¿La luz o un nue­vo es­pe­jis­mo al fi­nal del tú­nel?

Perfil (Domingo) - - CIENCIA - AGUS­TIN SALVIA*

La ges­tión eco­nó­mi­ca de Mau­ri­cio Ma­cri co­men­zó a to­da mar­cha. En po­co tiem­po, el Go­bierno eli­mi­nó el ce­po cam­bia­rio, qui­tó re­ten­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes y lle­gó a un acuer­do con los fon­dos bui­tre pa­ra ter­mi­nar con una dé­ca­da de jui­cio y li­be­rar el ac­ce­so al mer­ca­do de deu­da. Pe­ro esas de­ci­sio­nes ini­cia­les, que eco­no­mis­tas y em­pre­sa­rios va­lo­ra­ron, no se tra­du­je­ron en un me­jo­ra­mien­to en el ni­vel de vi­da pa­ra la ma­yor par­te de la so­cie­dad ar­gen­ti­na. Es­to in­clu­so, a pe­sar de los es­fuer­zos pues­tos por el Go­bierno pa­ra que los sec­to­res más vul­ne­ra­bles tran­si­ta­ran la cri­sis de “nor­ma­li­za­ción” con al­gún ali­vio: ex­ten­sión de los sa­la­rios fa­mi­lia­res a mo­no­tri­bu­tis­tas y asa­la­ria­dos con re­mu­ne­ra­ción por de­ba­jo del mí­ni­mo no im­po­ni­ble; am­plia­ción, au­men­to y ac­tua­li­za­ción real de ha­be­res, re­mu­ne­ra­cio­nes y ayu­das so­cia­les, pues­ta en mar­cha de la Ley de re­sar­ci­mien­to his­tó­ri­co pa­ra ju­bi­la­dos, pen­sio­na­dos y adul­tos ma­yo­res ex­clui­dos del sis­te­ma; reac­ti­va­ción de la obra pú­bli­ca a tra­vés de obras de in­fra­es­truc­tu­ra so­cial, en­tre otras me­di­das.

La prio­ri­dad pues­ta en la po­lí­ti­ca an­ti­in­fla­cio­na­ria, a tra­vés de me­di­das mo­ne­ta­rias y cam­bia­rias, con­tra­jo el mer­ca­do in­terno, afec­tó a eco­no­mías re­gio­na­les, agra­vó la re­ce­sión y pu­so en ja­que a mi­les de mi­cropy­me y em­pre­sas fa­mi­lia­res, así co­mo a los tra­ba­ja­do­res ocu­pa­dos en di­chas uni­da­des pro­duc­ti­vas. En ese con­tex­to eco­nó­mi­co, no de­be ex­tra­ñar que ten­ga­mos to­da­vía una po­bre­za de 32% del to­tal de la po­bla­ción y un des­em­pleo abierto de 9,2% de la po­bla­ción ac­ti­va y un 45% de ocu­pa­dos –asa­la­ria­dos y no asa­la­ria­dos– no afi­lia­dos de la se­gu­ri­dad so­cial. Aun­que en gran me­di­da se tra­ta de pro­ble­mas he­re­da­dos del pe­río­do an­te­rior, son ci­fras ex­tra­or­di­na­ria­men­te al­tas, y la ac­tual tran­si­ción en ma­te­ria de po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca –in­clu­yen­do la in­ci­pien­te re­cu­pe­ra­ción de los úl­ti­mos me­ses– no se­rá su­fi­cien­te pa­ra re­ver­tir de ma­ne­ra el pro­ble­ma si no se asu­men desafíos de otro ti­po.

Pa­ra que la anun­cia­da luz al fi­nal del tú­nel no sea un nue­vo es­pe­jis­mo ni du­re ape­nas un ci­clo po­lí­ti­co, re­que­ri­rá mu­cho más que una me­ra reac­ti­va­ción. En fun­ción de re­sol­ver los pro­ble­mas es­truc­tu­ra­les de una so­cie­dad que re­pro­du­ce de ma­ne­ra cró­ni­ca la po­bre­za y agra­va de ma­ne­ra per­sis­ten­te las de­sigual­da­des so­cia­les, re­quie­re, en­tre otras cla­ves, mu­cho más cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, en es­pe­cial te­nien­do co­mo ba­se el mer­ca­do in­terno; una pla­ni­fi­ca­da y coor­di­na­da pro­mo­ción de las eco­no­mías re­gio­na­les y po­pu­la­res; el fo­men­to de la pe­que­ña y me­dia­na em­pre­sa in­no­va­do­ra, in­clu­yen­do cré­di­tos y tri­bu­ta­cio­nes es­pe­cia­les, una efec­ti­va in­clu­sión de la eco­no­mía so­cial e in­for­mal a los cir­cui­tos for­ma­les a tra­vés de nor­ma­ti­vas y sub­si­dios es­pe­cia­les, mu­cha más edu­ca­ción pa­ra el tra­ba­jo y pa­ra un pleno ejer­ci­cio de los de­re­chos so­cia­les, en­tre otras me­di­das cru­cia­les en cla­ve a un desa­rro­llo sus­ten­ta­ble. En fin, po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas, re­for­mas tri­bu­ta­rias y la­bo­ra­les, cons­truc­ción de un Estado efi­cien­te y re­for­mas so­cio­edu­ca­ti­vas, to­do lo cual nos per­mi­ta se­pa­rar­nos de un pa­sa­do de fra­ca­sos co­no­ci­dos, a la vez que nos pro­yec­te a un fu­tu­ro de desa­rro­llo con equi­dad y nue­vos desafíos. *Co­ni­cet-UBA-Ob­ser­va­to­rio de la Deu­da So­cial Ar­gen­ti­na/UCA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.