Bra­sil se re­cu­pe­ra, pe­ro su em­pu­je de­pen­de de lu­la, o la aver­sión que le tie­ne el mer­ca­do

Perfil (Domingo) - - ECONOMIA - JUAN PABLO AL­VA­REZ

del Ju­gue­te, “hay más im­por­ta­ción pe­ro la in­dus­tria na­cio­nal se si­gue ven­dien­do por­que las fa­mi­lias no tie­nen $ 1.500 pa­ra gas­tar en los im­por­ta­dos bue­nos”, di­fe­ren­cián­do­los de los “pe­lu­ches de Tai­wan”.

“Pe­ro si el ju­gue­te­ro se po­ne a im­por­tar, es­ta­mos en un pro­ble­ma”, re­co­no­ce, so­bre la ten­ta­ción de mu­chos de sus pa­res del sec­tor pri­va­do. Y la ofer­ta chi­na es muy agre­si­va. Per­mi­sos. La ver­sión de que las li­cen­cias no au­to­má­ti­cas de im­por­ta­ción, un pa­so pre­vio a im­por­tar que de­be lo­grar la au­to­ri­za­ción ofi­cial, pa­sa­rían a ser “au­to­má­ti­cas” preo­cu­pó a mu­chos sec­to­res, pe­ro fue des­car­ta­da por el área de Co­mer­cio. “Even­tual­men­te va a ter­mi­nar pa­san­do”, re­co­no­cen de to­das for­mas en el sec­tor pri­va­do.

“Las im­por­ta­cio­nes se­gui­rán cre­cien­do a me­di­da que se re­to­ma la ac­ti­vi­dad”, se­ña­ló el es­pe­cia­lis­ta Raúl Ochoa, que apun­tó al dé­fi­cit de cuen­ta co­rrien­te que si­gue cre­cien­do, a fuer­za de ex­por­ta­cio­nes es­tan­ca­das y una ba­lan­za de ser­vi­cios y tu­ris­mo que se de­te­rio­ra: con to­do, su­ma un 5% del PBI que hay que fi­nan­ciar con deu­da.

Juan Carlos Pe­rey­ra, ti­tu­lar de la Aso­cia­ción de Im­por­ta­do­res y Ex­por­ta­do­res (Aie­ra), coin­ci­dió en que la pers­pec­ti­va de ac­ti­vi­dad no alien­ta una ola im­por­ta­do­ra. “Los bie­nes de con­su­mo es­tán cre­cien­do y hay una ten­den­cia a que se li­be­ra­li­ce pau­la­ti­na­men­te más. Las me­di­das son pa­ra que ca­da vez sea más fá­cil im­por­tar. Se van qui­tan­do tra­bas pa­ra­aran­ce­la­rias. Es po­si­ti­vo por­que ha­bía tra­bas que no eran ra­zo­na­bles, pe­ro tam­bién le da­ban pro­tec­ción a la in­dus­tria lo­cal. Las li­cen­cias no au­to­má­ti­cas sa­len ca­da vez más rá­pi­do, den­tro del pla­zo y an­tes de lo es­pe­ra­do”, re­mar­có.

Pa­ra el ana­lis­ta de co­mer­cio in­ter­na­cio­nal Mi­guel Pon­ce, el Go­bierno sub­es­ti­mó el cre­ci­mien­to de las im­por­ta­cio­nes en el Pre­su­pues­to. “Por ca­da pun­to de cre­ci­mien­to, las im­por­ta­cio­nes crecen tres”, ase­gu­ró. Y de­ta­lló que el ne­go­cio es­tá “ca­da vez más con­cen­tra­do” aun­que se su­man nue­vos ju­ga­do­res.

El con­tra­ban­do es otro de los ejes de preo­cu­pa­ción. Pe­se a la “mano du­ra” ini­cial de Juan Jo­sé Gó­mez Cen­tu­rión en Adua­na, las pyme creen que los con­tro­les se es­tán re­la­jan­do. En la cos­ta, por ejem­plo, se ven­den dos mi­llo­nes de pa­res de an­te­ojos tru­chos por tem­po­ra­da. Es­te año Bra­sil ele­gi­rá pre­si­den­te y des­de la Ar­gen­ti­na se ob­ser­va el pro­ce­so con vi­tal aten­ción, por tra­tar­se del prin­ci­pal so­cio eco­nó­mi­co del país.

Los es­pe­cia­lis­tas con­sul­ta­dos con­si­de­ran que la cam­pa­ña elec­to­ral no ten­drá un im­pac­to eco­nó­mi­co en tér­mi­nos de au­men­to del gas­to es­ta­tal por el mar­gen de ac­ción li­mi­ta­do de Mi­chel Te­mer. Sin em­bar­go, mu­chos de ellos te­men que una even­tual can­di­da­tu­ra del ex man­da­ta­rio Lu­la ale­je in­ver­so­res.

Aten­tos a la po­si­bi­li­dad de que una me­jo­ra eco­nó­mi­ca en Bra­sil re­per­cu­ta en una ma­yor de­man­da ha­cia pro­duc­tos de nues­tro país, al­gu­nos eco­no­mis­tas avi­zo­ran un in­cre­men­to en el PBI bra­si­le­ño que os­ci­la­ría en­tre un 2,5% y un 3%. No obs­tan­te, su­pe­di­tan es­ta pre­vi­sión a lo que su­ce­da el 24 de enero, cuan­do el Tri­bu­nal Fe­de­ral de Porto Ale­gre de­ter­mi­na­rá si el ex pre­si­den­te Lu­la (Luiz Iná­cio da Sil­va) pue­de ser can­di­da­to, pe­se a es­tar pro­ce­sa­do.

“El mar­gen de ac­ción del pre­si­den­te Mi­chel Te­mer es muy li­mi­ta­do, por su im­po­pu­la­ri­dad y por el lí­mi­te cons­ti­tu­cio­nal que se le ha fi­ja­do al gas­to pú­bli­co”, afir­ma el eco­no­mis­ta e in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad de Río de Ja­nei­ro Eduardo Crespo. Ade­más, Crespo ase­gu­ra que Te­mer no va a in­vo­lu­crar­se en la cam­pa­ña, por lo que no pre­vé una in­yec­ción gu­ber­na­men­tal de di­ne­ro.

Por su par­te, el es­pe­cia­lis­ta en co­mer­cio exterior Be­li­sa­rio de Azevedo, de la con­sul­to­ra Abe­ceb, tam­bién con­si­de­ra que Te­mer no tie­ne po­si­bi­li­da­des de des­ple­gar una po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca ex­pan­si­va. De to­das for­mas, afir­ma que en Bra­sil no es co­mún que la in­ver­sión del Es­ta­do crez­ca de ma­ne­ra des­pro­por­cio­na­da en años elec­to­ra­les. “Pue­de ha­ber ca­sos en los que se ha gas­ta­do más fren­te a una elec­ción, pe­ro los grá­fi­cos no mues­tran un se­rru­cho tan pro­nun­cia­do co­mo su­ce­de en la Ar­gen­ti­na”.

“Bra­sil pue­de cre­cer un 2,7% e, in­clu­so, un 3% si la re­for­ma pre­vi­sio­nal es apro­ba­da”, es­ti­ma Gus­ta­vo Se­gré, so­cio di­rec­tor de Cen­ter Group. Sin em­bar­go, Se­gré cal­cu­la que si Lu­la lle­ga­se a ser can­di­da­to el cre­ci­mien­to va a ser me­nor, “por­que el mer­ca­do no lo quie­re”. En un tono si­mi­lar, el di­rec­tor de la 2003 2004 2005 2006 2007 con­sul­to­ra DNI, Mar­ce­lo Eli­zon­do, afir­ma: “El pro­ble­ma no es Lu­la, que ha de­mos­tra­do ser un prag­má­ti­co. El pro­ble­ma es lo que el mer­ca­do pien­sa de él”.

Más allá del po­ten­cial de cre­ci­mien­to del país ve­cino, al­gu­nos eco­no­mis­tas no mues­tran en­tu­sias­mo res­pec­to de cuán­to pue­de in­ci­dir su re­pun­te en un ma­yor ni­vel de im­por­ta­cio­nes de pro­duc­tos ar­gen­ti­nos.

Es­te pe­si­mis­mo se ex­pli­ca por da­tos re­cien­tes: en 2017, pe­se a que Bra­sil lo­gró sa­lir de una re­ce­sión de tres años, la ba­lan­za co­mer­cial en­tre am­bos paí­ses fue la más de­fi­ci­ta­ria de la his­to­ria ar­gen­ti­na. Fren­te a es­te es­ce­na­rio, Se­gré se­ña­la: “Ar­gen­ti­na es­tá des­apro­ve­chan­do el buen mo­men­to de Bra­sil. El año pa­sa­do, Bra­sil au­men­tó sus im­por­ta­cio­nes 2008 2009 2010 2011 2012 2013 des­de Ar­gen­ti­na un 8% y del res­to del mun­do un 10%”. Por su par­te, De Azevedo mar­ca que el año pa­sa­do Ar­gen­ti­na ex­por­tó ha­cia Bra­sil más que en años an­te­rio­res pe­ro, a la vez, “im­por­tó una bar­ba­ri­dad”.

“Te­ne­mos un se­rio pro­ble­ma de in­ter­cam­bio con el mun­do en ge­ne­ral y con Bra­sil en par­ti­cu­lar, por­que las ex­por­ta­cio­nes ha­cia allá de­pen­den del ni­vel de ac­ti­vi­dad, pe­ro tam­bién del ni­vel de com­pe­ti­ti­vi­dad, que es don­de es­ta­mos fa­llan­do”, se­ña­la­ron des­de la con­sul­to­ra Eco­la­ti­na.

Fuen­tes del Mi­nis­te­rio de Pro­duc­ción se­ña­la­ron que el go­bierno ar­gen­tino tra­ba­ja pa­ra op­ti­mi­zar las con­di­cio­nes de in­ter­cam­bio “me­jo­ran­do el flex, des­bu­ro­cra­ti­zan­do los pro­ce­sos, avan­zan­do con el cer­ti­fi­ca­do de ori­gen di­gi­tal y am­plian­do el diá­lo­go bi­la­te­ral”, pe­ro se pre­pa­ran pa­ra un cam­bio de ne­go­cia­do­res des­pués de los años de bue­na sin­to­nía Ma­cri-Te­mer. 2014 2015 3% 2,8% 2016 2017* 2018*

In­dus­tria, con et­che­go­yen, to­da­vía se impone en la in­ter­na del Go­bierno el prin­ci­pal so­cio cre­ce, pe­ro le com­pra me­nos a la ar­gen­ti­na que al res­to de la re­gión

Fuen­te: da­ta.world­bank.org In­fo­gra­fía: S.U.

AFP

DE­FI­NI­CIO­NES. La Jus­ti­cia de­fi­ne el 24 si Lu­la pue­de com­pe­tir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.