La in­do­len­cia del tiem­po

Perfil (Domingo) - - CULTURA / LIBROS - OMAR GENOVESE

Au­tor: Cynt­hia Ozick Gé­ne­ro: No­ve­la

Otras obras de la au­to­ra: Me­tá­fo­ra y me­mo­ria, Cuen­tos reuni­dos, Vi­ri­li­dad, Cuer­pos ex­tra­ños, Los pa­pe­les de Put­ter­mes­ser Edi­to­rial: Mar­dul­ce, $ 270 Tra­duc­ción: Er­nes­to Mon­te­quin Es­ta no­ve­la es bio­grá­fi­ca co­mo re­cor­te, don­de cier­to ecosistema pro­du­ce fu­tu­ro: el ori­gen de la edu­ca­ción en una is­la (o es­cue­la fren­te al la­go), a ma­nos de un fran­cés, ex as­tró­no­mo, ju­dío, en el cen­tro mis­mo de Es­ta­dos Uni­dos de pos­gue­rra. Tam­bién es el cru­ce his­tó­ri­co de dos bi­blio­te­cas, una tal­mú­di­ca, la otra al mar­gen de la fi­lo­so­fía ca­tó­li­ca. Ra­bi­nos y cu­ras apa­sio­na­dos por el co­no­ci­mien­to. La en­ci­clo­pe­dia y la pre­gun­ta por el al­ma hu­ma­na. Pe­ro tam­bién: ¿va­le en­tre­gar la exis­ten­cia a la edu­ca­ción de los ni­ños? Brill, el di­rec­tor y fun­da­dor de un sis­te­ma edu­ca­ti­vo don­de con­flu­yen lo me­jor de los ga­los y el em­pu­je ame­ri­cano, mon­ta su pe­que­ña ga­la­xia so­bre el ma­len­ten­di­do de cier­ta eli­te pro­fe­sio­nal, aque­llo que tal vez pue­da leer­se en el ma­tri­mo­nio de John F. Ken­nedy. Ozick es bon­da­do­sa con su per­so­na­je, su hom­bría es más que na­da in­te­lec­tual, co­mo su so­le­dad que no tie­ne co­rres­pon­den­cia en lo real. Es un so­lo des­ajus­ta­do.

La tra­yec­to­ria exis­ten­cial de Brill ca­re­ce de im­pre­vis­tos al pun­to que ac­ce­de al ma­tri­mo­nio y la pa­ter­ni­dad co­mo una obli­ga­ción ar­cai­ca, vul­gar, ne­ce­sa­ria al fin. No es des­co­ra­zo­na­do, sino que la tris­te­za lo pre­ce­de por so­bre­vi­vir al ré­gi­men de Vichy en el só­tano de un mo­nas­te­rio. Es así que la in­mo­la­ción co­mo edu­ca­dor, pa­ra dar po­si­bles des­ti­nos a los bro­tes in­fan­ti­les, re­sul­ta una for­ma de agra­de­cer al pa­sa­do. En la tram­pa del sis­te­ma apa­re­ce una in­te­lec­tual y su hi­ja, ca­si au­tis­ta. El di­rec­tor al­go ve en la pe­que­ña, es su desafío, la en­te­le­quia de la pro­fe­sión. Pe­ro ella es la prue­ba de que no exis­te cer­te­za so­bre la crea­ti­vi­dad, la he­ren­cia, la con­di­ción es­tig­má­ti­ca. Una vi­da es tan efí­me­ra co­mo las emo­cio­nes, hue­lla en la are­na a ma­nos del vien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.