La ase­gu­ra­do­ra del co­rreo ar­gen­tino tam­bién se re­sis­te a pa­gar­le al es­ta­do

Ha­bía si­do con­tra­ta­da por el Gru­po Ma­cri pa­ra ac­ce­der a la con­ce­sión. Di­la­tó el pa­go de la in­dem­ni­za­ción en la Jus­ti­cia. si pier­de pue­de eje­cu­tar bie­nes de la fa­mi­lia Ma­cri.

Perfil (Domingo) - - POLITICA - AURELIO TO­MAS

En pa­ra­le­lo al li­ti­gio del Es­ta­do con Co­rreo Ar­gen­tino SA exis­te otra cau­sa ju­di­cial en el fue­ro Con­ten­cio­so Ad­mi­nis­tra­ti­vo don­de tam­bién sur­ge la som­bra del con­flic­to de in­tere­ses pa­ra la ad­mi­nis­tra­ción ma­cris­ta. Des­de 2004, el Es­ta­do re­cla­ma el co­bro de un se­gu­ro ofre­ci­do co­mo ga­ran­tía por las em­pre­sas que for­ma­ron Co­rreo Ar­gen­tino, en­tre ellas el Gru­po Ma­cri.

Si el ca­so pros­pe­ra, la ase­gu­ra­do­ra de­be­rá pa­gar. Sin em­bar­go, una vez efec­tua­do el pa­go, la fir­ma ten­dría de­re­cho a que­dar­se con bie­nes de la fa­mi­lia pre­si­den­cial por el mon­to ase­gu­ra­do: $ 42.735.000.

En 2004, la ci­fra re­pre­sen­ta­ba 14,5 mi­llo­nes de dó­la­res. Una de­fi­ni­ción ju­di­cial po­dría su­mar­le abul­ta­dos in­tere­ses acu­mu­la­dos du­ran­te más de una dé­ca­da de li­ti­gio.

Al igual que los pri­va­dos que ma­ne­ja­ron el Co­rreo Ar­gen­tino, la fir­ma Ase­gu­ra­do­ra de Cré­di­tos y Ga­ran­tías SA (ACG), se re­sis­te des­de el ini­cio a efec­tuar el pa­go al Es­ta­do.

En 2004, la Se­cre­ta­ría de Co­mu­ni­ca­cio­nes emi­tió una re­so­lu­ción pa­ra ini­ciar la “eje­cu­ción de las ga­ran­tías de eje­cu­ción del con­tra­to de Con­ce­sión de los ser­vi­cios del Co­rreo Ofi­cial”.

El se­gu­ro en cues­tión se de­no­mi­na “de cau­ción”. A di­fe­ren­cia de un se­gu­ro del ho­gar o de un au­to, en es­te ca­so la fir­ma ase­gu­ra­do­ra efec­túa el pa­go, pe­ro lue­go tie­ne de­re­cho a co­brar­se el cos­to con bie­nes Uno pa­go. Otra par­te de la ga­ran­tía ofre­ci­da por Co­rreo Ar­gen­tino que ha­bía si­do apor­ta­da por el Ban­co Ga­li­cia, so­cio de los Ma­cri, sí fue pa­ga­da unos años des­pués. El se­gu­ro era de cin­co mi­llo­nes de pe­sos, pe­ro la Jus­ti­cia obli­gó al Ga­li­cia a pa­gar 12 mi­llo­nes por in­tere­ses. En 2014, el má­xi­mo tri­bu­nal se opu­so a un pe­di­do de la em­pre­sa pa­ra que el ca­so se uni­fi­que con la de­man­da di­rec­ta del Es­ta­do a Co­rreo Ar­gen­tino. Ade­más, de­fi­nió que a par­tir del fa­llo de la Cor­te, el pro­ce­so del Es­ta­do con­tra la ase­gu­ra­do­ra vol­vió el año pa­sa­do al juz­ga­do de pri­me­ra ins­tan­cia con­ten­cio­so ad­mi­nis­tra­ti­vo de Ma­ca­re­na Ma­rra Gi­mé­nez.

La ma­gis­tra­da dis­pu­so el año pa­sa­do el ini­cio de la pre­sen­ta­ción de prue­bas y se eli­gie­ron pe­ri­tos. Sin em­bar­go, no hay pre­ci­sio­nes sobre el tiem­po que re­que­ri­rá con­ti­nuar con el ca­so.

La res­pon­sa­bi­li­dad del Es­ta­do es con­ti­nuar con el pro­ce­so, pe­ro un re­sul­ta­do exi­to­so del mis­mo ten­dría co­mo re­sul­ta­do la pér­di­da mi­llo­na­ria de bie­nes por par­te del Gru­po Ma­cri: por­que la em­pre­sa ase­gu­ra­do­ra, pue­de eje­cu­tar co­mo ga­ran­tía si el ca­so tie­ne un re­sul­ta­do fa­vo­ra­ble a la po­si­ción del Es­ta­do que el ac­cio­nis­ta de esas em­pre­sas, Mau­ri­co Ma­cri, di­ri­ge.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.