Vol­vie­ron a ci­tar a in­da­ga­to­ria a Blaks­ley, due­ño de Ho­pe funds

Perfil (Domingo) - - ECONOMIA - CE­CI­LIA DEVANNA

El em­pre­sa­rio En­ri­que Blaks­ley, so­cio ma­yo­ri­ta­rio de Ho­pe Funds, vol­ve­rá a ser in­da­ga­do por la Jus­ti­cia. Se­rá el pró­xi­mo 17 de mar­zo, fe­cha en la que fue con­vo­ca­do por el juz­ga­do fe­de­ral a car­go de Ma­ría Ser­vi­ni, pa­ra am­pliar la in­da­ga­to­ria que ha­ce 18 me­ses dio an­te la an­te­rior jue­za del ca­so, San­dra Arro­yo Sal­ga­do, quien tras de­cla­rar­se in­com­pe­ten­te en el ex­pe­dien­te de­bió re­mi­tir­lo a los tri­bu­na­les de Co­mo­do­ro Py. Así lo ade­lan­ta­ron a PER­FIL fuen­tes de la cau­sa que agre­ga­ron que jun­to a él tam­bién de­be­rán pre­sen­tar­se: Fe­de­ri­co Do­lin­kué, so­cio mi­no­ri­ta­rio de Ho­pe Funds, el ex abo­ga­do de la fir­ma, Pa­blo Wi­lla, y Ma­nuel Vi­lar, un in­ver­sor que ha­bría ce­le­bra­do con­tra­tos pla­ga­dos de irre­gu­la­ri­da­des con ellos, tal co­mo de­ta­lla­ron otras fuen­tes del ca­so.

Lue­go de la úl­ti­ma de las in­da­ga­to­rias, Ser­vi­ni tie­ne 10 días há­bi­les pa­ra de­ci­dir si pro­ce­sa a los impu­tados por dis­tin­tos de­li­tos, en­tre ellos es­tafa, eva­sión agra­va­da y la­va­dos de ac­ti­vos.

En el ter­cer pi­so de los tri­bu­na­les de Co­mo­do­ro Py, don­de es­tá ubi­ca­do el juz­ga­do fe­de­ral 1, cin­co miem­bros del equi­po de Ser­vi­ni tra­ba­jan full ti­me pa­ra ter­mi­nar de cer­ti­fi­car las cin­cuen­ta nue­vas ca­jas con do­cu­men­ta­ción que lle­ga­ron, en los úl­ti­mos días, des­de el juz­ga­do de Arro­yo. Y se aden­tran en los 14 cuerpos que les en­via­ron pre­via­men­te. Ve­ri­fi­can “con­tra­tos de mu­tuos”, el for­ma­to en el que ba­jo cier­ta for­ma fun­cio­na­ba Ho­pe Funds, pa­ra to­mar dó­la­res de los aho­ra dam­ni­fi­ca­dos y de­vol­ver­los, su­pues­ta­men­te, con más del 12 % de in­te­rés anual. Blaks­ley ope­ró con fuer­za en zo­na nor­te, de don­de es oriun­do y cre­ció en el seno de una fa­mi­lia tra­di­cio­nal, sien­do el ma­yor de 15 her­ma­nos. Con Ho­pe Funds se de­di­có no só­lo al negocio de las in­ver­sio­nes y a traer de­por­tis­tas al país (co­mo Usain Bolt o Ro­ger Fe­de­rer), sino tam­bién al mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio, don­de de­jó otra se­rie de irre­gu­la­ri­da­des.

La pri­me­ra de las cau­sas que se acu­mu­la­ron con­tra él co­men­zó en 2014, en el juz­ga­do de Arro­yo Sal­ga­do, tras una pre­sen­ta­ción de la Agen­cia Fe­de­ral de In­gre­sos Pú­bli­cos (AFIP) an­te la Pro­cu­ra­du­ría de Cri­mi­na­li­dad Eco­nó­mi­ca y de La­va­do de Ac­ti­vos (Pro­ce­lac) an­te la sos­pe­cha de que Ho­pe Funds ope­ra­ba con 521 in­ver­so­res de los cua­les só­lo tres po­dían jus­ti­fi­car sus in­gre­sos. En ese ex­pe­dien­te hu­bo, ade­más de in­da­ga­to­rias, va­rios pe­di­dos de ex­hor­tos (a Aus­tra­lia, Es­pa­ña y Co­lom­bia), am­plia­to­rias y ca­reos en­tre los acu­sa­dos. En tan­to que en lo de Ser­vi­ni, ori­gi­nal­men­te se re­ci­bió la de los dam­ni­fi­ca­dos por Blaks­ley, y los otros impu­tados, que bus­can re­cu­pe­rar el di­ne­ro que apor­ta­ron a Ho­pe Funds y que no tu­vie­ron de vuel­ta. Se tra­ta, en su ma­yo­ría, de aho­rris­tas chi­cos que se vie­ron se­ria­men­te per­ju­di­ca­dos.

A esas dos cau­sas se su­mó una ter­ce­ra, que fue la úl­ti­ma en lle­gar des­de los tri­bu­na­les de San Isi­dro, por lo que to­da­vía no hay ma­yo­res pre­ci­sio­nes, con una sor­pre­sa: allí Blaks­ley es de­nun­cian­te.

lo de­nun­cia­ron en 2014, cuan­do de 521 in­ver­so­res só­lo tres po­dían jus­ti­fi­car in­gre­sos

CEDOC PER­FIL

AL­TO PER­FIL. Ma­ne­jó mi­llo­nes y se co­deó con ar­tis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.