Los jue­ces, aten­tos a la ‘le­tra chi­ca’ que aprue­be el Con­gre­so

Ven con bue­nos ojos la ini­cia­ti­va pe­ro quie­ren sa­ber cuán­do se san­cio­na­rá y qué al­can­ce ten­drá. La dis­cre­cio­na­li­dad, otro de­ba­te.

Perfil (Domingo) - - POLITICA - PATRICIA BLAN­CO

Aun­que pa­rez­ca in­creí­ble, el de­li­to “co­rrup­ción” no exis­te hoy en el Có­di­go Pe­nal. La co­mi­sión es­pe­cial que re­dac­tó el pro­yec­to pa­ra el nue­vo Có­di­go Pe­nal lo tu­vo en cuen­ta y le per­mi­ti­rá aho­ra al Con­gre­so de­ba­tir so­bre esa fi­gu­ra pe­nal, un mal que aque­ja a los po­lí­ti­cos cuan­do son go­bierno y so­bre el que ba­ta­llan cuan­do son opo­si­ción. Se­rá una for­ma de com­pen­sar los re­tos del Or­ga­nis­mo pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­co (OC­DE) a la ho­ra de los in­cum­pli­mien­tos con la Con­ven­ción pa­ra Com­ba­tir el Cohe­cho, se­ña­la­ron a PER­FIL fuen­tes ju­di­cia­les.

En mar­zo, el or­ga­nis­mo al que la Ar­gen­ti­na pre­ten­de in­gre­sar ha­bía re­cor­da­do que “des­de ha­ce 16 años” el país si­gue “sin po­der res­pon­sa­bi­li­zar a las em­pre­sas por el cohe­cho in­ter­na­cio­nal ni pro­ce­sar a los ciu­da­da­nos que co­me­tan es­te de­li­to en el ex­tran­je­ro”.

En los pa­si­llos de los tri­bu­na­les de Re­ti­ro, jue­ces y fis­ca­les son cons­cien­tes de los cam­bios que se bus­can con el nue­vo Có­di­go Pe­nal. “Sa­be­mos lo que vi­mos en los dia­rios, pe­ro fal­ta mu­cho. A no­so­tros nos to­ca apli­car la ley, la que sea”, di­jo uno de los ma­gis­tra­dos con­sul­ta­dos. Pi­den pru­den­cia a la ho­ra de los aná­li­sis, aun­que en prin­ci­pio pa­re­cen ver con bue­nos ojos los cam­bios. Al­gu­nos sub­ra­yan que al me­nos a la ca­be­za de la re­dac­ción del pro­yec­to es­tu­vo el juez Ma­riano Bo­rinsky, quien –co­mo fis­cal pri­me­ro y aho­ra co­mo in­te­gran­te de la Ca­sa­ción– co­no­ce los ve- ri­cue­tos y ata­jos por los que se pue­den di­luir las acu­sa­cio­nes con­tra los fun­cio­na­rios sos­pe­cha­dos de co­rrup­ción.

Pe­ro los ha­bi­tan­tes de Py –en­car­ga­dos de in­ves­ti­gar la co­rrup­ción– sos­tie­nen que el pro­ble­ma no es có­mo se nom­bre a los de­li­tos (hoy exis­ten las fi­gu­ras de cohe­cho o ne­go­cia­cio­nes in­com­pa­ti­bles con la fun­ción pú­bli­ca), sino que el nue­vo Có­di­go es­ta­blez­ca nue­vos ins­tru­men­tos pa­ra com­ba­tir­los. Allí men­cio­nan la ley de res­pon­sa­bi­li­dad em­pre­sa­rial, el de­co­mi­so de bie­nes, la ley del arre­pen­ti­do, un aná­li­sis ex­haus­ti­vo so­bre la fi­gu­ra de en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to o pau­tas cla­ras a la ho­ra de apli­car pe­nas al­ter­na­ti­vas, que tam­bién fi­gu­ran en el pro­yec­to. “Si to­do eso no es­tá cla­ro, no va”, re­fle­xio­nó an­te PER­FIL un in­te­gran­te del edi­fi­cio.

Si el pro­yec­to to­da­vía no es co­no­ci­do por to­dos, lo que con cer­te­za na­die sa­be es qué ter­mi­na­rá apro­ban­do el Con­gre­so. “Va a ha­ber que es­tar aten­tos a la le­tra chi­ca”, di­je­ron las fuen­tes a PER­FIL. No se­ría la pri­me­ra vez que las co­sas cam­bian so­bre la mar­cha: le pa­só al pre­si­den­te de la Cor­te Ri­car­do Lo­ren­zet­ti du­ran­te el Go­bierno de Cris­ti­na Fernández con la re­for­ma del Có­di­go Ci­vil. En el Con­gre­so hu­bo in­nu­me­ra­bles mo­di­fi­ca­cio­nes que frus­tra­ron el “es­pí­ri­tu” del pro­yec­to ori­gi­nal y de­ja­ron caer pro­pues­tas co­mo la res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil del Es­ta­do o el cri­te­rio del co­mien­zo de la vi­da.

Un de­ta­lle so­bre el nue­vo Có­di­go Pe­nal es cuán­do se apro­ba­rá y quié­nes se­rán los al­can­za­dos por los nue­vos de­li­tos: se su­po­ne que una la ley no se apli­ca pa­ra atrás, re­mar­ca­ron las fuen­tes con­sul­ta­das. Es que des­pués de un 2017 en don­de el Go­bierno lo­gró ex­pul­sar a un ca­ma­ris­ta y pu­so en la mi­ra a jue­ces y fis­ca­les, lo que me­nos in­tere­sa en el edi­fi­cio de Re­ti­ro es de­ba­tir una ló­gi­ca que no fi­gu­ra en nin­gún pa­pel pe­ro mu­chos apli­can con fuer­za de ley: la dis­cre­cio­na­li­dad pa­ra des­cu­brir de­li­tos cuan­do cam­bian los tiem­pos po­lí­ti­cos y la ra­pi­dez o len­ti­tud de las in­ves­ti­ga­cio­nes ju­di­cia­les.

FO­TOS: CEDOC PER­FIL

PY. Aun­que se in­ves­ti­ga con otros nom­bres, el de­li­to “co­rrup­ción” no exis­te hoy en el Có­di­go.

FE­DE­RA­LES. Bo­na­dio, Li­jo y Er­co­li­ni, tres de los ma­gis­tra­dos que tie­nen en sus ma­nos cau­sas de co­rrup­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.