Pa­rís: tres muer­tos por una fu­ga de gas en una pa­na­de­ría

Perfil Cordoba - - Internacionales - AGEN­CIAS

La si­tua­ción po­lí­ti­ca y so­cial en la ca­pi­tal de Fran­cia se en­cuen­tra tan con­vul­sio­na­da que una tra­ge­dia vin­cu­la­da a un es­ca­pe de gas se trans­for­ma en un he­cho po­lí­ti­co. Tal es lo que su­ce­dió en una pa­na­de­ría en una zo­na con­cu­rri­da. Una ex­plo­sión vio­len­ta, que cau­só tres muer­tos y de­ce­nas de heridos fue –du­ran­te va­rias ho­ras– fuen­te de rumores acer­ca de si se tra­ta­ba de un aten­ta­do o no.

Se­gún las au­to­ri­da­des fran­ce­sas, la ex­plo­sión, cau­sa­da por una fu­ga de gas, se pro­du­jo ha­cia las nue­ve de la ma­ña­na, ho­ra lo­cal, en una zo­na den­sa­men­te po­bla­da de Pa­rís, en la que hay nu­me­ro­sos ho­te­les.

Las víc­ti­mas son una turista española y dos bom­be­ros que se ha­lla­ban en el edi­fi­cio de la pa­na­de­ría, don­de se ha­bía aler­ta­do una fu­ga de gas.

El ma­ri­do de la per­so­na fa­lle­ci­da tam­bién es­ta­ba en el edi­fi­cio pe­ro, lue­go de ser aten­di­do y re­ci­bir los pri­me­ros au­xi­lios, se en­con­tra­ba fue­ra de pe­li­gro.

Ade­más de las víc­ti­mas fa­ta­les, hu­bo tam­bién 50 heridos, sie­te de ellos de gra­ve­dad.

Los tes­ti­gos di­je­ron que tu­vie­ron la im­pre­sión de que era un te­rre­mo­to

Los tes­ti­gos del he­cho pen­sa­ron en al­gún mo­men­to que se tra­ta­ba de un te­rre­mo­to. “Es­tá­ba­mos dur­mien­do cuan­do es­cu­cha­mos un rui­do, pen­sa­mos que era un te­rre­mo­to”, con­tó a la pren­sa una ado­les­cen­te que vi­ve en una ca­lle cer­ca­na. “Ba­ja­mos y vi­mos un edi­fi­cio en lla­mas”, aña­dió su her­mano.

“To­das las ven­ta­nas de nues­tro apar­ta­men­to es­ta­lla- ron, to­das las bi­sa­gras de las puer­tas que es­ta­ban abier­tas sal­ta­ron, pa­ra sa­lir de mi ha­bi­ta­ción tu­ve que ca­mi­nar so­bre la puer­ta, los ni­ños es­ta­ban muy asus­ta­dos, no po­dían sa­lir de su ha­bi­ta­ción”, re­la­tó Clai­re Sa­lla­vuard, que vi­ve en el edi­fi­cio don­de en la plan­ta ba­ja es­ta­ba la pa­na­de­ría don­de se pro­du­jo la ex­plo­sión.

En los pri­me­ros mo­men­tos, lue­go de la ex­plo­sión, se vie­ron es­ce­nas de pá­ni­co. Los tu­ris­tas sa­lían, va­li­jas en mano, de los ho­te­les de la zo­na, mien­tras los ve­ci­nos que vi­ven en el lu­gar aban­do­na­ban sus de­par­ta­men­tos en pi­ja­ma.

Va­rios heridos fue­ron eva­cua­dos en he­li­cóp­te­ros que se po­sa­ron en la con­cu­rri­da pla­za de la Ope­ra de Pa­rís an­te la mi­ra­da ató­ni­ta de tu­ris­tas y pa­ri­si­nos.

Tam­bién, en los pri­me­ros mo­men­tos, se hi­cie­ron pre­sen­tes au­to­ri­da­des del país: el pri- mer mi­nis­tro, Edouard Phi­lip­pe, y el fis­cal de Pa­rís, Rémy Heitz, se di­ri­gie­ron tam­bién a la zo­na, so­bre­vo­la­da por un he­li­cóp­te­ro.

Ex­plo­sio­nes co­mo la de yer son po­co fre­cuen­tes, pe­se a que en la ca­pi­tal fran­ce­sa to­dos los edi­fi­cios, mo­der­nos o no, es­tán uni­dos a la red de gas.

Los even­tos se die­ron en el con­tex­to del co­mien­zo de la mar­cha de los cha­le­cos ama­ri­llos, no le­jos del lu­gar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.