La Jus­ti­cia avan­za con el pro­ce­sa­mien­to a Mi­la­ni y con­fir­ma­ría su pri­sión pre­ven­ti­va

El juez he­rre­ra pie­dra­bue­na lo de­tu­vo el vier­nes por se­cues­tros y tor­men­tos du­ran­te la dic­ta­du­ra. Fuen­tes ju­di­cia­les ase­gu­ran que tie­nen prue­bas que com­pli­can al mi­li­tar.

Perfil (Domingo) - - POLITICA - MA­RIANO CONFALONIERI

A un día de la de­ten­ción del ex je­fe del Ejér­ci­to Cé­sar Mi­la­ni, fuen­tes ju­di­cia­les di­je­ron a PER­FIL que el juez fe­de­ral de La Rio­ja que lo en­car­ce­ló, Da­niel He­rre­ra Pie­dra­bue­na, se en­ca­mi­na a pro­ce­sar al te­nien­te ge­ne­ral por de­li­tos de lesa humanidad.

El ma­gis­tra­do lo de­tu­vo de ma­ne­ra “cau­te­lar” por los se­cues­tros y tor­tu­ras a Pe­dro y Ramón Oli­ve­ra, y Ve­ró­ni­ca Li­gia Mat­ta, que su­ce­die­ron en­tre 1976 y 1977. En su dic­ta­men, ex­pli­có que la gra­ve­dad de los he­chos ana­li­za­dos y la po­si­bi­li­dad de que el mi­li­tar pu­die­ra en li­ber­tad obs­truir la in­ves­ti­ga­ción, ame­ri­ta­ban la pri­sión has­ta que se re­sol­vie­ra su si­tua­ción ju­di­cial.

“La si­tua­ción es com­pli­ca­da pa­ra Mi­la­ni”, di­je­ron fuen­tes ju­di­cia­les. En diez días há­bi­les, que no son es­tric­tos, Pie­dra­bue­na se­gu­ra­men­te pro­ce­sa­rá al te­nien­te ge­ne­ral por pri­va­ción ile­gí­ti­ma de la li­ber­tad, tor­men­tos y alla­na­mien­to ile­gal.

Si­guien­do el cri­te­rio que uti­li­zó pa­ra or­de­nar su de­ten­ción cau­te­lar, es muy po­si­ble que el pro­ce­sa­mien­to se con­ju­gue con una pri­sión pre­ven­ti­va has­ta que se sus­tan­cie el jui­cio oral, por­que ade­más, el juez con­si­de­ró el vier­nes que Mi­la­ni te­nía ele­men­tos pa­ra dar­se a la fu­ga.

Sin em­bar­go, la de­ne­ga­ción de la ex­car­ce­la­ción, so­li­ci­ta­da por la de­fen­sa, ya fue ape­la­da a la Cá­ma­ra Fe­de­ral de Cór­do­ba, que tie­ne ju­ris­dic­ción sobre La Rio­ja. Y la es­tra­te­gia de los abo­ga­dos de Mi­la­ni es ape­lar las even­tua­les re­so­lu­cio­nes del ma­gis­tra­do en ese fue­ro. El pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Fe­de­ral es Abel Sán­chez To­rres, un juez re­co­no­ci­do por fa­llar de ma­ne­ra ejem­pli­fi­ca­do­ra en con­tra de los acu­sa­dos por de­li­tos de lesa humanidad.

Mi­la­ni pi­dió el vier­nes que se ci­te a de­cla­rar a va­rios tes­ti­gos que en teo­ría van a be­ne­fi­ciar su pos­tu­ra. El ma­gis­tra­do lo ha­rá. Tam­bién to­ma­rá otras tres in­da­ga­to­rias, a un juez de la dic­ta­du­ra, a un ofi­cial y a un mé­di­co mi­li­tar.

El pro­ce­so has­ta un even­tual jui­cio oral pue­de de­mo­rar­se, y mu­cho. Por­que la de­fen­sa tie­ne de­re­cho a re­cu­rrir a va­rias ins­tan­cias, in­clu­so a la Cor­te Su­pre­ma, con­for­me avan­ce el trá­mi­te ju­di­cial. Mien­tras tan­to, la Jus­ti­cia Fe­de­ral de Tu­cu­mán avan­za en otra cau­sa que po­ne a Mi- la­ni en una si­tua­ción de­li­ca­da tam­bién por crí­me­nes de lesa humanidad. Se tra­ta de la in­ves­ti­ga­ción en la que se lo acu­sa de ha­ber fal­si­fi­ca­do un ac­ta pa­ra ha­cer pa­sar por “de­ser­ción” la des­apa­ri­ción de un sol­da­do, Al­ber­to Le­do.

Le­do des­apa­re­ció en 1976. Mi­la­ni era su su­pe­rior. An­te la Jus­ti­cia, en su in­da­ga­to­ria, el mi­li­tar ar­gu­men­tó que no tu­vo na­da que ver con lo su­ce­di­do y que era muy co­mún que los cons­crip­tos “de­ser­ta­ran”. La her­ma­na de Le­do, Gra­cie­la, es­pe­ra que lo pro­ce­sen tam­bién en esa cau­sa. El juez tam­bién tie­ne diez días há­bi­les pa­ra to­mar una de­ci­sión.

Cuan­do el juez fe­de­ral de La Rio­ja le in­for­mó a Mi­la­ni que que­da­ba de­te­ni­do, el mi­li­tar op­tó por el si­len­cio. Fuen­tes ju­di­cia­les ex­pli­ca­ron a es­te dia­rio que la reac­ción tu­vo que ver con que la de­ci­sión lo to­mó por sor­pre­sa.

CEDOC PER­FIL

APELACION. El ex je­fe del Ejér­ci­to re­cu­rrió su de­ten­ción an­te la Cá­ma­ra Fe­de­ral de Cór­do­ba. Su si­tua­ción po­dría lle­gar a la Cor­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.