Ex­tra­di­tan y pro­ce­san al lí­der de un car­tel que ope­ró en ar­gen­ti­na

Perfil (Domingo) - - POLICIALES - CE­CI­LIA DI LODOVICO

El pre­sun­to ca­po nar­co Wi­lliams Tria­na Pe­ña, alias Wi­llo, lle­gó al país el 12 de enero con una fuer­te cus­to­dia que lo acom­pa­ñó des­de la cár­cel de La Pi­co­ta, en Bo­go­tá, has­ta la pri­sión de Ezei­za, don­de per­ma­ne­ce alo­ja­do ba­jo el sis­te­ma de In­ter­ven­ción pa­ra la Re­duc­ción de In­di­ces de Co­rrup­ti­bi­li­dad (IRIC).

Tres días más tar­de, el pre­sun­to je­fe vin­cu­la­do a Los Ura­be­ños, un car­tel de dro­gas co­lom­biano, fue tras­la­da­do al juz­ga­do fe­de­ral de Ser­gio Torres, en Co­mo­do­ro Py, por las au­to­ri­da­des de la Sec­ción Ex­tra­di­cio­nes del De­par­ta­men­to de In­ter­pol de la Po­li­cía Fe­de­ral Ar­gen­ti­na (PFA).

Allí fue in­da­ga­do. “Me de­cla­ro inocen­te de los car­gos que me es­tán impu­tan­do. No per­te­nez­co a nin­gu­na or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal ni tam­po­co nun­ca he es­ta­do vin­cu­la­do con el nar­co­trá­fi­co ni la­va­do de ac­ti­vos”, anun­ció y ex­pli­có por qué se ins­ta­ló con su fa­mi­lia en los ba­rrios más ex­clu­si­vos del país: “En el año 2008 se- cues­tra­ron a mi so­brino, hi­jo de mi her­mano Er­man, y lue­go fue ase­si­na­do a ma­nos de la gue­rri­lla de la FARC, pe­se a ha­ber pa­ga­do el res­ca­te que so­li­ci­ta­ban. An­tes de ello fue se­cues­tra­do mi pa­pá, al cual li­be­ra­ron, y la sue­gra de mi her­mano Nel­son, la cual tam­bién fue li­be­ra­da”. “Esos fue­ron unos de los mo­ti­vos pa­ra de­ci­dir via­jar a Bue­nos Ai­res por­que es un lu­gar más se­gu­ro y ale­ja­do de esa pro­ble­má­ti­ca”, di­jo el co­lom­biano acu­sa­do de li­de­rar la or­ga­ni­za­ción, co­no­ci­da co­mo la Ban­da del Nar­coa­rroz, des­ba­ra­ta­da en 2015, tras un me­ga­ope­ra­ti­vo.

Es­te lu­nes, Torres re­sol­vió pro­ce­sar­lo con pri­sión pre­ven­ti­va por con­si­de­rar­lo miem­bro de una aso­cia­ción ilí­ci­ta, en con­cur­so real con los de­li­tos de trá­fi­co ilí­ci­to de sus­tan­cias es­tu­pe­fa­cien­tes y de con­tra­ban­do de ex­por­ta­ción agra­va­do. Ade­más, lo em­bar­gó por 4.500.000 pe­sos, una su­ma que es­ti­ma el va­lor de la co­caí­na se­cues­tra­da a la or­ga­ni­za­ción.

La cau­sa, en ma­nos de la se­cre­ta­ría de Mar­tín Urio­na y el fis­cal Fe­de­ri­co Del­ga­do, de­ve­ló el fun­cio­na­mien­to de un car­tel co­lom­biano que ope­ra­ba en Ar­gen­ti­na des­de 2010, y cu­yos miem­bros eje­cu­ta­ron una so­fis­ti­ca­da red de la­va­do de di­ne­ro que in­clu­yó ne­go­cios in­mo­bi­lia­rios, com­pra de ju­ga­do­res, la or­ga­ni­za­ción de par­ti­dos de fút­bol y el pro­yec­to de cons­truc­ción de un cre­ma­to­rio en San­ta Fe, en­tre otros ru­bros y em­pre­sas, que ha­brían si­do dia­gra­ma­das por el abo­ga­do ar­gen­tino Guillermo Hei­sin­ger y or­ques­ta­da por el co­lom­biano Carlos Yo­relmy Duar­te Díaz.

Wi­llo, tam­bién co­no­ci­do co­mo el Je­fe, de­jó el país jun­to a sus her­ma­nos –el pe­di­do de cap­tu­ra de Er­man si­gue vi­gen­te– an­tes de los alla­na­mien­tos y per­ma­ne­ció pró­fu­go por on­ce me­ses, has­ta que fue cap­tu­ra­do por In­ter­pol en agos­to de 2016.

La in­ves­ti­ga­ción cuen­ta con la co­la­bo­ra­ción de la Pro­cu­nar y la Pro­ce­lac, a car­go de Die­go Igle­sias y Ga­briel Pérez Bar­be­rá, res­pec­ti­va­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.