Ca­rrió exi­gió una au­di­to­ría

Perfil (Sabado) - - POLITICA -

Eli­sa Ca­rrió, eter­na enemi­ga de Ri­car­do Lo­ren­zet­ti, vol­vió ayer a la car­ga con­tra él y Héctor Mar­chi, ad­mi­nis­tra­dor de la Cor­te y hom­bre de má­xi­ma con­fian­za del ra­fae­lino. Fue a pe­dir al Con­gre­so que la Au­di­to­ría Ge­ne­ral de la Na­ción (AGN) reali­ce un in­for­me de las cuen­tas del má­xi­mo tri­bu­nal du­ran­te la úl­ti­ma dé­ca­da, pe­río­do que es­tu­vo ba­jo la ór­bi­ta de am­bos. En la Cor­te, el pe­di­do tu­vo una lec­tu­ra que apun­tó di­rec­to al Eje­cu­ti­vo. Si bien Ca­rrió siem­pre dis­pa­ró con­tra Lo­ren­zet­ti, su pre­sen­ta­ción era vis­ta ayer co­mo una suer­te de “blan­queo” de lo que su­ce­dió du­ran­te el úl­ti­mo tiem­po en la re­la­ción de la Ro­sa­da con Lo­ren­zet­ti, cuan­do aún era pre­si­den­te. “Hi­cie­ron el jue­go del po­li­cía bueno y el ma­lo y re­sul­tó que ellos mis­mos le apun­ta­ban, aun­que de­cían que no”. Se re­fe­rían así a las ver­sio­nes que in­di­ca­ban que el Eje­cu­ti­vo, en pos de que Ca­rrió de­ja­ra de apun­tar a Ga­ra­vano, per­mi­tió que vol­vie­ra apun­tar ha­cia el cor­te­sano.

los vo­tos hoy no es­tán, cuan­do la le­gis­la­do­ra agi­ta el te­ma Lo­ren­zet­ti so­lía lla­mar, de ma­ne­ra de­ses­pe­ra­da, al je­fe de Ga­bi­ne­te, Marcos Pe­ña, a Ga­ra­vano y, en al­gu­nas oca­sio­nes, has­ta el pro­pio Pre­si­den­te, pa­ra que in­ten­ten fre­nar­la.

Por eso, la idea que ba­ra­ja el ofi­cia­lis­mo es que Ca­rrió in­sis­ta con pre­sun­tos des­ma­ne­jos de la ad­mi­nis­tra­ción de la Cor­te en los lar­gos años que es­tu­vo al fren­te del má­xi­mo Tri­bu­nal. Ayer pi­dió al Con­gre­so que la AGN reali­ce un in­for­me de las cuen­tas de la Cor­te du­ran­te el pe­río­do que es­tu­vo ba­jo la ór­bi­ta de Lo­ren­zet­ti (ver re­cua­dro).

La es­tra­te­gia, ade­más, tie­ne una pa­ta ex­te­rior fuer­te: el Gru­po Cla­rín, que no per­do­nó ja­más a Lo­ren­zet­ti ha­ber si­do uno de los ges­to­res de la le­ga­li­dad de la ley de Me­dios, en ple­na gue­rra con el kirch­ne­ris­mo. Pa­ra peor: en esos tiem­pos, el en­ton­ces ti­tu­lar de la Cor­te se reunió con los prin­ci­pa­les di­rec­ti­vos de Cla­rín y les ex­pre­só que el fa­llo, di­vi­di­do, no iba a es­tar en con­tra de sus in­tere­ses. Fi­nal­men­te, ter­mi­nó sien­do un gol­pe de­ci­si­vo que pu­so en ja­que la vi­da del Gru­po. He­ri­das del pa­sa­do que no sa­na­ron.

NA

DIPU­TADA. Pi­dió in­ves­ti­gar las cuen­tas de la era Lo­ren­zet­ti.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.