Una muer­te anun­cia­da

Perfil (Domingo) - - EL OBSERVADOR -

ser li­be­ral era lo más re­vo­lu­cio­na­rio que ha­bía. Te­nía que ver con los idea­les de la Re­vo­lu­ción fran­ce­sa. Lo que pa­sa es que en Ar­gen­ti­na esa idea que­dó aso­cia­da a un cier­to mo­de­lo eco­nó­mi­co. Moreno lu­cha­ba por las li­ber­ta­des, co­mo la li­ber­tad de edu­ca­ción y de im­pren­ta. Y a los in­dí­ge­nas ya los de­fen­día des­de muy tem­pra­na edad. Su te­sis doc- El 4 de mar­zo de 1811, Moreno mu­rió tras re­ci­bir del ca­pi­tán del bar­co en el que via­ja­ba a Eu­ro­pa una do­sis ex­ce­si­va de me­di­ca­ción pa­ra sus ma­reos. “La do­sis era seis ve­ces su­pe­rior a la in­di­ca­da y de ese ca­pi­tán no hu­bo más re­gis­tros. No hay cla­ri­dad de que se tra­ta de una cons­pi­ra­ción, pe­ro cla­ra­men­te lo ma­tó. Los tes­ti­mo­nios son con­clu­yen­tes, tan­to el de Gui­do co­mo el de Ma­nuel Moreno, que es­ta­ban en el bar­co. No di­go que Saa­ve­dra lo ha­ya man­da­do a ma­tar, pe­ro se ale­gró con su muer­te”, di­ce Pig­na, que su­ma co­sas sos­pe­cho­sas an­tes del via­je: “Su mu­jer ha­bía re­ci­bi­do un tra­je de viu­da con el men­sa­je ‘pron­to lo iba a ne­ce­si­tar’. Y po­co an­tes de par­tir, Moreno fir­mó un con­tra­to de com­pra de ar­mas pa­ra el go­bierno con una cláu­su­la que de­cía qué ha­cer en ca­so de que fa­lle­cie­se”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.