AR­DE PA­RIS

Las pro­tes­tas cul­mi­na­ron ayer con ca­si 1.400 de­te­ni­dos, 118 he­ri­dos y en­fren­ta­mien­tos con la po­li­cí El mo­vi­mien­to, que na­ció en re­cha­zo a la suba del pre­cio del com­bus­ti­ble, pi­de aho­ra una re­ba­ja de im­pues­tos y el au­meno del sa­la­rio mi­ni­mo.

Perfil (Domingo) - - PORTADA - AFP

Las pro­tes­tas de los cha­le­cos ama­ri­llos con­tra Em­ma­nuel Ma­cron con­gre­ga­ron ayer a 125 mil per­so­nas y cul­mi­na­ron con en­fren­ta­mien­tos con la po­li­cía en va­rias ciu­da­des, au­tos y ba­rri­ca­das en lla­mas, 118 he­ri­dos y 1.385 de­te­ni­dos en to­do el país. El he­te­ro­gé­neo mo­vi­mien­to de pro­tes­ta con­tra el au­men­to del pre­cio del com­bus­ti­ble mos­tró por cuar­ta vez con­se­cu­ti­va su múscu­lo y po­der de fue­go, en­ca­ra­ma­do en reivin­di­ca­cio­nes de una cla­se me­dia em­po­bre­ci­da y de sec­to­res po­lí­ti­cos an­ta­gó­ni­cos, co­mo la ex­tre­ma iz­quier­da y la ex­tre­ma de­re­cha, que plan­ta­ron ca­ra al Pa­la­cio del Elí­seo y su­mie­ron a Fran­cia en una agu­da cri­sis po­lí­ti­ca.

Las reivin­di­ca­cio­nes de los cha­le­cos ama­ri­llos se ex­ten-

Trump di­jo que las ma­ni­fes­ta­cio­nes le da­ban la ra­zón de sa­lir del Acuer­do de Pa­rís

die­ron a la re­ba­ja de im­pues­tos y al au­men­to del sa­la­rio mí­ni­mo y de las ju­bi­la­cio­nes, en mo­men­tos en que el go­bierno lla­ma­ba al diá­lo­go y Ma­cron guar­da­ba un lla­ma­ti­vo si­len­cio.

Pa­rís fue el epi­cen­tro de las pro­tes­tas vio­len­tas. Allí, mi­les de ma­ni­fes­tan­tes co­rea­ron “¡Ma­cron, re­nun­ciá!” y en­to­na­ron La Mar­se­lle­sa. Mi­nu­tos des­pués, en­tra­ron por pri­me­ra vez en ac­ción los vehícu­los blin­da­dos de la gendarmería pa­ra apa­gar las lla­mas. En los Cam­pos Elí­seos, los ma­ni­fes­tan­tes in­ten­ta­ron pren­der fue­go a la fa­cha­da de un cen­tro co­mer­cial de lu­jo, que­ma­ron co­ches y lan­za­ron pro­yec­ti­les a las fuer­zas de se­gu­ri­dad. Las ca­lles pa­ri­si­nas pa­re­cían es­ce­na­rio de una gue­rra de gue­rri­llas, con ba­rri­ca­das, fue­go, co­mer­cios ce­rra­dos y mi­les de ma­ni­fes­tan­tes y po­li­cías lu­chan­do cuer­po a cuer­po.

“¡El ob­je­ti­vo es ir al Elí­seo!”, afir­mó De­nis, ma­ni­fes­tan­te de 30 años, a AFP. “¿Có­mo va­mos a te­ner hi­jos? Yo tam­bién quie­ro ni­ños”, pre­gun­tó, por su par­te, Tim Vi­teau, un des­em­plea­do de 29 años. Co­mo los in­dig­na­dos, los cha­le­cos ama­ri­llos son un mo­vi­mien­to he­te­ro­gé­neo y sin lí­der, que ma­ni­fies­ta sus di­ver­sas reivin­di­ca­cio­nes en la ca­lle, le­jos de las ins­ti­tu­cio­nes de la po­lí­ti­ca tra­di­cio­nal.

Las pro­tes­tas co­men­za­ron el 17 de no­viem­bre cuan­do el go­bierno anun­ció que au­men­ta­ría los im­pues­tos a los com­bus­ti­bles co­mo par­te de un plan pa­ra mi­ti­gar el cam­bio cli­má­ti­co y cum­plir con los ob­je­ti­vos es­ti­pu­la­dos en el Acuer­do de Pa­rís. Ma­cron ce­dió y anu­ló la me­di­da, pe­ro no bas­tó pa­ra apla­car la ira de los ma­ni­fes­tan­tes.

Go­bierno. El pri­mer mi­nis­tro fran­cés, Edouard Phi­lip­pe, lla­mó ayer a reanu­dar el diá­lo­go y pro­me­tió que el pre­si­den­te, que no hi­zo de­cla­ra­cio­nes des­de que vol­vió de la Ar­gen­ti­na, anun­cia­ría “me­di­das”. “El diá­lo­go ha co­men­za­do y de­be con­ti­nuar. Hay que te­jer de nue­vo la uni­dad na­cio­nal”, afir­mó. “La vi­gi­lan­cia y la mo­vi­li­za­ción si­guen sien­do ne­ce­sa­rias por­que en Pa­rís y en al­gu­nas ciu­da­des pro­vin­cia­les to­da­vía hay al­bo­ro­ta­do­res en ac­ción”, agre­gó. Por su par­te, el mi­nis­tro del In­te­rior, Ch­ris­top­he Cas­ta­ner, anun­ció que las fuer­zas de se­gu­ri­dad arres­ta­ron a 1.385 per­so­nas, de las cua­les 975 te­nían ayer pri­sión pre­ven­ti­va. “Es­ta ci­fra va a au­men­tar”, de­cla­ró a la pren­sa. La apro­ba­ción de Ma­cron ca­yó 4 pun­tos en el ú lt i mo mes, ubi­cán­do­se en 23%, se­gún una en­cues­ta del ba­ró­me­tro Ela­be pu­bli­ca­da el jue­ves por el dia­rio Les Echos. “Los cul­pa­bles no quie­ren cam­bios, quie­ren el caos. No acep­ta­ré nun­ca la vio­len­cia”, ha­bía ase­ve­ra­do Ma­cron el sá­ba­do pa­sa­do en Bue­nos Ai­res.

Sin em­bar­go, los ma­ni­fes­tan­tes pa­re­cie­ron no to­mar en cuen­ta su ad­ver­ten­cia. En Bur­deos, lan­za­ron cóc­te­les Mo­lo­tov, mien­tras la po­li­cía ti­ra­ba ga­ses la­cri­mó­ge­nos. La vio­len­cia em­pa­ñó tam­bién las pro­tes­tas en Lyon, Sain­tE­tien­ne, Mar­se­lla y Tou­lou­se. Las ru­tas y au­to­pis­tas, en tan­to, es­ta­ban blo­quea­das en to­do el país y la fron­te­ra fran­co­es­pa­ño­la tam­bién fue ce­rra­da por los cha­le­cos ama­ri­llos.

Do­nald Trump. El pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos apro­ve­chó pa­ra ti­rar le­ña al fue­go. “El Acuer­do de Pa­rís no es­tá fun­cio­nan­do muy bien pa­ra Pa­rís. Pro­tes­tas y dis­tur­bios por to­da Fran­cia”, es­cri­bió en su cuen­ta de Twit­ter. “La gen­te no quie­re pa­gar gran­des su­mas de di­ne­ro, mu­chas a paí­ses del Ter­cer Mun­do (que es­tán di­ri­gi­dos cues­tio­na­ble­men­te), pa­ra tal vez pro­te­ger el am­bien­te”, agre­gó, en mo­men­tos en que se ce­le­bra en Po­lo­nia la 24ª Con­fe­ren­cia so­bre Cli­ma de las Na­cio­nes Uni­das. El pa­sa­do mar­tes, Trump ha­bía opi­na­do que las pro­tes­tas de los cha­le­cos ama­ri­llos le da­ban la ra­zón de re­ti­rar­se del Acuer­do de Pa­rís lue­go de que Ma­cron sus­pen­die­ra la suba del com­bus­ti­ble.

Las pro­tes­tas del mo­vi­mien­to de los cha­le­cos ama­ri­llos se ex­ten­die­ron por to­da Fran­cia. Hu­bo ga­ses la­cri­mó­ge­nos, au­tos in­cen­dia­dos y de­ce­nas de he­ri­dos.

LLA­MAS EN LAS CA­LLES DE PA­RIS. Los mes­tan­tes que­ma­ron au­tos pa­ra blo­quear el avan­ce de los blin­da­dos dgen­dar­me­ria.

FO­TOS: AFP / AP

VIO­LEN­CIA. Hu­bo cho­ques con la po­li­cía en Pa­rís, Bur­deos, Lyon, Saint-Etien­ne y Tou­lou­se. El pre­si­den­te Ma­cron ha­bía de­cla­ra­da­do en el G20 que los ma­ni­fes­tan­tes “quie­ren el caos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.