Los evan­gé­li­cos su­man re­fe­ren­tes en to­do el país para ga­nar las elec­cio­nes

Di­se­mi­na­dos en di­ver­sas fuer­zas, con un mar­ca­do pre­do­mo­nio en PRO, sus can­di­da­tos apues­tan a con­quis­tar vo­tos con su agen­da con­ser­va­do­ra.

Perfil (Sabado) - - POLITICA - ANDRES FIDANZA

Si bien mu­chos de sus com­pa­ñe­ros “pro vi­da” le pi­den que sea can­di­da­ta a pre­si­den­ta, Cynt­hia Hot­ton se con­for­ma con ir por una ban­ca en dipu­tados. Por aho­ra, al me­nos. “Hay tiem­po para to­do, co­mo di­ce la Bi­blia. Es mo­men­to de cons­truir. Y so­mos mu­chos los que com­par­ti­mos es­tos va­lo­res, co­mo (la ex se­na­do­ra) Li­lia­na Ne­gre de Alon­so y (el dipu­tado) Al­fre­do Ol­me­do”, afir­ma. Hot­ton es evan­gé­li­ca, di­plo­má­ti­ca, ex dipu­tada, je­fa del par­ti­do Va­lo­res para mi País y ac­tual miem­bro de la mi­sión ar­gen­ti­na an­te la Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos en Was­hing­ton, cu­ya em­ba­ja­do­ra es la ma­cris­ta Pau­la Ber­tol.

Así, Hot­ton se su­ma a la lis­ta de evan­gé­li­cos que se pos­tu­la­rán en la pró­xi­ma tan­da elec­to­ral. ¿Lo ha­rá aso­cia­da a Cambiemos? No lo tie­ne char­la­do ni de­fi­ni­do. El dipu­tado y pas­tor Da­vid Schle­reth a su vez se­rá can­di­da­to a vi­ce­go­ber­na­dor de Cambiemos en Neu­quén. Acom­pa­ña­rá al ra­di­cal e in­ten­den­te de la ca­pi­tal neu­qui­na Ho­ra­cio “Pe­chi” Qui­ro­ga.

“Al­gu­nos lo plantean co­mo si fue­ra atro­pe­llo de gen­te que no tie­ne de­re­cho. Es al re­vés. He­mos de­mos­tra­do a tra­vés de dé­ca­das nues­tro com­pro­mi­so con la gen­te hu­mil­de y en si­tua­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad. Pe­ro no so­lo po­de­mos ha­cer­lo des­de las igle­sias. Otra for­ma es par­ti­ci­par en lo pú­bli­co”, opi­na Schle­reth.

Con­ta­dor de 48 años, Schle­reth dio ese pa­so en 2013, cuan­do era pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Mu­tua­lis­ta Evan­gé­li­ca Neu­qui­na. En las le­gis­la­ti­vas de 2017 en­ca­be­zó la lis­ta de Cambiemos que le ga­nó al MPN neu­quino. Y días atrás vi­si­tó a Mau­ri­cio Ma­cri en el country Cu­me­lén de Vi­lla La An­gos­tu­ra, don­de va­ca­cio­na el pre­si­den­te, jun­to a Pe­chi Qui­ro­ga.

Pro­vin­cias. En las elec­cio­nes in­mi­nen­tes de La Pam­pa (las PA­SO se­rán el 17 de fe­bre­ro), el dipu­tado pro­vin­cial y pas­tor evan­gé­li­co Da­niel Ro­ble­do irá di­rec­ta­men­te por la go­ber­na­ción. Lo ha­rá des­de el es­pa­cio Pue­blo Nue­vo, fun­da­do por Ro­ble­do en 2003.

“An­tes no co­ti­zá­ba­mos. Pe- ro hoy exis­te un in­te­rés de los par­ti­dos tra­di­cio­na­les, por­que ven un cre­ci­mien­to ex­po­nen­cial de los evan­gé­li­cos”, se jac­ta el pam­peano. Ro­ble­do en­car­na la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción de pas­to­res, y tie­ne cier­ta cer­ca­nía de ori­gen con el pe­ro­nis­mo. Su pri­mer man­da­to co­mo dipu­tado pro­vin­cial em­pe­zó en 2011.

En San­ta Fe, Wal­ter Ghio­ne fue can­di­da­to a dipu­tado en 2017 por el Fren­te Es­pa­cio Gran­de jun­to con Car­los Mon­zón, hi­jo del bo­xea­dor. El pas­tor Ghio­ne sa­có 32.470 vo­tos, y aho­ra ac­ti­va un nue­vo ar­ma­do pro­vin­cial. El in­ten­den­te cam­bie­mis­ta de Ju­nín, Pa­blo Pe­trec­ca, tam­bién per­te­ne­ce a una fa­mi­lia de fe even­gé­li­ca.

Con cam­pe­ra ama­ri­lla, afir­ma­cio­nes te­me­ra­rias y Bi­blia en la mano, el sal­te­ño Al­fre­do Ol­me­do ya arran­có su cam­pa­ña pre­si­den­cial. En la gi­ra pro- se­li­tis­ta, ini­cia­da en Mar del Pla­ta, lo acom­pa­ña su pas­tor evan­gé­li­co per­so­nal.

Agen­da. Pe­se a en­con­trar­se re­par­ti­dos en­tre dis­tin­tas fuer­zas (con cier­ta pre­fe­ren­cia por el PRO), los po­lí­ti­cos-evan­gé­li­cos com­par­ten una agen­da con­ser­va­do­ra en cues­tio­nes mo­ra­les. En con­cre­to, se opo­nen a le­ga­li­zar el de­re­cho al abor­to y a la “ideo­lo­gía de gé­ne­ro”. Así de­fi­nen a cual­quier in­ten­to de edu­ca­ción (in­clui­da la apro­ba­da por ley en 2006) que se ale­je de una mi­ra­da bio­lo­gi­cis­ta de la se­xua­li­dad.

En la Ar­gen­ti­na, ese cul­to cris­tiano es­tá le­jos de te­ner el pe­so po­lí­ti­co que al­can­zó en Bra­sil, de la mano del ca­tó­li­co Jair Me­sías Bol­so­na­ro y su es­po­sa evan­gé­li­ca Mi­che­lle. Pe­ro ga­nó vi­si­bi­li­dad des­pués de ha­ber pues­to el cuer­po en las ca­lles en con­tra de que se le­ga­li­ce la in­te­rrup­ción vo­lun­ta­ria del em­ba­ra­zo. Con 4 mi­llo­nes de prac­ti­can­tes, los di­ri­gen­tes evan­ge­lis­tas se sien­ten su­bre­pre­sen­ta­dos, tan­to en el Con­gre­so co­mo en la Ca­sa Ro­sa­da.

“La cla­se po­lí­ti­ca fue la que le dio lu­gar a Bol­so­na­ro. El les su­mó los va­lo­res cris­tia­nos a sus pro­pues­tas so­bre se­gu­ri­dad y en con­tra de la co­rrup­ción del PT. Acá, la­men­ta­ble­men­te, no hu­bo par­ti­dos que re­cha­za­ran el abor­to. Hu­bo dipu­tados ais­la­dos, pe­ro no una fuer­za que lo hi­cie­ra a ni­vel or­gá­ni­co. De­be­ría­mos po­der ga­ran­ti­zar­les eso a nues­tros vo­tan­tes”, afir­ma Hot­ton, pio­ne­ra en el sal­to a la po­lí­ti­ca des­de el evan­ge­lis­mo.

De la mano de Ri­car­do Ló­pez Murphy, fue elec­ta dipu­tada en 2007. Aho­ra, pe­se a ser una fun­cio­na­ria ofi­cial an­te la OEA, no di­si­mu­la cier­ta de­cep­ción con la ges­tión de Ma­cri. Es­pe­cial­men­te por la de­ci­sión pre­si­den­cial de ha­ber ha­bi­li­ta­do el de­ba­te so­bre el abor­to. “No era el mo­men­to”, se la­men­ta Hot­ton.

PAS­TO­RES. El dipu­tado Da­vid Schle­reth acom­pa­ña a Pe­chi Qui­ro­ga en Neu­quén, mien­tras que el le­gis­la­dor pro­vin­cial Da­niel Ro­ble­do se lan­zó en La Pam­pa.

FO­TOS: TWIT­TER/ FACEBOOK

“GENTILEZA CECILIA D’AN­DREA

HOT­TON. Hoy, en Was­hing­ton. Quie­re re­cu­pe­rar su ban­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.