El ca­po­ma­fia pre­so en Uru­guay es­tu­vo en Ar­gen­ti­na

El je­fe de la te­mi­ble Ndrang­he­ta fue cap­tu­ra­do el pa­sa­do do­min­go en Mon­te­vi­deo. Pa­só más de 24 años pró­fu­go. Con los do­cu­men­tos de un bra­si­le­ño via­jó va­rias ve­ces a nues­tro país. In­ves­ti­gan ne­xos con nar­cos me­xi­ca­nos.

Perfil (Domingo) - - POLICIALES - LEO­NAR­DO NIEVA

Rocco Morabito (49) fi­gu­ra­ba en el top ten de los ca­po­ma­fia ita­lia­nos más bus­ca­dos del mun­do. En su país le ha­bían per­di­do el ras­tro des­de el año 1993, cuan­do la Po­li­cía con­si­guió in­ter­cep­tar un car­ga­men­to con más de 600 ki­los de co­caí­na. Más gor­do, más vie­jo y más re­la­ja­do por el pa­so del tiem­po fue cap­tu­ra­do el do­min­go pa­sa­do en la ciu­dad de Mon­te­vi­deo por un error ca­si in­fan­til: se pe­leó con su mu­jer, de­jó su man­sión en Pun­ta del Es­te y re­gis­tró sus da­tos en un ho­tel del cen­tro.

Los cer­ca de 25 años que pa­só en la clan­des­ti­ni­dad in­di­can que era un ti­po su­ma­men­te pro­li­jo. Has­ta ju­lio pa­sa­do no ha­bía da­do un pa­so en fal­so. Con una iden­ti­dad fal­sa no só­lo ha­bía con­se­gui­do ra­di­car­se en Uru­guay y co­dear­se con em­pre­sa­rios po­de­ro­sos, sino que sus sa­li­das del país eran bas­tan­te ha­bi­tua­les.

Morabito sa­bía que sus pa­pe­les no fa­lla­ban. Se­gún el dia­rio El Ob­ser­va­dor, de Uru­guay, via­jó va­rias ve­ces a la ciu­dad de Bue­nos Ai­res y a San Pa­blo (Brasil) en los úl­ti­mos diez años. ¿Qué hi­zo en Ca­pi­tal Fe- de­ral? ¿Con quién se con­tac­tó? ¿Qué ne­go­cios reali­zó? Por aho­ra son to­dos in­te­rro­gan­tes que la in­ves­ti­ga­ción bus­ca­rá de­ter­mi­nar mien­tras se de­fi­ne el pe­di­do de ex­tra­di­ción de Ita­lia que po­dría de­mo­rar cer­ca de no­ven­ta días.

Des­de el Mi­nis­te­rio del In­te­rior del ve­cino país se­ña­la­ron a PER­FIL que la cau­sa se en­cuen­tra “en pleno pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción”, y se ne­ga­ron a brin­dar de­ta­lles de los úl­ti­mos via­jes que el ca­po­ma­fia reali­zó a la Ar­gen­ti­na.

La sos­pe­cha de los in­ves­ti­ga­do­res es que Morabito lle­gó a la Ar­gen­ti­na con la iden­ti­dad de Antonio Fran­cis­co Ca­pe­lle­to Sou­za, un hom­bre que ha­bía na­ci­do en Brasil en oc­tu­bre de 1967. Con ese nom­bre fue de­te­ni­do el do­min­go pa­sa­do en un ho­tel del cen­tro de Mon­te­vi­deo, un día des­pués de pa­sar su pri­me­ra no­che fue­ra de su ca­sa por una fuer­te dis­cu­sión con su mu­jer, de ori­gen an­go­le­ño y con pa­sa­por­te bra­si­le­ño.

Morabito vi­vía con su pa­re­ja y su hi­ja de 15 años co­mo un uru­gua­yo más des­de el año 2002, cuan­do lle­gó pro­ce­den­te de Brasil. Hoy cum­ple una se­ma­na en­ce­rra­do en un ca- la­bo­zo de la Cár­cel Cen­tral de Mon­te­vi­deo, don­de es­tán alo­ja­dos to­dos los impu­tados con pe­di­dos de ex­tra­di­ción de otros paí­ses. Tu­ris­mo nar­co. Co­mo en Uru­guay hi­zo mi­gas con Ge­rar­do Gon­zá­lez Va­len­cia, un ca­po nar­co me­xi­cano, na­die des­car­ta que sus via­jes es­tén re­la­cio­na­dos con el nar­co­trá­fi­co y no con el tu­ris­mo.

Gon­zá­lez Va­len­cia, miem­bro del car­tel Los Cui­nis de Mé­xi­co, uno de los más ri­cos del mun­do, fue cap­tu­ra­do el 21 de abril de 2016 en Mon­te­vi­deo. Se

MER­CA­DO LI­BRE

EN VEN­TA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.