Con la ma­rihua­na le­gal, crecen los hos­tels ‘weed friendly’ en uru­guay

En Pun­ta del es­te y ro­cha, tie­nen am­bien­ta­ción te­má­ti­ca y son fu­ror en­tre los ar­gen­ti­nos. El go­bierno in­ten­si­fi­ca con­tro­les de ven­ta a tu­ris­tas.

Perfil (Domingo) - - SOCIEDAD - SANTIAGO CA­RRI­LLO

Aca­ba de ins­tau­rar­se en Ca­li­for­nia, pe­ro ya se po­día ha­cer aquí no­más, en Uru­guay. La po­si­bi­li­dad de fu­mar ma­rihua­na con fi­nes re­crea­ti­vos –con ven­ta con­tro­la­da y en far­ma­cias, y au­to­cul­ti­vo per­mi­ti­do pa­ra el con­su­mo pro­pio– hi­zo que sur­ja, en el país ve­cino, una nue­va ten­den­cia que lle­gó has­ta Pun­ta del Es­te: el tu­ris­mo can­ná­bi­co.

En ese ex­clu­si­vo bal­nea­rio –y en otras lo­ca­li­da­des de Ro­cha y Mon­te­vi­deo– hay hos­tels que se pro­mo­cio­nan co­mo weed friendly (o ‘ami­gos de la hier­ba’, se­gún su tra­duc­ción co­lo­quial del in­glés) pa­ra atraer a los via­je­ros de to­das las eda­des. Uno de ellos, bau­ti­za­do THC Hos­tel, co­bra US$ 270 la no­che y es­tá am­bien­ta­do con al­moha­do­nes y cor­ti­nas con di­bu­jos de la ho­ja de la ma­rihua­na, va­rios cua­dros con co­go­llos –la flor que se fu­ma– y plan­tas. Ca­mi­la Gian­nat­ta­sio, una de las due­ñas, cuen­ta que “la ley no per­mi­te ven­der­les a los ex­tran­je­ros, pe­ro siem­pre con­vi­da­mos”. Su otro due­ño, Ga­briel Mon­tiel, es fun­da­dor del pri­mer club can­ná­bi­co de Uru­guay. Mi­guel Mol­te­do es due­ño del Hos­tel Pla­ya Man­sa, ubi­ca­do en la en­tra­da de Pun­ta del Es­te. En su pro­mo­ción de hos­pe­da­je en la web di­ce que “las le­yes uru­gua­yas re­fe­ren­tes al can­na­bis ha­cen del si­tio un lu­gar pri­vi­le­gia­do pa­ra los aman­tes de la ma­rihua­na”.

Sin em­bar­go, Mol­te­do sos- tie­ne que “no les ven­de a los tu­ris­tas por­que es ile­gal”. Pe­ro, al igual que en THC, con­vi­da “por­que la ma­rihua­na es la plan­ta ma­dre”.

Más allá de los con­tro­les que exis­ten por par­te del go­bierno uru­gua­yo, pa­ra Mol­te­do “de­be­ría per­mi­tir­se ven­der­les ma­rihua­na a los tu­ris­tas ex­tran­je­ros” por­que “son mi­les los que lle­gan en bús­que­da de la plan­ta”. “De­sa­rro­llé un pro­yec­to de la ma­rihua­na y el tu­ris­mo y se lo en­vié al ex pre­si­den­te Pe­pe Mu­ji­ca”, agre­ga Mol­te­do.

Fa­cun­do Sie­rra es un ar­gen­tino que eli­ge ca­da año las cos­tas uru­gua­yas pa­ra sus va­ca­cio­nes. Ya par­ti­ci­pó de una ca­ta con va­rie­da­des de can­na­bis exó­ti­cas y bus­ca re­pe­tir la ex­pe­rien­cia. “Tu­ve ex­pe­rien­cias en grow shops y hos­tels don­de me hos­pe­dé, con ma­rihua­na de gran ca­li­dad, y de cul­ti­va­do­res muy pro­fe­sio­na­les con los que com­par­ti­mos jun­to a otros ar­gen­ti­nos”, cuen­ta.

En Ro­cha, otro de los des­ti­nos preferidos de los ar­gen­ti-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.