Una pro­fe­sión que hay que ‘aco­mo­dar’

Perfil (Domingo) - - SOCIEDAD - DA­NIEL BRAI­LOVSKY* * Doc­tor en Edu­ca­ción. Do­cen­te de edu­ca­ción ini­cial y pro­fe­sor in­ves­ti­ga­dor de Flac­so y del Ins­ti­tu­to Sa­ra Ec­cles­ton.

El fe­nó­meno de los maes­tros va­ro­nes de edu­ca­ción ini­cial pue­de mi­rar­se des­de dos pun­tos de vis­ta. El pri­me­ro: que, efec­ti­va­men­te, hay hom­bres que se de­di­can a una pro­fe­sión que du­ran­te mu­cho tiem­po les es­tu­vo ve­da­da. Y el se­gun­do, con­si­de­rar en qué me­di­da el ser­vi­cio que brin­da la edu­ca­ción ini­cial a los ni­ños me­jo­ra con la pre­sen­cia de va­ro­nes.

Se su­po­ne que hay una se­rie de ca­rac­te­rís­ti­cas del rol del do­cen­te del ni­vel ini­cial y que si se cues­tio­na la po­si­bi­li­dad de los va­ro­nes en ese rol es por­que se pien­sa que de cier­ta ma­ne­ra no cum- plen con esas ca­rac­te­rís­ti­cas o que sim­ple­men­te la pro­fe­sión no les que­da.

Así co­mo cuan­do lle­gan a la sa­la tie­nen que amol­dar un po­co el de­la nta l y el un ifor me y a lo me­jor le sac a n el do­bla­di­llo al de­lan­tal o re­es­te­ti­zan un po­co el ins­tru­men­tal pro­fe­sio­nal, po­dría de­cir­se que, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les, la pro­fe­sión de maes­tros jar­di­ne­ros tal vez no les “que­da” y la tie­nen que aco­mo­dar.

Y esa es­pe­cie de re­fle­xión for­zo­sa sobre lo que tie­nen que ha­cer pa­ra aco­mo­dar el rol a su mas­cu­li­ni­dad es una re­fle­xión in­tere­san­te, da­do que po­dría pen­sar­se que se tra­ta de una pro­fe­sión que no es­tá he­cha a la me­di­da de na­die, sea va­rón o mu­jer; y que to­do do­cen­te ne­ce­si­ta, de al­gu­na ma­ne­ra, re­fle­xio­nar sobre có­mo ocu­pa un lu­gar ge­né­ri­co que no es­tá jus­ta­men­te he­cho a la me­di­da de na­die. Y los va­ro­nes, en es­te rol, tie­nen más ven­ta­jas que des­ven­ta­jas.

se su­po­ne que hay una se­rie de ca­rac­te­rís­ti­cas del rol del do­cen­te del ni­vel ini­cial

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.