De ani­ma­les a dio­ses

Perfil (Sabado) - - POLITICA - JOR­GE FON­TE­VEC­CHIA

Tam­bién hay crí­ti­cas in­ver­sas a có­mo Bo­na­dio ins­tru­yó la cau­sa de los cua­der­nos, en es­te ca­so a fa­vor de cier­tos em­pre­sa­rios, por­que pu­so a to­dos en el mis­mo plano co­mo par­te de una aso­cia­ción ilí­ci­ta sin dis­tin­guir en­tre or­ga­ni­za­do­res co­mo po­drían ser los Kirch­ner, los mi­nis­tros que in­ter­vi­nie­ron di­rec­ta­men­te y aque­llos em­pre­sa­rios que par­ti­ci­pa­ron re­cu­rren­te­men­te del club de la obra pú­bli­ca, de quie­nes pa­ga­ron una coima pun­tual­men­te con el ate­nuan­te de la ex­tor­sión. “Yo no fui par­te de nin­gu­na aso­cia­ción ilí­ci­ta” –di­jo En­ri­que Pes­car­mo­na en el re­por­ta­je que dio a es­te dia­rio ha­ce tres se­ma­nas. Lo mis­mo po­dría de­cir Pao­lo Roc­ca y quien asu­mió por él to­da la res­pon­sa­bi­li­dad, el di­rec­tor de Te­chint Luis Bet­na­za. El ex ti­tu­lar de la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción, Car­los Wag­ner, se­ría par­te de una aso­cia­ción ilí­ci­ta, pe­ro a otros em­pre­sa­rios se los pue­de acu­sar de co­me­ter de­li­tos, aun­que no de aso­cia­ción.

Lla­mó la aten­ción a em­pre­sa­rios y abo­ga­dos el dis­tin­to tra­ta­mien­to que se le brin­dó a Er­nes­to Cla­rens, por­que a to­dos los de­más se los alla­nó y se les dic­tó pri­sión pre­ven­ti­va has­ta que se arre­pin­tie­ran, pe­ro no así al fi­nan­cis­ta K a quien se es­pe­ró que con­cu­rrie­ra va­rias ve­ces y fi­nal­men­te su de­cla­ra­ción de arre­pen­ti­mien­to fue su­per­fi­cial. Otra crí­ti­ca es a la pri­sión pre­ven­ti­va ge­ne­ra­li­za­da y que to­dos tu­vie­ran el mis­mo em­bar­go de 4 mil mi­llo­nes de pe­sos, sin dis­tin­guir gra­dos.

Por úl­ti­mo ge­ne­ró sus­pi­ca­cias la po­ca fun­da­men­ta­ción

del pro­ce­sa­mien­to –jus­to– de los dos in­te­gran­tes de la “fa­mi­lia ju­di­cial: el ex juez Nor­ber­to Oyar­bi­de y el ope­ra­dor ju­di­cial y di­rec­tor de Au­di­to­ría Ge­ne­ral de la Na­ción, Ja­vier Fer­nán­dez

Aho­ra, que es­tas crí­ti­cas a Bo­na­dio sean in­ter­pre­ta­das por Car­los Be­ral­di, el abo­ga­do de Cris­ti­na Kirch­ner, a fa­vor de su clien­ta cuan­do bus­can que se con­de­ne ade­más de a su clien­ta a otros impu­tados,

de­mues­tra un gra­do de des­in­for­ma­ción sor­pren­den­te.

Car­los Be­ral­di, tras pe­dir que yo sea ci­ta­do a de­cla­rar por la de­fen­sa de Cris­ti­na Kirch­ner, fue en­tre­vis­ta­do en el ca­nal C5N y di­jo de mí: “Es­te pe­rio­dis­ta que es tan pres­ti­gio­so y tan re­co­no­ci­do en el me­dio dio una in­for­ma­ción que mo­di­fi­ca sus­tan­cial­men­te el pro­gre­so de es­ta cau­sa”. (Ver: https://twit­ter.com/C5N/ sta­tus/1050375328701378560/ vi­deo/1).

Qué lás­ti­ma que re­cién aho­ra lo que de­ci­mos en Per­fil re­sul­ta ve­ro­sí­mil, ade­más de “pres­ti­gio­so y re­co­no­ci­do” pa­ra Cris­ti­na Kirch­ner. Si lo hu­bie­ra creí­do así en el pa­sa­do, le­yen­do lo que tan­to la re­vis­ta Noticias co­mo es­te dia­rio pu­bli­ca­ban so­bre su go­bierno y el de su ma­ri­do des­de 2003, co­mo lo mues­tran las ta­pas de aque­llos años que re­pro­du­ci­mos jun­to a es­ta co­lum­na, ten­dría que ha­ber co­rre­gi­do su rum­bo y le ha­bría aho­rra­do a ella mis­ma y, fun­da­men­tal­men­te, al país mu­chos pe­sa­res.

O si hu­bie­ran pres­ta­do aten­ción a las ta­pas que tam­bién la re­vis­ta y el dia­rio PER­FIL pu­bli­ca­ron so­bre Bo­na­dio en 2017 y 2018 ha­brían des­cu­bier­to que ha­ce tiem­po ve­ni­mos di­cien­do que el prin­ci­pal ob­je­ti­vo del juez es que la ex pre­si­den­ta va­ya pre­sa.

En el re­por­ta­je que Pag­ni me reali­zó y mo­ti­vó al abo­ga­do de Cris­ti­na, vol­ví a de­cir lo que ven­go sos­te­nien­do en es­tas

Lás­ti­ma que re­cién aho­ra lo que di­cen las pu­bli­ca­cio­nes de Per­fil le sea creí­ble a Cris­ti­na Kirch­ner

co­lum­nas y tam­bién ex­pre­san los dis­tin­tos pe­rio­dis­tas de las pu­bli­ca­cio­nes de Edi­to­rial Per­fil (el vi­deo com­ple­to de la en­tre­vis­ta de Pag­ni en: per­fil.com/noticias/po­li­ti­ca/ jor­ge-fon­te­vec­chia-el-uni­coob­je­ti­vo-de-bo­na­dio-es-que­cris­ti­na-va­ya-pre­sa-pe­ro-na­die-mas.phtml).

Pe­ro lo se­rio no es­tá en la hi­po­cre­sía o ig­no­ran­cia de la de­fen­sa de la ex pre­si­den­ta sino en que la opi­nión pú­bli­ca en­dio­se a Bo­na­dio por su fir­me­za con­tra Cris­ti­na Kirch­ner. Ma­ña­na otro se apro­ve­cha­rá del mal­hu­mor so­cial con­tra otro go­ber­nan­te co­mo ya se apro­ve­chó el kirch­ne­ris­mo del mal­hu­mor con sus pre­de­ce­so­res pa­ra es­con­der fa­len­cias pro­pias. La democracia pre­ci­sa una au­dien­cia ca­da vez más eman­ci­pa­da de los cli­mas de épo­ca.

MIEN­TRAS LA JUS­TI­CIA ERA KIRCH­NE­RIS­TA. El dia­rio PER­FIL des­de 2005 y la re­vis­ta Noticias des­de 2003 se can­sa­ron de de­nun­ciar los ca­sos de co­rrup­ción del go­bierno an­te­rior. La pri­me­ra de­nun­cia ju­di­cial por co­rrup­ción fue el ca­so Skans­ka y el pe­rio­dis­ta de PER­FIL que la in­ves­ti­gó, Car­los Rus­so, ga­nó el Pre­mio Ko­nex de 2007 por ella.

LA IN­TEN­CIO­NA­LI­DAD DE BO­NA­DIO. El dia­rio PER­FIL y la re­vis­ta Noticias ya le de­di­ca­ron ta­pas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.