Pa­ra ana­lis­tas, Ma­cri evi­tó que sur­gie­ra una figura co­mo el bra­si­le­ño

Perfil (Sabado) - - POLITICA - GA­BRIEL ZIBLAT

¿Se pue­de dar en Ar­gen­ti­na un fe­nó­meno co­mo el de Jair Bol­so­na­ro en Bra­sil? La pre­gun­ta cir­cu­la en los ám­bi­tos po­lí­ti­cos des­de que arra­só en las úl­ti­mas elecciones. Y lo que sue­le pri­mar es el te­mor o la in­cer­ti­dum­bre, más que la es­pe­ran­za o ex­pec­ta­ti­va. Sa­can­do del aná­li­sis sus pos­tu­ras ho­mo­fó­bi­cas o mi­só­gi­nas, las en­cues­tas mues­tran que exis­te una ma­yo­ría con­so­li­da­da que coin­ci­de con gran par­te de los pos­tu­la­dos de Bol­so­na­ro, so­bre to­do en lo re­fe­ri­do a cues­tio­nes de se­gu­ri­dad in­te­rior.

Sin em­bar­go, ana­lis­tas con­sul­ta­dos creen que hoy no es­tán da­das las con­di­cio­nes pa­ra que sur­ja una figura de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas.

PER­FIL ac­ce­dió a dis­tin­tos es­tu­dios que reali­zó la con­sul­to­ra Ares­co. El 55%, por ejem­plo, ava­la­ría el uso de las Fuer­zas Ar­ma­das en la lu­cha con­tra la de­lin­cuen­cia. Un 32%, in­clu­so, afir­ma es­tar “muy de acuer­do”. En el ca­mino de la mano du­ra, el 56% es­ta­ría de acuer­do con que se im­ple­men­te la pe­na de muer­te. Ci­fras su­pe­rio­res in­clu­so se vie­ron en di­fe­ren­tes es­tu­dios pa­ra de­fen­der el ac­cio­nar del po­li­cía Cho­co­bar, que le dis­pa­ró a un de­lin­cuen­te por la es­pal­da. En el te­ma in­mi­gran­tes, por ejem­plo, las coin­ci­den­cias son ma­yo­res. El 72% cree que es ne­ce­sa­rio re­for­zar los con­tro­les a ex­tran­je­ros pa­ra in­gre­sar al país.

“La se­gu­ri­dad en Bra­sil es un te­ma de pe­so, y los otros que ex­pre­sa Bol­so­na­ro que­dan en un se­gun­do plano. La di­ri­gen­cia tra­di­cio­nal no lo pu­do so­lu­cio­nar”, ana­li­za Fe­de­ri­co Aurelio, de Ares­co. Y agre­ga: “El po­ten­cial Bol­so­na­ro ar­gen­tino ten­dría un com­pe­ti­dor, que es Cam­bie­mos: la ges­tión del Go­bierno es­tá bien po­si­cio­na­da en es­tos te­mas vin­cu­la­dos a la se­gu­ri­dad”.

Pa­ra Pa­blo Kno­poff, de Iso­no­mía, “los Bol­so­na­ro fun­cio­nan por­que re­pre­sen­tan un sím­bo­lo que le di­ce que no a cier­tas co­sas, pe­ro sus vo­tan­tes no coin­ci­den en to­do”. “En Ar­gen­ti­na, Ma­cri amor­ti­guó el pa­so a un ac­tor de es­te es­ti­lo”, con­clu­ye.

Hay un al­to apo­yo de los ar­gen­ti­nos a sus pos­tu­ras so­bre se­gu­ri­dad o in­mi­gran­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.