En el Pa­la­cio ha­blan de “des­gas­te” de la dipu­tada y le exi­gen prue­bas De­rro­tas des­de va­rios fren­tes

Perfil (Domingo) - - POLITICA - CE­CI­LIA DEVANNA

El fin de año de­jó en el cuar­to pi­so del Pa­la­cio de Jus­ti­cia, don­de es­tá ubi­ca­da la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia de la Na­ción, la per­cep­ción ge­ne­ra­li­za­da de que la fi­gu­ra de Eli­sa Ca­rrió es­tá muy des­gas­ta­da. Ubi­can el quie­bre fi­nal en­tre fi­nes de no­viem­bre y me­dia­dos de di­ciem­bre, cuan­do se co­no­ció un re­vés ju­di­cial en su con­tra. Fue en el fue­ro ci­vil, de la mano de una em­bes­ti­da del ad­mi­nis­tra­dor del má­xi­mo tribunal, Héc­tor Mar­chi, hom­bre de Ri­car­do Lo­ren­zet­ti, con quien com­po­ne la du­pla so­bre la que Ca­rrió apun­ta sus dar­dos des­de ha­ce años.

A eso se su­ma la per­cep­ción com­par­ti­da des­de va­rias vo­ca­lías de que hay di­fe­ren­tes ope­ra­do­res del Go­bierno que apro­ve­chan los im­pul­sos y re­per­cu­sio­nes que ge­ne­ran los em­ba­tes pú­bli­cos de Ca­rrió pa­ra in­gre­sar sus pro­pios “pe­di­dos” o “su­ge­ren­cias” en cuan­to a tiem­po y de­ci­sio­nes en los fa­llos.

“Es to­do muy su­til, por­que si no, se podría de­nun­ciar una in­je­ren­cia del Eje­cu­ti­vo, pe­ro lo ha­cen”, coin­ci­den las vo­ces con­sul­ta­das. “Se man­dan va­rios que apro­ve­chan ape­nas des­pués de que ella ha­ce de­cla­ra­cio­nes”, coin­ci­den.

A la ho­ra de re­fe­rir­se a los em­ba­tes de la le­gis­la­do­ra, las fuen­tes con­sul­ta­das por PER­FIL ha­cían re­fe­ren­cia a la re­so­lu­ción con la que el má­xi­mo tribunal re­sol­vió en no­viem­bre no ha­cer lu- gar al pe­di­do de Ca­rrió pa­ra des­pla­zar a Mar­chi. Fue por una­ni­mi­dad que el 27 de no­viem­bre re­cha­za­ron el pe­di­do. “Es sencillo, si trae prue­bas es una co­sa, pe­ro has­ta a ho­ra no las hay ”, des­li­za­ron. A eso se su­mó po­co des­pués el fa­llo de la Si la de­ci­sión del má­xi­mo tribunal de no ha­cer lu­gar a su avan­za­da con­tra Mar­chi fue un re­vés pa­ra Ca­rrió, que des­de ha­ce años apun­ta al ad­mi­nis­tra­dor, así co­mo a Lo­ren­zet­ti, pa­ra quien pre­sen­tó el pe­di­do de jui­cio po­lí­ti­co, la re­so­lu­ción de la Cá­ma­ra Ci­vil fue un gol­pe más du­ro aún. Con su po­si­ción, la Cá­ma­ra re­cha­zó que los fue­ros par­la­men­ta­rios que tie­ne por ser impu­tada la pro­te­jan de la demanda por da­ños que Mar­chi in­ter­pu­so en su con­tra, lue­go de que la de­nun­cia por su­pues­to en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to de am­bos fue­ra ar­chi­va­da por la jus­ti­cia pe­nal. El 17 de di­ciem­bre, con vo­to uná­ni­me de los jue­ces, se re­vir­tió el fa­llo de pri­me­ra ins­tan­cia que ha­bía si­do ape­la­do por Mar­chi, en per­jui­cio de Ca­rrió. Cá­ma­ra Ci­vil que de­jó a la lí­der de la Coa­li­ción Cí­vi­ca sin fue­ros ante la avan­za­da de Mar­chi, a quien ella de­nun­ció ha­ce tres años jun­to a Lo­ren­zet­ti, ante la jus­ti­cia pe­nal, que des­es­ti­mó la pre­sen­ta­ción.

El úl­ti­mo de los ob­je­ti­vos de Ca­rrió fue Ho­ra­cio Ro­sat­ti, de quien ase­gu­ró sen­tir­se “de­cep­cio­na­da”. Mien­tras que des­de el en­torno del ma­gis­tra­do evi­ta­ron la po­lé­mi­ca y no sa­lie­ron a res­pon­der­le, en los pa­si­llos del cuar­to pi­so en­mar­ca­ron el dis­pa­ro de la le­gis­la­do­ra en vis­tas a una even­tual lle­ga­da de la ape­la­ción de Ca­rrió al fa­llo que be­ne­fi­ció a Mar­chi a la Cor­te. Las es­pe­cu­la­cio­nes del ca­so dan cuen­ta de la po­si­bi­li­dad de que si el re­cla­mo lle­ga a la Cor­te, se re­cu­se a dos ma­gis­tra­dos por lo que pue­dan en­trar con­jue­ces, que fue­ron ele­gi­dos por el Eje­cu­ti­vo. Aun­que el es­ce­na­rio, hi­po­té­ti­co por aho­ra, pa­re­ce le­jano, es con­si­de­ra­do co­mo pro­ba­ble por fuen­tes del má­xi­mo tribunal.

“No pue­do creer que Ro­sat­ti sos­ten­ga a Lo­ren­zet­ti y M a r c h i”, a s e g u r ó C a - rrió a fi­nes de di­ciem­bre. “Es in­só­li­to que le di­ga a Ro­sat­ti eso, que se le plan­tó a Kirch­ner, De Vi­do y Ló­pez cuan­do era mi­nis­tro. Y que cuan­do vo­tó en ta­ri­fas le di­je­ron K, con el 2x1, ma­cris­ta y cuan­do vo­tó a fa­vor de re­mo­ver a Lo­ren­zet­ti le di­je­ron ‘li­li­to’”, com­ple­tan des­de el en­torno del juez y ex in­ten­den­te de San­ta Fe.

CIJ

Ca­rrió in­ten­tó ir sin éxi­to con­tra el ad­mi­nis­tra­dor de la Cor­te, hom­bre cer­cano a Lo­ren­zet­ti. MAR­CHI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.