Seis mi­llo­nes de eva­cua­dos por el hu­ra­cán ir­ma

El go­ber­na­dor scott ha­bi­li­tó re­fu­gios pa­ra 54 mil eva­cua­dos y alis­tó a 30 mil sol­da­dos. Du­ras crí­ti­cas a Trump por ne­gar el cam­bio cli­má­ti­co.

Perfil (Domingo) - - PORTADA - LEAN­DRO DARIO

Más de seis mi­llo­nes de per­so­nas –el 30% de la po­bla­ción de Flo­ri­da– hu­ye­ron ayer al nor­te pa­ra es­ca­par de la fu­ria del hu­ra­cán Ir­ma, que gi­ró en las úl­ti­mas ho­ras ha­cia el oes­te y no gol­pea­ría en Mia­mi, sino que se di­ri­gi­ría ha­cia los Ca­yos. Las au­to­ri­da­des or­de­na­ron la eva­cua­ción y aler­ta­ron so­bre el pe­li­gro de tor­na­dos y olas que su­pe­rarían los 4,5 me­tros so­bre el ni­vel del mar.

Las ciu­da­des del sur de Flo­ri­da de­cla­ra­ron ayer el to­que de que­da, en­tre ellas Mia­mi, Mia­mi Beach y Fort Lau­der­da­le. En los Ca­yos ya se sen­tían los vien­tos de Ir­ma, a 205 ki­ló­me­tros por ho­ra. Sin em­bar­go, el Ser­vi­cio Me­teo­ro­ló­gi­co Na­cio­nal (NWS) in­for­mó que es­pe­ra­ba que se for­ta­le­cie­ra a ca­te­go­ría 4 cuan­do su ojo al­can­za­ra los Ca­yos.

“La tor­men­ta es­tá aquí. Y la ma­re­ja­da lle­ga des­pués del vien­to”, di­jo el go­ber­na­dor Rick Scott, que ha­bi­li­tó más de 320 re­fu­gios pa­ra al­ber­gar a 54 mil per­so­nas.

La Guar­dia Na­cio­nal de Flo­ri­da alis­tó 30 mil tro­pas, 4 mil ca­mio­nes, 100 he­li­cóp­te­ros y equi­pos de eva­cua­ción. La em­pre­sa de ener­gía Flo­ri­da Po­wer and Light cal­cu- la­ba ayer que “4,1 mi­llo­nes de usua­rios se que­da­rían sin elec­tri­ci­dad a cau­sa de Ir­ma”. El go­ber­na­dor tam­bién so­li­ci­tó que mil en­fer­me­ros vo­lun- ta­rios se acer­quen a los re­fu­gios pa­ra aten­der a en­fer­mos y an­cia­nos. Cam­bio cli­má­ti­co. La po­ten­cia de Ir­ma, el más po­de­ro­so hu­ra­cán en aguas del Atlán­ti­co, mo­ti­vó crí­ti­cas de la pren­sa a Do­nald Trump, que re­ti­ró re­cien­te­men­te a Es­ta­dos Uni­dos del Acuer­do de Pa­rís, la prin­ci­pal he­rra­mien­ta pa­ra com­ba­tir el ca­len­ta­mien­to glo­bal. “Co­mo re­si­den­te de Mia­mi Beach que es­cri­be es­tas lí­neas ro­dea­do de bol­sas de are­na po­co an­tes de la lle­ga­da del hu­ra­cán Ir­ma, ten­go una pre­gun­ta pa­ra el pre­si­den­te Trump y sus se­gui­do­res que nie­gan el cam­bio cli­má­ti­co: ¿cuán­tos desas­tres na­tu­ra­les y cuán­tas muer­tes ha­rán fal­ta pa­ra que us­te­des es­cu­chen lo que di­cen los cien­tí­fi­cos más pres­ti­gio­sos del mun­do?”, dis­pa­ró en el Mia­mi He­rald el periodista ar­gen­tino An­drés Op­pen­hei­mer.

El ca­len­ta­mien­to glo­bal pro­vo­ca que los océa­nos se ca­lien­ten y que los hu­ra­ca­nes sean más fuer­tes y fre­cuen­tes. “Los hu­ra­ca­nes se ali­men­tan del agua ca­lien­te. Cuan­to más ca­lien­te es el agua, más fuer­tes son los hu­ra­ca­nes”, ex­pli­có Li­gia Co­lla­do-Vi­des, pro­fe­so­ra de cien­cias ma­ri­nas de la Uni­ver­si­dad In­ter­na­cio­nal de Flo­ri­da. Pa­ra el re­pu­bli­cano, se tra­ta de un in­ven­to de Chi­na pa­ra da­ñar a la industria es­ta­dou­ni­den­se.

PRE­PA­RA­TI­VOS. Las au­to­ri­da­des so­li­ci­ta­ron que mil en­fer­me­ros vo­lun­ta­rios asis­tan a los eva­cua­dos. El ojo del hu­ra­cán gol­pea­ría en los Ca­yos del oes­te de Flo­ri­da. Más de cua­tro mi­llo­nes de ho­ga­res se que­da­rían sin luz tras el pa­so de la tor­men­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.