Par­la­men­to no re­co­no­ce a Ma­du­ro

El nue­vo pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal, Juan Guai­dó, pió “elec­cio­nes li­bres”, en diá­lo­go ex­clu­si­vo con PER­FIL. “Te­ne­mos que re­cu­pe­rar la democracia”, afir­mó.

Perfil (Domingo) - - PORTADA - LEANDRO DA­RIO

El ti­tu­lar de la Asam­blea Na­cio­nal ha­bló con PER­FIL. Ase­gu­ró que no le­gi­ti­ma­rá al “usur­pa­dor”.

El Par­la­men­to ve­ne­zo­lano, con­tro­la­do por la opo­si­ción, de­cla­ró ayer ile­gí­ti­mo y “usur­pa­dor” al pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro, que asu­mi­rá el pró­xi­mo jue­ves su se­gun­do man­da­to pe­se al re­cha­zo de gran par­te de la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal. El an­ti­cha­vis­mo bus­có su­mar más pre­sión po­lí­ti­ca con­tra el lí­der bo­li­va­riano, un día des­pués de que el Gru­po de Li­ma emi­tie­ra un do­cu­men­to des­co­no­cien­do al man­da­ta­rio.

El nue­vo pre­si­den­te de la A sam­blea Na­cio­nal, Juan Guai­dó, lla­mó en su dis­cur­so de asun­ción a tra­ba­jar pa­ra ge­ne­rar una tran­si­ción po­lí­ti­ca que pon­ga fin al go­bierno cha­vis­ta y per­mi­ta “elec­cio­nes li­bres”. “La Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca no se en­cuen­tra va­can­te. Se en­con­tra­rá a par­tir del 10 de enero usur­pa­da, por­que es­ta­mos en dic­ta­du­ra”, afir­mó en diá­lo­go con PER­FIL.

Guai­dó, de Vo­lun­tad Po­pu­lar, el par­ti­do del aún de­te­ni­do Leo­pol­do Ló­pez, es un in­ge­nie­ro de 35 años con maes­tría en ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca. Li­de­ra­rá el Par­la­men­to ca­si por des­car­te, ante la au­sen­cia de di­ri­gen­tes más ex­pe­ri­men­ta­dos, co­mo Ló­pez; Carlos Vec­chio, exi­lia­do en Es­ta­dos Uni­dos; y el par­la­men­ta­rio Freddy Gue­va­ra, asi­la­do en la Em­ba­ja­da de Chi­le.

Ho­ras an­tes de la se­sión, un in­ci­den­te al­te­ró el cro­no­gra­ma es­ta­ble­ci­do por las au­to­ri­da­des par­la­men­ta­rias, al ha­llar­se una gra­na­da frag­men­ta­ria en las puer­tas del sa­lón de de­ba­tes. El ar­te­fac­to fue en­con­tra­do y re­ti­ra­do por mi­li­ta­res, lue­go de que los le­gis­la­do­res de­nun­cia­ran que ha­bía si­do plan­ta­do por los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia.

Nue­vo pre­si­den­te.

Guai­dó afir­mó a es­te dia­rio que “a par­tir del 10 de enero no ha­brá pre­si­den­te elec­to en Venezuela”, al se­ña­lar que Ma­du­ro fue re­elec­to en 2018 en unos co­mi­cios con­vo­ca­dos in­cons­ti­tu­cio­nal­men­te por la Asam­blea Na­cio­nal Cons­ti­tu­yen­te (ANC) y no re­co­no­ci­dos por la opo­si­ción y la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal. “La Asam­blea Na­cio­nal tie­ne que re­cu­pe­rar la democracia y el es­ta­do de De­re­cho en Venezuela”, se­ña­ló.

—La opo­si­ción y el Gru­po de Li­ma pi­die­ron “elec­cio­nes li­bres” en Venezuela. ¿Có­mo ha­rán pa­ra lo­grar que eso su­ce­da?

— L o log ra re­mos con el compás de la pre­sión po­pu­lar, de la pre­sión in­ter­na­cio­nal, y de las ins­ti­tu­cio­nes que que­dan en Venezuela. Es muy im­por­tan­te que la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, el Gru­po de Li­ma, Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá y Eu­ro­pa, ya no ten­gan nin­gún ti­po de pru­ri­to en de­cir que en Venezuela hay una dic­ta­du­ra.

—¿Por qué los ve­ne­zo­la­nos no es­tán en las ca­lles pro­tes­tan­do?

—Por­que hu­bo más de 152 muer­tos en 2017, por el con­trol so­cial que ejer­ce el go­bierno, la per­se­cu­ción a los opo­si­to­res y el en­car­ce­la­mien­to de di­ri­gen­tes. Sin em­bar­go, no van a lo­grar amai­nar la pro­tes­ta. La gen­te no es­tá en las ca­lles,

pe­ro si­gue pro­tes­tan­do en sus ur­ba­ni­za­cio­nes por fal­ta de luz y de agua.

—La pren­sa lo bau­ti­zó co­mo “el lí­der ac­ci­den­tal que pre­si­de el arrin­co­na­do Par­la­men­to”. ¿Qué con­se­jos le dio Ló­pez y su par­ti­do pa­ra li­de­rar el Con­gre­so?

—Mi par­ti­do me res­pal­dó ple­na­men­te. Es­te año le co­rres­pon­día la pre­si­den­cia a Vo­lun­tad Po­pu­lar. El año pa­sa­do fui pre­si­den­te de la ban­ca­da del par­ti­do. No es tí­pi­co que al­guien tan jo­ven asu­ma la pre­si­den­cia de un Par­la­men­to en nin­gu­na par­te del mun­do. La si­tua­ción de Venezuela es de­man­dan­te y nos to­ca asu­mir ro­les en un mo­men­to crí­ti­co de la Re­pú­bli­ca. No me ima­gi­né asu­mir es­to en mo­men­tos tan di­fí­ci­les, en una dic­ta­du­ra, con los ries­gos per­so­na­les que con­lle­va, que en de­fi­ni­ti­va, son me­no­res que los que en­fren­ta el país. —¿Pu­do ha­blar con Ló­pez?

—Sí. El es­tá pre­so, tie­ne el ré­gi­men de ca­sa por cár­cel. Es muy di­fí­cil la co­mu­ni­ca­ción, pe­ro pu­de ha­blar a tra­vés de in­ter­me­dia­rios.

—¿Es­tá dis­pues­to a ga­ran­ti­zar in­mu­ni­dad a Ma­du­ro pa­ra que de­je el po­der? —Eso se dis­cu­ti­rá cuan­do ha­ya una tran­si­ción.

Di­ver­gen­cias.

Pe­se a la fir­me opo­si­ción a Ma­du­ro, el des­co­no­ci­mien­to del Par­la­men­to no ten­drá con­se­cuen­cias ins­ti­tu­cio­na­les, ya que el Tribunal Su­pre­mo de Jus­ti­cia (TSJ), con­tro­la­do por el cha­vis­mo, lo de­cla­ró en desaca­to en 2016. “Na­da sur­gi­rá de la Asam­blea que pue­da te­ner el menor im­pac­to”, di­jo Peter Ha­kim, del think tank Diá­lo­go In­te­ra­me­ri­cano. Dos de los lí­de­res más ra­di­ca­les del an­ti­cha­vis­mo, An­to­nio Le­dez­ma y Ma­ría Co­ri­na Machado, exi­gie­ron que el Le­gis­la­ti­vo de­sig­ne un “go­bierno de tran­si­ción”. Pe­ro esa idea no es com­par­ti­da por to­da la opo­si­ción. Se­gún in­for­mó Guai­dó, aún no hay acuer­do pa­ra nom­brar un go­bierno de tran­si­ción.

JU­VEN­TUD. Guai­dó in­gre­sa al edi­fi­cio del Con­gre­so con su hi­ja en bra­zos. De 35 años, es mi­li­tan­te de Vo­lun­tad pu­lar, el par­ti­do de Leo­pol­do Ló­pez.

CA­LLES VACIAS. La cri­sis ex­pul­só del país a dos mi­llo­nes de ve­ne­zo­la­nos, se­gún el Ob­ser­va­to­rio de la Voz de la ás­po­ra

SESION. El Po­der Le­gis­la­ti­vo eli­gió ayer su nue­va me­sa di­rec­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.