La cGt y el Go­bierno, cer­ca de acor­dar una tre­gua es­ta se­ma­na

Perfil (Domingo) - - POLITICA - AU­RE­LIO TO­MAS

En la CGT, el de­ba­te ha de­ja­do de ser si se de­be ha­cer un pa­ro. En los úl­ti­mos días, la di­fe­ren­cia gi­ró en torno a la ne­ce­si­dad o no de man­te­ner la ame­na­za de una po­si­ble me­di­da de fuer­za, co­mo ba­za ne­go­cia­do­ra. Pe­ro ca­si na­die, con Pa­blo Mo­yano co­mo la ex­cep­ción más no­to­ria, sos­tie­ne en pri­va­do la ne­ce­si­dad pe­ren­to­ria de lla­mar al se­gun­do pa­ro ge­ne­ral con­tra la ad­mi­nis­tra­ción Cam­bie­mos.

El jue­ves pa­sa­do se con­for­mó una alian­za en­tre los “gor­dos”, dia­lo­guis­tas, y los in­de­pen­dien­tes (An­drés Rodríguez, Gerardo Mar­tí­nez y Jo­sé Luis Lin­ge­ri, que se en­cuen­tra de via­je) pa­ra uni­fi­car cri­te­rios y po­ner pa­ños fríos. Re­pre­sen­tan­tes de es­te sec­tor y del mo­ya­nis­mo man­tu­vie­ron tam­bién con­tac­tos in­for­ma­les con el mi­nis­tro de Tra­ba­jo, Jor­ge Tria­ca, pa­ra li­mar as­pe­re­zas tras la reac­ción del Go­bierno por la mar­cha del 22 y el pos­te­rior des­pi­do de dos fun­cio- na­rios cer­ca­nos a los gre­mios.

El mar­tes se pre­vé rea­li­zar la pri­me­ra reunión de la co­mi­sión di­rec­ti­va des­de la rea­li­za­ción de la mar­cha. Allí, se de­be­rá con­fir­mar el lla­ma­do a un co­mi­té cen­tral con­fe­de­ral. Des­de el es­tra­do mon­ta­do en Pla­za de Ma­yo, Juan Car­los Sch­mid, re­pre­sen­tan­te del mo­ya­nis­mo en el triun­vi­ra­to de con­duc­ción, ha­bía anun­cia­do la con­vo­ca­to­ria a la reunión el pró­xi­mo 25 de sep­tiem­bre, don­de, an­ti­ci­pó en­ton­ces, se de­fi­ni­ría la rea­li­za­ción de una me­di­da de fuer­za.

Sin em­bar­go, la de­ci­sión for­mal no es­tá to­ma­da aún, con­fir­ma­ron cua­tro in­te­gran­tes de la me­sa chi­ca ce­ge­tis­ta a PER­FIL, y de­be­rá ser re­fren­da­da es­ta se­ma­na a más tar­dar, por los tiem­pos es­ta­tu­ta­rios que re­quie­re la con­vo­ca­to­ria.

El miér­co­les, un gru­po de in­flu­yen­tes se­cre­ta­rios se re­uni­ría con el mi­nis­tro de Tra­ba­jo y mu­chos es­pe­ran que se lle­gue a un acuer­do de­fi­ni­ti­vo pa­ra fre­nar la es­ca­la­da en la que se ha­bían en­fras­ca­do el Go­bierno y la CGT.

Esa es la pre­vi­sión, pe­ro to­do es­tá su­je­to al re­sul­ta­do de la reunión del mar­tes. En el Go­bierno quie­ren que ha­ya una pos­tu­ra cla­ra y que se cum­plan los com­pro­mi­sos. “Es­ta­mos can­sa­dos de que di­gan una co­sa con no­so­tros y otra opues­ta afue­ra”. Ten­sio­nes in­ter­nas. La ma­yo­ría de los in­te­gran­tes de la con­duc­ción fa­vo­re­ce la dis­ten- sión, pe­ro tam­bién hay fuer­tes di­fe­ren­cias in­ter­nas en­tre el mo­ya­nis­mo y los “gor­dos”, por lo que no se pue­den des­car­tar fric­cio­nes y pe­leas. En la CGT to­dos afir­man que no hay ries­go de rup­tu­ra, pe­ro al­gu­nos fun­cio­na­rios en­tre­vén la po­si­bi­li­dad de un ale­ja­mien­to des­de la tro­pa de Hu­go Mo­yano.

Más allá de las di­fe­ren­cias en torno a la es­tra­te­gia po­lí­ti­ca, la pe­lea de fon­do es tam­bién el fu­tu­ro de la con­duc­ción ce­ge­tis­ta. El mo­ya- nis­mo cuen­ta con me­nos vo­tos pa­ra la even­tual de­fi­ni­ción de un se­cre­ta­rio ge­ne­ral, por lo que en­cuen­tra en la mo­vi­li­za­ción y la con­flic­ti­vi­dad su ar­ma más po­de­ro­sa. El nú­me­ro, por afi­lia­dos y pe­so gre­mial, es­tá a fa­vor de los “gor­dos”. Por otro la­do, hay una cre­cien­te ani­mo­si­dad en­tre los se­cre­ta­rios más dia­lo­guis­tas fren­te a las pos­tu­ras de Pa­blo Mo­yano, quien ayer in­sis­tió en que un pa­ro o nue­vas mo­vi­li­za­cio­nes “no es­tán des­car­ta­dos”.

DYN

CON­TAC­TOS. De ma­ne­ra in­for­mal, gre­mia­lis­tas y fun­cio­na­rios se jun­ta­ron tras la mar­cha del 22.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.