Cua­dros na­rran his­to­rias

Perfil Cordoba - - Cultura - MA­RIA EU­GE­NIA VILLALONGA

Au­to­ra, en­tre otras obras, de una no­ve­la grá­fi­ca so­bre Cán­di­do Ló­pez, Ma­ría Lu­que vuel­ve a sor­pren­der con “No­ti­cias de pin­to­res” (Si­gi­lo), his­to­ria del ar­te ilus­tra­da y pen­sa­da co­mo la vi­si­ta de una pin­to­ra al tiem­po y al ta­ller de ar­tis­tas de otros tiem­pos.

Des­pués de in­ves­ti­gar en bi­blio­te­cas de mu­seos de Bue­nos Ai­res, Ro­ma y San Pe­ters­bur­go, Ma­ría Lu­que –au­to­ra, en­tre otras obras, de una no­ve­la grá­fi­ca so­bre Cán­di­do Ló­pez, pu­bli­ca­da tam­bién por la edi­to­rial Si­gi­lo– concibió en No­ti­cias

de pin­to­res una be­llí­si­ma his­to­ria del ar­te, en la que, con so­lo dos co­lo­res, re­tra­tó a no­ven­ta y cin­co pin­to­res en su ám­bi­to de tra­ba­jo. A par­tir de de­ta­lles po­co co­no­ci­dos de sus vi­das, se pro­pu­so re­cu­pe­rar el ima­gi­na­rio de ca­da ar­tis­ta y a la vez ren­dir un ho­me­na­je a aque­llas obras que for­man par­te de la tra­di­ción que la nu­trió.

Al­go en es­te tra­ba­jo re­cuer­da a los ma­nus­cri­tos me­die­va­les –tex­tos en los que la di­men­sión plás­ti­ca pre­do­mi­na– por el tra­ba­jo con los co­lo­res, el ro­jo y el azul, que en es­te ca­so res­pon­dió a dis­tin­tas ra­zo­nes: “Por un la­do, te­nía ga­nas de pro­bar al­go di­fe­ren­te a los li­bros an­te­rio­res, don­de ha­bía tra­ba­ja­do con to­dos los co­lo­res. Sa­bía que iba a es­tar via­jan­do mu­cho, en­ton­ces po­der lle­var lo que ne­ce­si­ta­ba en una car­tu­che­ra pe­que­ña era una ne­ce­si­dad y, ade­más, achi­car la pa­le­ta so­lo a dos co­lo­res ge­ne­ra un desafío su­per­gran­de. En­ton­ces, era pen­sar el di­bu­jo de otra ma­ne­ra y me en­tu­sias­ma­ba eso. Cuan­do no te­nés to­dos los co­lo­res a dis­po­si­ción em­pe­zás a pen­sar có­mo lle­nar esos fal­tan­tes y te en­con­trás to­do el tiem­po tra­tan­do de en­con­trar so­lu­cio­nes. Fue muy di­ver­ti­do ¡so­bre to­do cuan­do me to­có pin­tar li­mo­nes!”.

Una his­to­ria grá­fi­ca del ar­te pen­sa­da co­mo la vi­si­ta de una pin­to­ra al tiem­po y al ta­ller de otros pin­to­res que su au­to­ra de­fi­ne co­mo una suer­te de “pic­nic” o en­cuen­tro, y una oca­sión pa­ra el cru­ce en­tre su tra­ba­jo y el de los ar­tis­tas ele­gi­dos.

“Yo lo que pre­ten­día era ser un po­co tes­ti­go de esas co­sas que pa­sa­ron que yo des­cono- cía so­bre la vi­da de los pin­to­res. Mu­chos co­no­ce­mos la ore­ja de Van Gogh pe­ro hay mu­chas otras co­sas que por lo ge­ne­ral que­dan ocul­tas. Y a mí esos mo­men­tos me re­sul­ta­ron muy atrac­ti­vos y sien­to que me apor­tan mu­cho a la lec­tu­ra de las obras”.

Al­gu­nas de las vi­ñe­tas son re­pro­duc­cio­nes de cua­dros y otras to­man esos ras­gos de los pin­to­res que los con­vier­ten en ta­les. Qui­zás, una ma­ne­ra de ex­plo­rar su for­ma de ver el mun­do, en­ten­der cuál era su bús­que­da o tam­bién re­pro­du­cir su pro­pia mi­ra­da so­bre ca­da uno de ellos.

“Es una mez­cla de to­do eso. Al­gu­nas ve­ces yo tra­ta­ba de for­zar mi di­bu­jo pa­ra que se pa­re­cie­ra al del ar­tis­ta que es­ta­ba pre­sen­tan­do. Mu­chas ve­ces no lo lo­gra­ba, so­bre to­do con los que no ten­go mu­cha co­ne­xión. Tra­ta­ba de que en ca­da uno de los di­bu­jos se pu­die­ra ver un po­qui­to del ima­gi­na­rio del ar­tis­ta. Si bien a ve­ces era a tra­vés de pin­tu­ras de ellos que apa­re­cían en las pa­re­des, otras ve­ces era en su ves­ti­men­ta, en los mue­bles que te­nían al­re­de­dor. Tra­ta­ba de po­ner­le aten­ción a esos de­ta­lles. Lo que yo sien­to es que apren­do a di­bu­jar mi­ran­do sus obras y tra­tan­do de re­pro­du­cir­las.”

—Mu­chos de ellos apa­re­cen ob­ser­ván­do­se a sí mis­mos co­mo obra. ¿Qué es lo que se jue­ga en es­ta dia­léc­ti­ca que ade­más es una cons­tan­te en la his­to­ria del ar­te?

—Pien­so que es un po­co inevi­ta­ble. Es bus­car ha­cer la­zo con los que vi­nie­ron an­tes. Y ade­más pin­tar es una ac­ción muy so­li­ta­ria que re­quie­re de mu­cha con­cen­tra­ción y ahí ter­mi­na­mos to­dos en­si­mis­ma­dos mi­ran­do pa­ra aden­tro. Me pue­do ima­gi­nar a Rembrandt, que era tan len­to pa­ra pin­tar que na­die lo aguan­ta­ba y ter­mi­na­ba pin­tán­do­se a sí mis­mo. A mí me pa­sa que cuan­do quie­ro con­tar una his­to­ria, co­mo yo soy la per­so­na que más co­noz­co ter­mino con­tan­do co­sas que me pa­san a mí y a ve­ces es una bue­na ex­cu­sa pa­ra con­tar co­sas que les pa­san a otros.

—¿Có­mo hi­cis­te pa­ra con­ju­gar tu es­ti­lo con el de ca­da uno de los pin­to­res que ele­gis­te? ¿Qué fue lo que pri­vi­le­gias­te, tu es­ti­lo o el de ellos?

—Por lo ge­ne­ral, el mío, pe­ro hu­bo al­gu­nos ca­sos en los que no po­día con­tro­lar la ten­ta­ción de for­zar mi mano, co­mo, por ejem­plo, en las vi­ñe­tas so­bre Fer­di­nand Lé­ger. Ha­bía es­ta­do vien­do unas obras su­yas con esos cuer­pos gi­gan­tes y esas pro­por­cio­nes ex­tra­ñí­si­mas que yo no sue­lo usar, pe­ro lo vi y un po­co eso se te que­da en la mano, en­ton­ces pa­ra mí fue un apren­di­za­je gi­gan­te.

—¿Qué nue­vas po­si­bi­li­da­des ofre­ce la no­ve­la grá­fi­ca?

—Bueno, yo, ade­más de di­bu­jar, ha­cer his­to­rie­tas, pin­to y ha­go mu­chas co­sas si­mul­tá­nea­men­te, y cuan­do ne­ce­si­to desa­rro­llar una his­to­ria que tie­ne una com­ple­ji­dad ma­yor, el for­ma­to de la no­ve­la grá­fi­ca es per­fec­to. A lo me­jor no ten­dría el mis­mo sen­ti­do si es­to, en lu­gar de un li­bro, fue­ra una mues­tra en una ga­le­ría, la gen­te ha­ría una lec­tu­ra di­fe­ren­te, es mu­cho me­nor el tiem­po que uno pa­sa fren­te a una mues­tra que el que le de­di­ca a un li­bro; el for­ma­to es me­dio irrem­pla­za­ble. A mí me ge­ne­ra mu­cha sa­tis­fac­ción pen­sar que esos di­bu­jos que me lle­van tan­to tiem­po des­pués se van a con­ver­tir en al­go que va a per­ma­ne­cer en las bi­blio­te­cas de la gen­te.

MARCELO ABA­LLAY

FO­TOS: GENTILEZA SI­GI­LO

FOR­MAS DE VER. Al­gu­nas de las vi­ñe­tas com­pues­tas por Lu­que en el li­bro son re­pro­duc­cio­nes de cua­dros y otras to­man esos ras­gos de los pin­to­res que los con­vier­ten en ta­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.