pro­fe­sor del MIT Da­ron Ace­mo­glu.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.