Una in­men­sa fa­lla tec­tó­ni­ca ca­pi­ta­lis­ta

Perfil (Domingo) - - INTERNACIONALES - CLOVIS ROS­SI*

Va­mos a creer que el mi­nis­tro Hen­ri­que Mei­re­lles es, de he­cho, inocen­te, co­mo ale­ga, de lo que sos­tie­ne la nue­va in­ves­ti­ga­ción so­bre las pi­las de di­ne­ro en­via­das a pa­raí­sos fis­ca­les, los lla­ma­dos Pa­ra­di­se Pa­pers. Más allá de esa pre­sun­ción, to­dos los in­vo­lu­cra­dos en la nue­va ca­ma­da de do­cu­men­tos re­ve­la­dos por el Con­sor­cio In­ter­na­cio­nal de Pe­rio­dis­tas de In­ves­ti­ga­ción, par­ti­ci­pan de un sis­te­ma que es una in­men­sa fa­lla tec­tó­ni­ca en el ca­pi­ta­lis­mo.

No cometieron crí­me­nes, por lo me­nos has­ta don­de se sa­be, al con­tra­rio de las sos­pe­chas que ge­ne­ró el in­for­me an­te­rior (los Pa­na­má pa­pers).

No hay de­li­to, pe­ro se apli­ca, es­pe­cial­men­te en el ca­so del mi­nis­tro Hen­ri­que Mei­re­lles, el an­ti­guo lu­gar co­mún de que a la mu­jer del César no só­lo tie­ne que ser ho­nes­ta, sino pa­re­cer­la.

Par­ti­ci­par de cual­quier es­que­ma en un pa­raí­so fis­cal, aun­que sea ho­nes­ta­men­te y de­cla­ran­do lo in­ver­ti­do al fis­co, co­mo hi­zo Mei­re­lles, es dar com­bus­ti­ble a un me­ca­nis­mo si­nies­tro. Un es­tu­dio del economista Ga­briel Zuc­man, ci­ta­do por el Fi­nan­cial Ti­mes en 2016, de­mues­tra que ha­bría 7.600 bi­llo­nes de dó­la­res co­lo­ca­dos en pa­raí­sos fis­ca­les. Es de­cir, 4,2 Bra­si­les es­con­di­dos del fis­co en cuen­tas opa­cas.

Si los pa­raí­sos fis­ca­les fue­ron, ade­más de le­ga­les, sa­lu­da­bles, no ha­bría un es­fuer­zo per­ma­nen­te del G20, el club de las vein­te ma­yo­res eco­no­mías, pa­ra co­lo­car­les un lí­mi­te, al­go que in­ten­tan des­de su pri­me­ra cum­bre, en 2008. Co­mo de­ta­lle re­le­van­te: cuan­do era pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, con Lu­la da Sil­va, Mei­re­lles par­ti­ci­pó de me­dia do­ce­na de esas cum­bres.

El G20 no es una asam­blea de co­mu­nis­tas o anar­quis­tas. Es el guar­dián de las esen­cias del ca­pi­ta­lis­mo, tan­to que, en una de sus reunio­nes, el en­ton­ces pre­si­den­te fran­cés, Ni­co­las Sar­kozy, di­jo que uno de sus prin­ci­pa­les ob­je­ti­vos era “mo­ra­li­zar el ca­pi­ta­lis­mo”, en una re­fe­ren­cia es­pe­cí­fi­ca a los pa­raí­sos fis­ca­les.

No es­ta­ría na­da mal si ex­po­nen­tes del ca­pi­ta­lis­mo en Brasil con­tri­bu­ye­ran con ese es­fuer­zo, que fran­ca­men­te es muy po­co pro­duc­ti­vo, co­mo se ve por la lis­ta de per­so­na­li­da­des ci­ta­das en los Pa­ra­di­se Pa­pers. *Co­lum­nis­ta de Fol­ha de S. Pau­lo.

CEDOC PER­FIL

MI­NIS­TRO. Mei­re­lles fue de­nun­cia­do en los Pa­ra­di­se Pa­pers.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.