Un re­fe­rén­dum de­fi­ne si Co­rrea, en­fren­ta­do al ac­tual pre­si­den­te, po­drá ser can­di­da­to.

Los ecua­to­ria­nos acu­den hoy a las ur­nas pa­ra de­ci­dir si prohí­ben la re­elec­ción in­de­fi­ni­da. El pre­si­den­te apo­ya el Sí y su an­te­ce­sor el No.

Perfil (Domingo) - - PORTADA - LEAN­DRO DA­RIO

El amor se ter­mi­nó ha­ce un buen ra­to, pe­ro los pa­pe­les del di­vor­cio los fir­ma­rán re­cién hoy, cuan­do 13 mi­llo­nes de ecua­to­ria­nos acu­dan a las ur­nas a vo­tar en la cru­cial con­sul­ta po­pu­lar. El pre­si­den­te Le­nín Moreno y su an­te­ce­sor Ra­fael Co­rrea, dos ex alia­dos con­ver­ti­dos en enemi­gos acé­rri­mos, se en­fren­tan en una ba­ta­lla de­ci­si­va que mar­ca­rá cuál se­rá el fu­tu­ro po­lí­ti­co de Ecua­dor. ¿Re­gre­sa­rá el ex man­da­ta­rio al po­der o su su­ce­sor lo sa­ca­rá de la can­cha? Esa es la cues­tión que in­di­ca­rá quién sal­drá me­jor pa­ra­do del re­par­to de bie­nes.

El re­fe­ren­do, con­vo­ca­do por Moreno, in­clu­ye sie­te pre­gun­tas di­ver­sas, que con­sul­tan a la ciu­da­da­nía so­bre la in­ha­bi­li­ta­ción a car­gos elec­ti­vos de sen­ten­cia­dos por co­rrup­ción, la im­pres­crip­ti­bi­li­dad de abu­sos se­xua­les a me­no­res, el cui­da­do del me­dio am­bien­te y la re­mo­ción del ór­gano de con­trol es­ta­tal. Pe­ro el ob­je­ti­vo cen­tral del go­bierno ecua­to­riano es mo­di­fi­car el ar­tícu­lo de la Cons­ti­tu­ción, re­for­ma­da en 2015 por Co­rrea, que per­mi­te la re­elec­ción in­de­fi­ni­da. Si los ecua­to­ria­nos dan su con­sen­ti­mien­to pa­ra su­pri­mir­lo, el ex pre­si­den­te no po­dría re­gre­sar al Pa­la­cio de Ca­ron­de­let.

Cor rea siem­pre in­si­nuó que op­ta­ría nue­va­men­te por la pre­si­den­cia. “Si la opo­si­ción nos quie­re vol­ver al vie­jo país de la in­go­ber­na­bi­li­dad, del chan­ta­je, del so­me­ti­mien­to, ahí nos ve­re­mos nue­va­men­te en las ur­nas. El te­rror de que vuel­va Co­rrea –di­jo en 2015 ha­blan­do de sí mis­mo en ter­ce­ra per­so­na– va a ha­cer que se por­ten al­go bien, al­go de­cen­te­men­te”. Pe­ro aho­ra esa chan­ce co­rre ries­go de des­va­ne­cer­se, con la con­tro­ver­ti­da Pre­gun­ta Nº 2 de la con­sul­ta, que pro­po­ne “que to­das las au­to­ri­da­des de elec­ción po­pu­lar pue­dan ser re­elec­tas por una so­la vez pa­ra el mis­mo car­go”.

“El te­ma cen­tral es el de la re­elec­ción, que de­fi­ni­rá la po­si­bi­li­dad o no de que Co­rrea pue­da vol­ver a par­ti­ci­par en elec­cio­nes. Es­te es un mo­men­to don­de se ins­ti­tu­cio­na­li­za una tran­si­ción que co­men­zó cuan­do Moreno ga­nó las elec­cio­nes y Co­rrea se dis­tan­ció de él”, ex­pli­có a PER­FIL Adrían Bonilla, pro­fe­sor de Flac­so Ecua­dor.

Se­gún Co­rrea, la con­sul­ta

“El te­ma cen­tral es sa­ber si co­rrea pue­de vol­ver a can­di­da­tear­se a la pre­si­den­cia o no.”

po­pu­lar es in­cons­ti­tu­cio­nal, ya que la en­mien­da a la Car­ta Mag­na de­be­ría ser dis­cu­ti­da en la Asam­blea Na­cio­nal. Ade­más, cues­tio­na la apli­ca­ción re­tro­ac­ti­va de esa en­mien­da, que apun­ta­ría a im­pe­dir una nue­va pos­tu­la­ción su­ya. Otra de las fuer­tes crí­ti­cas del ex pre­si­den­te apun­ta con­tra la Pre­gun­ta Nº 3, que bus­ca re­es­truc­tu­rar el Con­se­jo de Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­da­na y Con­trol So­cial, que de­sig­na a las au­to­ri­da­des de la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral del Es­ta­do –má­xi­mo

PO­DER. Si ga­na el Sí, Moreno re­es­truc­tu­ra­rá el Con­se­jo de Par­ti­pa­ción Ciu­da­da­na y Con­trol So­cial.

RE­GRE­SO. El lí­der de Re­vo­lu­ción Ciu­da­da­na vol­vió a Ecua­dor pa­ra ha­cer cam­pa­ña por el No. De­nun­ció que la con­sul­ta po­pu­lar es in­cons­ti­tu­cio­nal y pi­dió la in­ter­ven­ción de la OEA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.