“Hay li­bros que es­tán en­tran­do y que son por­que­rías”

Perfil (Domingo) - - NOTA DE TAPA -

Ga­brie­la Ada­mo fue di­rec­to­ra de la Fe­ria In­ter­na­cio­nal del Li­bro de Bue­nos Ai­res por va­rios años y hoy se desem­pe­ña co­mo di­rec­to­ra del Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Li­te­ra­tu­ra de Bue­nos Ai­res (Fil­ba), des­de ese lu­gar ha im­pul­sa­do su ver­sión in­fan­til (Fil­bi­ta) con gran éxi­to. —¿Cuál es tu vi­sión ge­ne­ral de la in­dus­tria del li­bro des­de Fil­ba? —Fue un año du­ro pa­ra la in­dus­tria edi­to­rial, hu­bo un achi­ca­mien­to del mer­ca­do, pe­ro co­mo pa­sa en los años ma­los, el buen li­bro siem­pre sa­be en­con­trar su ca­mino ha­cia el lec­tor. —La aper­tu­ra de las im­por­ta­cio­nes sig­ni­fi­có un au­men­to de 95% de li­bros ex­tran­je­ros, ¿creés que eso pue­de da­ñar la in­dus­tria lo­cal? —En prin­ci­pio es­toy a fa­vor de la aper­tu­ra de las im­por­ta­cio­nes, por­que en­tran li­bros que no es­ta­ban en­tran­do, pe­ro tam­bién hay li­bros que es­tán en­tran­do y que no in­tere­san, que son por­que­rías, de sal­do, y no de se­gun­da mano, sino de cuarta mano, pe­ro es muy di­fí­cil ha­cer un con­trol pa­ra de­jar en­trar de­ter­mi­na­dos li­bros y otros no. —El precio pro­me­dio del li­bro es­tá en $ 350. ¿Te pa­re­ce ca­ro? —Los li­bros es­tán ca­ros en Ar­gen­ti­na. Se los pue­de com­pa­rar con ir al ci­ne, pe­ro en el ci­ne hay pro­mo­cio­nes dos por uno. El precio del li­bro afec­ta mu­chí­si­mo al ac­ce­so de la lec­tu­ra. Por ejem­plo, por un li­bro que te com­prás acá, te com­prás dos en Mon­te­vi­deo. —El año pa­sa­do fue un año ma­lo pa­ra el mer­ca­do del li­bro, pe­ro los li­bros in­fan­ti­les ca­si du­pli­ca­ron sus ven­tas. ¿Te pa­re­ce que el mer­ca­do del li­bro in­fan­til es in­mu­ne a los vai­ve­nes eco­nó­mi­cos? —Lo que pa­sa es que era un mer­ca­do chi­co que te­nía mu­cho pa­ra cre­cer. No es un fe­nó­meno de aho­ra, es un fe­nó­meno que vie­ne de ha­ce años. Hay edi­to­ria­les es­pe­cia­li­za­das que sur­gie­ron en los úl­ti­mos diez años, muy bue­nas, de mu­cha ca­li­dad, y me ale­gra que eso pa­se. Com­par­to eso de que es­te mer­ca­do tie­ne ma­yor re­sis­ten­cia a los vai­ve­nes de la economía, por­que es­tos li­bros se tien­den a ver co­mo edu­ca­ción pa­ra los chi­cos y por en­de es vis­to co­mo una in­ver­sión y se re­cor­ta más tar­de en re­la­ción con la lec­tu­ra de los gran­des. Pe­ro ade­más es­te fe­nó­meno vie­ne de la mano de la de­man­da es­co­lar, que es pa­re­ja to­dos los años. Otra co­sa bue­na de los li­bros in­fan­ti­les es que tien­den a ser long­se­llers, es de­cir, si un tí­tu­lo se ins­ta­la, se ven­de du­ran­te años, y eso es una ben­di­ción pa­ra las edi­to­ria­les.

ADA­MO. Pa­la­bra au­to­ri­za­da en el uni­ver­so del li­bro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.