Es­pe­ran pa­ra es­ta se­ma­na los re­sul­ta­dos del aDN que pue­den ser de­ci­si­vos

Perfil (Domingo) - - POLITICA - CE­CI­LIA DEVANNA

La bús­que­da de San­tia­go Mal­do­na­do, el jo­ven de 28 años que fue vis­to por úl­ti­ma vez en me­dio de un vio­len­to des­alo­jo a ma­nos de Gen­dar­me­ría, po­dría te­ner en és­ta que co­mien­za una se­ma­na cla­ve, ya que se es­pe­ran los re­sul­ta­dos de los es­tu­dios de ADN que se man­da­ron a ha­cer so­bre los pe­los, man­chas y hue­llas que se le­van­ta­ron en los alla­na­mien­tos a los dis­tin­tos es­cua­dro­nes y vehícu­los de Gen­dar­me­ría que par­ti­ci­pa­ron del ope­ra­ti­vo del 1° de agos­to. Los re­sul­ta­dos son fun­da­men­ta­les pa­ra el avan­ce de la cau­sa. Si son po­si­ti­vos, ya no que­da­rán du­das so­bre la res­pon­sa­bi­li­dad de la fuer­za, en tan­to que si son ne­ga­ti­vos, no los ex­clu­ye por com­ple­to. Sin em­bar­go, tam­bién pue­de ser que de­pen­dien­do de la ca­li­dad de las mues­tras, los re­sul­ta­dos no sean con­clu­yen­tes, por lo que en ese ca­so la Jus­ti­cia de­be­rá ape­lar a otras me­di­das pa­ra es­cla­re­cer lo que su­ce­dió.

Se­gún pu­do re­cons­truir PER­FIL, la Jus­ti­cia fe­de­ral aguar­da esos re­sul­ta­dos pa­ra de­ci­dir si ci­ta a los gen­dar­mes en ca­li­dad de impu­tados, en la cau­sa pe­nal que in­ves­ti­ga la des­apa­ri­ción for­za­da de San­tia­go, o co­mo tes­ti­gos, en la de Há­beas Cor­pus. “De una u otra for­ma se­rán ci­ta­dos”, coin­ci­die­ron fuen­tes del ca­so.

El nú­me­ro y las iden­ti­da­des de los gen­dar­mes que de­be­rán pre­sen­tar­se a de­cla­rar to­da­vía es un mis­te­rio. Se­rá el in­for­me que lle­ga­rá des­de el Ser­vi­cio de Hue­llas Di­gi­ta­les Ge­né­ti­cas de la Fa­cul­tad de Far­ma­cia y Bio­quí­mi­ca de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res, el que em- pe­za­rá a de­li­near el fu­tu­ro de una cau­sa que ya lle­va cua­ren­ta días.

Mien­tras tan­to con­ti­núan los ras­tri­lla­jes río aba­jo, en las aguas del Chu­but. Fue­ron or­de­na­dos por el juez Gui­do Otran­to y co­men­za­ron an­tes del ama­ne­cer del v ier­nes, des­de el mis­mo pun­to en que ha­bían que­da­do en el alla­na­mien­to del día 16. El ope­ra­ti­vo, sin fe­cha de con­clu­sión, es­tá a car­go de los bu­zos tác­ti­cos de Pre­fec­tu­ra Na­val y con su­per­vi­sión de Po­li­cía Fe­de­ral. Ayer el ras­tri­lla­je se sus­pen­dió por mo­ti­vos lo­gís­ti­cos y es­ta­ba pre­vis­to re­to­mar­lo hoy, a más tar­dar ma­ña­na.

Una de las hi­pó­te­sis que se eva­lúan es que San­tia­go pue­da ha­ber si­do arro­ja­do al río, o que he­ri­do por efec­ti­vos de Gen­dar­me­ría, ter­mi­na­ra ca­yen­do ac­ci­den­tal­men­te allí. La or­den de Otran­to fue cla­ra en cuan­to a la di­men­sión del ras­tri­lla­je: ago­tar to­do lo que sea ne­ce­sa­rio.

Pa­ra ma­ña­na se es­pe­ra que se pre­sen­ten a dar sus tes­ti­mo­nios dos miem­bros de la co­mu­ni­dad ma­pu­che RAM, que fue­ron ci­ta­dos a par­tir de lo que di­je­ron los otros tes­ti­gos que de­cla­ra­ron a lo lar­go de la se­ma­na que pa­só. Si bien no se tra­ta de per­so­nas que ha­yan vis­to lo que pu­do ha­ber pa­sa­do con Mal­do­na­do aquel día, la idea es es­cu­char­los pa­ra ter­mi­nar de re­cons­truir el con­tex­to en el que se die­ron los he­chos.

En prin­ci­pio no hay otras tes­ti­mo­nia­les pau­ta­das, pe­ro a ve­ces el juez mo­di­fi­ca el cro­no­gra­ma de acuer­do con lo que di­gan los tes­ti­gos que se van pre­sen­tan­do.

La Jus­ti­cia de­be de­ci­dir si ci­ta a los gen­dar­mes co­mo tes­ti­gos o impu­tados

TELAM

RAS­TRI­LLA­JE. El juez or­de­nó con­ti­nuar has­ta que sea ne­ce­sa­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.