Bol­so­na­ro alis­ta un ga­bi­ne­te de CEOs, mi­li­ta­res y po­lí­ti­cos

El ex ca­pi­tán del Ejér­ci­to en­ca­be­za los son­deos con el 58%. Anun­ció a tres de sus mi­nis­tros: Gue­des es­ta­rá a car­go de Ha­cien­da, el ge­ne­ral He­leno, de De­fen­sa, y Onyx Lo­ren­zo­ni se­rá je­fe de la Ca­sa Ci­vil.

Perfil (Sabado) - - INTERNACIONALES - LEAN­DRO DA­RIO

En­ca­ra­ma­do so­bre una abul­ta­da di­fe­ren­cia de 18 mi­llo­nes de vo­tos, Jair Mes­sias Bol­so­na­ro en­vió las pri­me­ras se­ña­les so­bre cuál se­rá su elen­co de go­bierno, con gui­ños a los mer­ca­dos, a las Fuer­zas Ar­ma­das y a los po­lí­ti­cos tra­di­cio­na­les. Sin ex­pe­rien­cia en go­bierno y con po­cos cua­dros en su par­ti­do, Bol­so­na­ro ten­drá en su prin­ci­pal espada eco­nó­mi­ca al neo­li­be­ral Pau­lo Gue­des, quien se­rá su mi­nis­tro de Ha­cien­da.

El dipu­tado fe­de­ral Onyx Lo­ren­zo­ni, en tan­to, se­rá su je­fe de ga­bi­ne­te, mien­tras que el ge­ne­ral Au­gus­to He­leno ocu­pa­rá la car­te­ra de De­fen­sa.

El candidato ul­tra­de­re­chis­ta anun­ció el jue­ves que li­mi­ta­rá su ga­bi­ne­te a quin­ce mi­nis­te­rios, ca­si la mi­tad de los que exis­ten en la ac­tua­li­dad. Se­gún in­for­mó es­ta se­ma­na Fol­ha de S. Pau­lo, Bol­so­na­ro eva­lúa tam­bién con­vo­car a eje­cu­ti­vos de ban­cos, in­ver­so­ras y mi­ne­ras. En­tre ellos, es­ta­rían Ale­xan­dre Bet­ta­mio, pre­si­den­te pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na del Bank of Ame­ri­ca; Ma­ria Silvia Bas­tos Mar­ques, pre­si­den­ta de Gold­man Sachs en Bra­sil; y Ro­ber­to Cas­te­llo Bran­co, ex eje­cu­ti­vo de Va­le. Al igual que Mauricio Ma­cri, el ex ca­pi­tán del Ejér­ci­to quie­re con­vo­car a hombres del sec­tor pri­va­do pa­ra que un equi­po de CEOs se pon­ga al fren­te de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca. “Bol­so­na­ro, en su ten­ta­ti­va de pro­yec­tar­se co­mo di­fe­ren­te y nue­vo, anun­ció que de­sig­na­rá es­pe­cia­lis­tas pa­ra con­for­mar un go­bierno de no­ta­bles. A la ho­ra de nom­brar el ga­bi­ne­te eso se­rá di­fí­cil. El tam­bién ne­ce­si­ta­rá alian­zas en el Con­gre­so. Lo que es­tá ha­cien­do aho­ra es par­te del jue­go elec­to­ral”, afir­mó a PER­FIL Oli­ver Stuen­kel, pro­fe­sor de Re­la­ción In­ter­na­cio­na­les de la Fun­da­ción Ge­tu­lio Var­gas. La ban­ca­da del Par­ti­do So­cial Li­be­ral (PSL) con­ta­rá con 52 diputados de 513 y cua­tro se­na­do­res so­bre 81. Si es elec­to pre­si­den­te, el ex ca­pi­tán del Ejér­ci­to de­be­rá te­jer acuer­dos con otros par­ti­dos, co­mo mar­ca el “pre­si­den­cia­lis­mo de coa­li­ción” que im­pe­ra en Bra­sil des­de el re­torno de la democracia. Al res­pec­to, Lo­ren­zo­ni afir­mó que “si el pue­blo bra­si­le­ño lo de­ci­de”, el equi­po del candidato tra­ba­ja­rá a par­tir del 29 de oc­tu­bre pa­ra po­ner en prác­ti­ca los “con­cep­tos” de su pro­gra­ma de go­bierno. Al­gu­nos de ellos, in­du­da­ble­men­te, con­ta­rán con el apo­yo de la ban­ca­da de las tres B (buey, Bi­blia y ba­la), que agru­pan a le­gis­la­do­res que res­pon­den a los te­rra­te­nien­tes, a las Igle­sias evan­gé­li­cas y a vo­tan­tes cu­ya prin­ci­pal preo­cu­pa­ción es la se­gu­ri­dad. Mi­li­ta­res. La ter­ce­ra pa­ta de su ga­bi­ne­te se­rán cua­dros de las Fuer­zas Ar­ma­das, en­ca­be­za­dos por el con­tro­ver­ti­do candidato a vi­ce­pre­si­den­te, el ge­ne­ral re­ti­ra­do An­to­nio Ha­mil­ton Mou­rao. Se es­pe­cu­la que ha­brá al me­nos cua­tro o cin­co mi­li­ta­res, aun­que por el mo­men­to el úni­co con­fir­ma­do es He­leno. “La in­fluen­cia de los mi­li­ta­res ha au­men­ta­do en Bra­sil en los úl­ti­mos años. Vi­mos ge­ne­ra­les que se ma­ni­fes­ta­ron so­bre asun­tos ex­plí­ci­ta­men­te po­lí­ti­cos, al­go que no ha­bía ocu­rri­do du­ran­te los años de Lu­la. Per­so­nal­men­te, no creo que exis­ta pe­li­gro de una in­ter­ven­ción mi­li­tar. Hay preo­cu­pa­ción den­tro de la fa­mi­lia mi­li­tar de que un mal go­bierno de Bol­so­na­ro pue­de afec­tar ne­ga­ti­va­men­te la repu­tación de las Fuer­zas Ar­ma­das en Bra­sil”, agre­gó Stuen­kel.

Si Bol­so­na­ro es elec­to, de­be­rá te­jer acuer­dos con otros par­ti­dos en el Con­gre­so

Ven­ta­ja. Se­gún la úl­ti­ma en­cues­ta de Da­ta­fol­ha, el candidato de ex­tre­ma de­re­cha al­can­za­ría un 58% de in­ten­ción de vo­to, mien­tras que su ri­val, Fernando Had­dad, del Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res (PT), co­se­cha­ría un 42%.

En su pri­mer spot de cam­pa­ña tras la pri­me­ra vuel­ta, Bol­so­na­ro ape­ló a la cam­pa­ña del mie­do, al aler­tar que “el ro­jo ja­más fue el co­lor de la es­pe­ran­za, sino una se­ñal de aler­ta pa­ra des­per­tar a Bra­sil”. Con imá­ge­nes de Fi­del Cas­tro y del ex man­da­ta­rio Luiz Iná­cio Lu­la da Sil­va, el avi­so, di­fun­di­do por ra­dio y te­le­vi­sión, re­tra­tó a un país “al bor­de del abis­mo”, que se con­ver­ti­ría en Cu­ba o Venezuela si Had­dad ga­na­ra las elecciones.

Los dos can­di­da­tos presidenciales ten­drán dos blo­ques dia­rios de cin­co mi­nu­tos. A dos se­ma­nas del ba­llot­ta­ge más tras­cen­den­tal des­de el re­torno de la democracia, Bol­so­na­ro en­vía men­sa­jes a los mer­ca­dos y los mi­li­ta­res, sin des­cui­dar a los po­lí­ti­cos pro­fe­sio­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.