Cuan­do the Pool era una fies­ta

Perfil (Domingo) - - CULTURA - LAU­RA ISOLA

“Li­ver­pool es, aho­ra mis­mo, el cen­tro de la cons­cien­cia del uni­ver­so de los hom­bres”. La fra­se es de Allen Gins­berg y ese presente, al que se re­fie­re, era 1965, cuan­do el poe­ta de la Ge­ne­ra­ción Beat hi­zo su via­je al Reino Uni­do. Un po­co de­sin­te­re­sa­do en Londres y su Swin­ging Six­ties, el au­tor de Au­lli­do se sien­te co­mo un pez en el agua en The Pool, la for­ma ca­ri­ño­sa de lla­mar a esa ciu­dad im­po­nen­te que va des­de un puer­to mar­ca­do por un su­cu­len­to pa­sa­do de omi­no­sa es­cla­vi­tud has­ta la in­ven­ción del fe­nó­meno Beatles. En ese mis­mo tono sen­ten­cio­so, Gins­berg la com­pa­ró con San Fran­cis­co y de ahí, qui­zá, su co­mo­di­dad en ese lu­gar. Que Li­ver­pool se pa­rez­ca en al­go, en los 60, al epi­cen­tro de la con­tra­cul­tu­ra pue­de so­nar gra­cio­so. O Gins­berg, dro­ga­do. O las dos co­sas. Lo cier­to es que el con­tac­to en­tre Li­ver­pool y Es­ta­dos Uni­dos, más pre­ci­sa­men­te la Cos­ta Oes­te, fue muy flui­do. Mu­cho más que con Londres. Los mú­si­cos, to­dos los que no fue­ron Fab Four, se de­cían mú­si­cos de jazz, en vez de pop. Asi­mis­mo, las ar­tes vi­sua­les y la poe­sía apro­ve­cha­ron el hu­ra­cán de aten­ción que so­pló por esos años en las cos­tas de Li­ver­pool pe­ro pa­ra ha­cer otra co­sa. Me­nos kitsch y vic­to­ria­na de sus con­tem­po­rá­neos lon­di­nen­ses y más de li­bre im­pro­vi­sa­ción ma­de in USA. La que es­tu­vo ahí pa­ra re­tra­tar­lo fue Can­di­da Hö­fer, fo­tó­gra­fa ale­ma­na. An­tes de sus im­pac­tan­tes in­te­rio­res, pe­ro tam­bién an­tes de las imá­ge­nes de los tur­cos en Ale­ma­nia, fue a Li­ver­pool en 1969 tras los pa­sos de The Li­ver­pool Sce­ne. Una ban­da de poe­tas a la que ella le pu­so la ciu­dad co­mo es­ce­na­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.