“es­toy don­de no me arre­pien­to de na­da”

Perfil (Domingo) - - CINE - J.M.D.

El gran showman, film to­da­vía en car­tel, se pro­po­ne al­go es­pe­cial: ser un mu­si­cal gi­gan­te so­ña­do por Hugh Jack­man, su pro­ta­go­nis­ta. Una de las gra­cias del ex Wol­ve­ri­ne es el casting que lo acom­pa­ña, que in­clu­ye a Mi­che­lle Wi­lliams, a la es­tre­lla pop Zen­da­ya y Zac Efron. El ex pro­ta­go­nis­ta de High School Mu­si­cal su­po ju­gar con su ca­ri­ca­tu­ra des­de ha­ce años, y así ha de­ve­ni­do un ce­le­bri­dad que sa­be lo que es. Aquí, en una en­tre­vis­ta ce­di­da por FOX, Efron vuel­ve a ex­pli­car có­mo ha­ce pa­ra ser quién es.

—¿Có­mo te in­vo­lu­cras­te en “El gran showman”?

—Es­ta­ba ma­ne­jan­do en la au­to­pis­ta 101 de Los An­ge­les, en me­dio de mu­cho trá­fi­co. Ha­bía ido al gim­na­sio, a unas reunio­nes y me di­ri­gía a ca­sa cuan­do mi te­lé­fono so­nó. Era Mi­chael Gra­cey. Pen­sé que era una invitación a co­mer. Pe­ro, an­te mi to­tal sor­pre­sa, di­jo: “Hay un mu­si­cal al que me pa­re­ce que de­be­rías echar­le un ojo, y yo soy el di­rec­tor”. Yo so­lo gri­té: “¡Acep­to, acep­to! ¿Cuán­do nos ve­mos?”. Co­men­zó a reír­se y yo agre­gué: “¿Quién es­tá en él? ¿De qué tra­ta?”, y me res­pon­dió, “Es acer­ca de P.T. Bar­num, con Hugh Jack­man”. Pe­gué un gri­to. El trán­si­to to­da­vía es­ta­ba pa­ra­do, en­ton­ces me sa­lí del au­to y en me­dio de la au­to­pis­ta gri­té “¡Sí!”.

—¿Qué fue lo que te atra- jo es­pe­cí­fi­ca­men­te?

—Des­pués de ha­blar con Mi­chael y dis­cu­tir el pa­pel con lu­jo de de­ta­lles, no se pa­re­cía a na­da que hu­bie­ra es­cu­cha­do an­tes y se veía co­mo al­go de­ma­sia­do bueno pa­ra ser cier­to. Cuan­do Mi­chael es­ta­ble­ció el tono de la pe­lí­cu­la, me di­jo que iba a ser in­no­va­do­ra, y que tam­bién te­nía men­sa­jes que iban a re­so­nar en­tre el pú­bli­co con­tem­po­rá­neo.

—Sue­na a que era un pro­yec­to muy es­pe­cial pa­ra vos.

—Siem­pre he so­ña­do en re­gre­sar a ha­cer mu­si­ca­les, pe­ro nun­ca so­ñé que iba a ser en una pe­lí­cu­la con Hugh Jack­man, Mi­chael Gra­cey, Zen­da­ya, y Mi­che­lle Wi­lliams. Es­ta­ba muy emo­cio­na­do por con­tar es­ta his­to­ria asom­bro­sa de P.T. Bar­num, al­guien que de­rri­bó tan­tas ba­rre­ras. Le en­se­ñó al mun­do a pen­sar de ma­ne­ra crea­ti­va y ori­gi­nal. Era un ti­po que vi­sua­li­zó el amor y la li­ber­tad de un ti­po de co­mu­ni­dad don­de no hay na­da ma­lo en el mun­do y don­de no hay hos­ti­li- dad. Fes­te­jó el amor y apre­ció a to­do ti­po de gen­te dis­tin­ta, sin im­por­tar­le sus an­te­ce­den­tes o es­ta­tus so­cial.

—¿Cuá­les son tus me­tas?

—Siem­pre me ha en­can­ta­do dar­le va­rie­dad a mi tra­ba­jo y cam­biar pa­ra man­te­ner las co­sas in­tere­san­tes, pa­ra man­te­ner mi vi­da in­tere­san­te. To­da­vía soy jo­ven, aca­bo de cum­plir 30 años, y sien­to que ape­nas, es­toy ras­can­do la su­per­fi­cie en cuan­to a mis ca­pa­ci­da­des. Es­toy lis­to pa­ra in­ten­tar cual­quier co­sa, y lo que sea, y me emo­cio­na el fu­tu­ro por­que nun­ca he es­ta­do más en­fo­ca­do y lú­ci­do de lo que es­toy aho­ra. Es­toy en un lu­gar don­de no me arre­pien­to de na­da. De igual ma­ne­ra ¡ya no leo crí­ti­cas! Es­toy aquí pa­ra di­ver­tir­me y ver ha­cia dón­de me lle­va la vi­da. Mi si­guien­te pro­yec­to va a tra­tar de Ted Bundy (el ase­sino en se­rie). ¡Eso sí que es di­fe­ren­te a un mu­si­cal! Me en­can­ta cam­biar de ca­rri­les e in­ten­tar co­sas nue­vas. Creo que la va­rie­dad es cla­ve en la vi­da.

GZA. FOX

SUER­TE. La ofer­ta pa­ra su­mar­se al mu­si­cal El gran showman le lle­gó mien­tras ma­ne­ja­ba.

CEDOC PER­FIL

GOL. El ac­tor se hi­zo co­no­cer con su la­bor en High School Mu­si­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.