Tras las fil­tra­cio­nes fis­ca­les

Perfil (Domingo) - - ECONOMIA - MA­RIANO SARDANS *

El do­min­go pa­sa­do, un me­dio pe­rio­dís­ti­co pu­bli­có in­for­ma­ción pa­tri­mo­nial y fis­cal de un lis­ta­do de gran­des con­tri­bu­yen­tes ar­gen­ti­nos. Se tra­ta­ba de in­for­ma­ción que de­bie­se ser pri­va­da y confidencial y, co­mo tal, só­lo co­no­ci­da por el con­tri­bu­yen­te y la AFIP.

Lo que de­mos­tró es­ta fu­ga de da­tos es que el sis­te­ma es permea­ble y fa­li­ble.

In­for­ma­ción tan sen­si­ble acer­ca de nues­tro pa­tri­mo­nio y so­bre có­mo y dón­de es­tá dis­tri-

lo que de­mos­tró la di­fu­sión de los da­tos es que el sis­te­ma es permea­ble y fa­li­ble

bui­do pue­de caer en ma­nos inapro­pia­das, con con­se­cuen­cias que po­drían ser ne­fas­tas.

¿Qué ha­ce­mos pa­ra pro­te­ger­nos? Es­tá cla­ro que la so­lu­ción no pa­sa por “es­con­der” nues­tros bie­nes a la vie­ja usan­za; los in­ter­cam­bios y cru­ces de in­for­ma­ción fis­cal lo ha­cen in­via­ble.

La so­lu­ción sí pa­sa por “adel­ga­zar” nues­tro pa­tri­mo­nio. ¿Có­mo? Me­dian­te el apor­te de bie­nes o ac­ti­vos a un fi­dei­co­mi­so de ad­mi­nis­tra­ción ar­gen­tino y/o del ex­te­rior.

Me­dian­te es­ta he­rra­mien­ta, la pró­xi­ma vez que ha­ya otra fil­tra­ción de da­tos, ca­da uno se­rá res­pon­sa­ble de qué bie­nes apa­rez­can a su nom­bre y cuá­les a nom­bre del fi­dei­co­mi­so equis.

Ob­via­men­te, se tra­ta de una so­lu­ción que cum­ple con la nor­ma­ti­va vi­gen­te. * CEO de FDI In­ter­na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.