‘Dia­lo­guis­tas’ apues­tan a su pe­so pa­ra que­dar co­mo la cgt ofi­cial

Perfil (Domingo) - - POLITICA - AU­RE­LIO TO­MAS

Con me­nor ex­po­si­ción pú­bli­ca que la fa­mi­lia Mo­yano y sus alia­dos, los sin­di­ca­lis­tas que hoy fa­vo­re­cen una es­tra­te­gia de diá­lo­go con el Go­bierno mue­ven por es­tos días fi­chas con dos ob­je­ti­vos: re­cu­pe­rar el con­trol de la CGT cap­tu­ra­da por el mo­ya­nis­mo y pro­pi­ciar una re­la­ción más cons­truc­ti­va con el ofi­cia­lis­mo.

En el ca­so de los re­fe­ren­tes ali­nea­dos con el lí­der ca­mio­ne­ro, su prin­ci­pal ar­ma pa­re­ce ser la con­flic­ti­vi­dad. Sus de­trac­to­res, en cam­bio, pro­pi­cian una es­tra­te­gia que de­fi­nen co­mo más “in­te­li­gen­te” don­de com­bi­nan su jue­go en la cons­truc­ción de un nue­vo li­de­raz­go pe­ro­nis­ta y la ne­go­cia­ción con las au­to­ri­da­des na­cio­na­les.

Es­te gru­po es­tá in­te­gra­do por los “gor­dos”, que con­cen­tran los gre­mios de ser­vi­cios más im­por­tan­tes del ofi­cia­lis­mo. Des­de Tra­ba­jo an­ti­ci­pan que la gran apues­ta es el acuer­do de Comercio que se­ría la re­fe­ren­cia ele­gi­da por la ges­tión de Jor­ge Tria­ca.

El nú­me­ro tam­bién les apor­ta un fac­tor fun­da­men­tal. La de­fi­ni­ción de una nue­va di­rec­ción en la CGT se de­be­ría rea­li­zar en el mar­co de un Con­gre­so Con­fe­de­ral, don­de ca­da aso­cia­ción sin­di­cal tie­ne el pe­so que le otor­ga su pa­drón. Por eso no sor­pren­de que ayer Héctor Daer, re­fe­ren­te de los “dia­lo­guis­tas” en el triun­vi­ra­to, su­gi­rie­ra que: “Si es­ta con­duc­ción no lo pue­de ha­cer por di­fe­ren­cias o por­que no pue­de ge­ne­rar los con­sen­sos ne­ce­sa­rios, lo que hay que ha­cer es po­ner­le fe­cha, ha­cer un con­gre­so de la CGT y nom­brar una nue­va con­duc­ción”.

en el ca­so de los ali­nea­dos con Mo­yano, su ar­ma prin­ci­pal pa­re­ce ser la con­flic­ti­vi­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.