Un os­cu­ro pa­no­ra­ma le es­pe­ra a la viu­da del ex se­cre­ta­rio de Kirch­ner

Bo­na­dio la in­ves­ti­ga por la cau­sa de los cua­der­nos y aho­ra tam­bién por la­va­do. in­sis­ti­rá con su li­ber­tad, pe­ro tie­ne po­cas chan­ces.

Perfil (Domingo) - - POLITICA - CE­CI­LIA DEVANNA

Ha­ce po­co más de quin­ce días, la vi­da de Ca­ro­li­na Po­chet­ti co­men­zó a des­mo­ro­nar­se. Viu­da de Da­niel Mu­ñoz, ex se­cre­ta­rio de Nés­tor Kirch­ner, la mu­jer que re­par­tía sus días en­tre sus man­sio­nes en el ba­rrio de Saa­ve­dra, Vi­lla La An­gos­tu­ra y San Mar­tín de los An­des, y sus de­par­ta­men­tos en Mia­mi y Nue­va York, se acer­ca en po­cos días a su se­gun­da se­ma­na tras las re­jas. Con un com­ple­jo en­tra­ma­do ju­di­cial por de­lan­te, re­cu­pe­rar la li­ber­tad no pa­re­ce una op­ción cer­ca­na. En es­pe­cial, cuan­do la Jus­ti­cia en­con­tró en su man­sión por­te­ña, don­de con­vi­vía con sus dos hi­jos, que des­tru­yó prue­bas que la com­pro­me­te­rían.

El co­mien­zo del fin lle­gó el jue­ves 18, cuan­do la Cá­ma­ra Fe­de­ral de Ape­la­cio­nes, con vo­tos de Leo­pol­do Bru­glia y Mar­tín Irur­zun, anu­ló una de­ci­sión del juez Luis Ro­drí- guez, que la in­ves­ti­ga­ba por la­va­do de di­ne­ro. Esa re­so­lu­ción la de­jó al bor­de de la in­da­ga­to­ria y de la po­si­ble de­ten­ción. En­ton­ces, la so­li­ci­tó el fis­cal Car­los Stor­ne­lli, pe­ro Ro­drí­guez no hi­zo lu­gar. Stor­ne­lli hi­zo el mis­mo pe­di­do an­te Clau­dio Bo­na­dio, en la cau­sa de los cua­der­nos de las coimas, don­de Mu­ñoz es un per­so­na­je cen­tral en el ma­ne­jo del di­ne­ro, y la suer­te de Po­chet­ti se se­lló. Me­nos de 72 ho­ras des­pués de co­no­cer­se la or­den de cap­tu­ra en su con­tra, se en­tre­gó en el des­pa­cho del ma­gis­tra­do. Allí rom­pió en llan­to y fue de­te­ni­da. En bre­ve in­sis­ti­rá con su li­be­ra­ción, pe­ro no pa­re­ce con­tar con vien­to a fa­vor.

En ese sen­ti­do, tie­ne dos gran­des con­tras. Una de ellas es que has­ta aho­ra la Cá­ma­ra vie­ne re­cha­zan­do to­dos los pe­di­dos de ex­car­ce­la­cio­nes que se pre­sen­tan en la cau­sa. La otra es que, cuan­do se alla­nó su lu­jo­sa ca­sa en Saa­ve­dra, la po­li­cía en­con­tró que la mu­jer ha­bía in­ten­ta­do des­ha­cer­se de prue­bas que po­drían in­cri­mi­nar­la aún más en la cau­sa. La­va­do. Pe­ro si al­go le fal­ta­ba pa­ra com­pli­car aún más su pa­no­ra­ma, eso ocu­rrió es­ta se­ma­na. Fue cuan­do la Cá­ma­ra apar­tó al juez Ro­drí­guez del ex­pe­dien­te en el que ella y cin­co per­so­nas de su en­torno es­tán acu­sa­das del presunto la­va­do de más de 70 mi­llo­nes de dó­la­res y or­de­nó que el ca­so pa­sa­ra a sor­teo. Así re­ca­yó en Da­niel Ra­fe­cas, quien en­ten­dió que la in­ves­ti­ga­ción de­bía

La Jus­ti­cia ha­lló que en su man­sión por­te­ña des­tru­yó prue­bas que la com­pro­me­te­rían

se­guir en el juz­ga­do de Bo­na­dio, jun­to a la de los cua­der­nos de las coimas. Bo­na­dio así lo ha­bía pe­di­do, pe­ro Ro­drí­guez se ha­bía ne­ga­do.

En la re­so­lu­ción, Ra­fe­cas sos­tu­vo: “Se im­po­ne que sea un úni­co ma­gis­tra­do quien lle­ve ade­lan­te la in­ves­ti­ga­ción de los he­chos aquí ven­ti­la­dos, por lo que co­rres­pon­de re­mi­tir las pre­sen­tes ac­tua­cio­nes al Sr. Juez a car­go del Juz­ga­do Fe­de­ral N° 11, ello en aras de una me­jor ad­mi­nis­tra­ción de jus­ti­cia y ce­le­ri­dad pro­ce­sal”.

Así, tan­to Po­chet­ti co­mo otras cin­co per­so­nas de su en­torno, se­ña­la­das co­mo pre­sun­tos tes­ta­fe­rros, se­gui­rán sien­do in­ves­ti­ga­das no so­lo por la­va­do de di­ne­ro, sino a la vez co­mo miem­bros de la aso­cia­ción ilí­ci­ta de la que Cris­ti­na Kirch­ner es­tá acu­sa­da de ser la je­fa.

En la cau­sa de la­va­do, Po­chet­ti y los otros in­vo­lu­cra­dos es­tán acu­sa­dos por el fis­cal Stor­ne­lli de ha­ber “con­for­ma­do una es­truc­tu­ra ju­rí­di­ca, so­cie­ta­ria y ban­ca­ria”, pa­ra la­var di­ne­ro de ori­gen ile­gal.

Se­gún do­cu­men­tos en­via­dos des­de los Es­ta­dos Uni­dos, ese di­ne­ro se ha­bría in­tro­du­ci­do a tra­vés de la com­pra de 16 pro­pie­da­des en­tre Mia­mi y Nue­va York. Ella y los res­tan­tes in­vo­lu­cra­dos que­da­ron ba­jo in­ves­ti­ga­ción lue­go de que se des­ta­pa­ra el ca­so de los Pa­na­má Pa­pers, que re­ve­ló que Mu­ñoz ha­bía con­tra­ta­do al es­tu­dio Mos­sack Fon­se­ca pa­ra la crea­ción de una fir­ma offs­ho­re que ope­ró en las Is­las Vír­ge­nes Bri­tá­ni­cas y co­lo­có el di­ne­ro ob­te­ni­do en las ope­ra­cio­nes inmobiliarias en Es­ta­dos Uni­dos.

NA

DE­TE­NI­DA. Rom­pió en llan­to cuan­do se sen­tó fren­te al juez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.