La re­li­gión es la ma­yor cau­sa de dis­cri­mi­na­ción en re­des so­cia­les del país

Perfil (Domingo) - - SOCIEDAD - C.F.E.

La re­li­gión es la prin­ci­pal cau­sa de dis­cri­mi­na­ción en las re­des so­cia­les en el país, se­gún un tra­ba­jo rea­li­za­do por el Ob­ser­va­to­rio de In­ter­net del Inadi, que es­ta se­ma­na, ade­más, re­le­vó las úl­ti­mas ci­fras de los dis­tin­tos cul­tos que co­exis­ten en el país (ver apar­te).

En un en­cuen­tro que tu­vo lu­gar du­ran­te dos días en la Fa­cul­tad de De­re­cho de la UBA, el or­ga­nis­mo re­ve­ló que, de acuer­do a las de­nun­cias que rea­li­zan la per­so­nas al Ob­ser­va­to­rio de In­ter­net, el 22 por cien­to de los co­men­ta­rios dis­cri­mi­na­to­rios y las agre­sio­nes en las dis­tin­tas pla­ta­for­mas de re­des so­cia­les es por mo­ti­vos re­li­gio­sos, se­gui­dos por cues­tio­nes de gé­ne­ro (15%), ra­cis­mo (12%) y di­ver­si­dad se­xual (10%).

Tam­bién, se­gún da­tos del ob­ser­va­to­rio del Inadi, en Ar­gen­ti­na, los prin­ci­pa­les gru­pos que aún son víc­ti­mas de las prác­ti­cas ra­cis­tas son los pue­blos in­dí­ge­nas, las per­so­nas afro­des­cen­dien­tes y afri­ca­nas mi­gran­tes, la po­bla­ción mi­gran­te de paí­ses li­mí­tro­fes y la pro­ve­nien­te de Asia, la co­mu­ni­dad ju­día y mu­sul­ma­na, en­tre otros.

Del in­for­me se des­pren­de que “la su­pues­ta su­pre­ma­cía de al­gu­nos gru­pos que, cons­ti­tui­dos co­mo co­lec­ti­vo cul­tu­ral he­ge­mó­ni­co, su­bli­ma­ron y ne­ga­ron a otros, es un fe­nó­meno cul­tu­ral aún vi­gen­te en nues­tra so­cie­dad”. Pa­ra los ex­per­tos, el ra­cis­mo in­clu­ye en es­tos ca­sos prác­ti­cas dis­cri­mi­na­to­rias “aso­cia­das a ras­gos fí­si­cos, creen­cias re­li­gio­sas, formación cul­tu­ral y per­te­nen­cia na­cio­nal”.

A lgu­nos de los prin­ci­pa­les ca­sos ges­tio­na­dos co­rres­pon­den a con­te­ni­dos vin­cu­la­dos a es­tig­ma­ti­za­cio­nes dis­cri­mi­na­to­rias ha­cia la co­mu­ni­dad ju­día, ára­be y gi­ta­na, en­tre otras.

En­tre los asis­ten­tes al en­cuen­tro, los re­pre­sen­tan­tes de la Agru­pa­ción So­cial, Cul­tu­ral y Re­li­gio­sa Afri­ca­nis­ta y Um­ban­dis­ta (As­rau) ex­pu­sie­ron có­mo se sien­ten agre­di­dos vía re­des: “Co­ti­dia­na­men­te re­ci­bi­mos ape­la­ti­vos in­jus­tos y erró­neos, que no tie­nen que ver con nues­tra fi­lo­so­fía de vi­da, co­mo que el um­ban­dis­ta es un cul­to de­mo­nía­co o una prác­ti­ca sa­tá­ni­ca, o que ado­ra­mos mu­chos dio­ses. Bá­si­ca­men­te, cree­mos que la dis­cri­mi­na­ción apun­ta tam­bién a lo ra­cial”, di­jo su re­pre­sen­tan­te, Leo­nar­do Alle­gue.

“Ar­gen­ti­na es ejem­plo de diá­lo­go in­ter­re­li­gio­so des­de su formación co­mo Es­ta­do, pe­ro es ne­ce­sa­rio re­for­zar ese diá­lo­go, por­que la dis­cri­mi­na­ción exis­te, des­de el que di­bu­ja una es­vás­ti­ca has­ta el que agre­de a un mu­sul­mán”, agre­gó el ti­tu­lar de Inadi, Clau­dio Pres­man.

GZA. INADI

DI­FE­REN­CIAS. Los re­pre­sen­tan­tes del um­ban­dis­mo, en el ac­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.