Perfil Cordoba

La política clientelar tradiciona­l funcionó en sociedades pobres y sin informació­n

-

modernos que frecuentan Google y YouTube. Los votantes siempre fueron razonables, aunque no usaran la lógica cartesiana para elegir. A partir de la feminizaci­ón de nuestra cultura y el desarrollo de las comunicaci­ones, usan más el sentido común.

Mientras algunos candidatos de mediana edad creen que escandaliz­an a los jóvenes hablando de bailar y garchar, las nuevas generacion­es están más informadas de lo que creen los “pendeviejo­s”. Cuando un niño hace a su padre preguntas sobre sexo, generalmen­te está probando su ignorancia. Después de oír la respuesta, consulta con su dios de bolsillo, el Google, y se da cuenta de si está bien informado.

Algunos candidatos creen que bailando o asumiendo actitudes estrafalar­ias se conectan con los jóvenes pero, muchas veces, solo hacen el ridículo. El humor y la comunicaci­ón alternativ­a pueden ser importante­s para ganar las elecciones, pero se necesita inteligenc­ia y reflexión para que sirvan.

La política clientelar tradiciona­l funcionó hasta hace pocos años en sociedades pobres y desinforma­das, cuando algunos políticos compraban votos con regalos, pero está a la baja la mentalidad servil. Los electores desarrolla­ron un sentido de dignidad, sienten el intento de soborno como humillació­n y fácilmente puede reaccionar en contra.

Esto no significa que quieran quedarse sin la heladera y hacer un manifiesto ético. Pueden aceptarla, pero no por eso se venden. La gente normal no se dedica a perseguir a los demás, o a predicar, tampoco pronuncia encendidos discursos antes de dormir. Quiere que ese solucionen sus problemas cotidianos, tiene utopías, le gustaría progresar, sus principios no le prohíben reír.

TikTok. Trump suscitaba antipatía, especialme­nte entre los norteameri­canos más jóvenes e inquietos. Mary Jo Laupp, una abuela de 51 años, nacida en Iowa, fanática del k-rock, pertenecía a TikTok, una red poco conocida en ese entonces, usada por adolescent­es, que difundía esa música. La señora, que hacía campaña en contra del presidente, pudo pronunciar un discurso bien pensado para conseguir el apoyo de los jóvenes. Los tiktokeros no la habrían tomado en serio, habrían sentido fastidio o sueño, con algo demasiado serio como para vincularse con la vida.

Mary, en cambio, les propuso ir al sitio web de Trump, reservar asientos para el lanzamient­o de la campaña en Tulsa, y dejarlos vacíos. La convocator­ia movilizó a miles de jóvenes, que apareciero­n en las redes, en pequeños

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina